19 de Septiembre de 2018

Deportes

Se repite la final del año pasado en la Meridana

De nueva cuenta se enfrentarán Senadores de la Morelos y Constructores de Cordemex por el banderín de la Liga.

El constructor Alberto Góngora salió inspirado sobre el montículo y mantuvo en un puño a los Rockies. (Milenio Novedades)
El constructor Alberto Góngora salió inspirado sobre el montículo y mantuvo en un puño a los Rockies. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Se repite la final del año pasado en la MeridanaCompartir en Twiiter Se repite la final del año pasado en la Meridana

Marco Moreno/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Se repetirá la final de la Liga Meridana de Beisbol de Invierno del año pasado, luego de que ayer Senadores y Constructores dejarán en el camino a Diablos de la Bojórquez y Rockies de Caucel, respectivamente, en tremendos encuentros en los partidos decisivos de las semifinales de la temporada 2015-2016 de este circuito.

Ayer, en el campo de la Bojórquez, con una ofensiva de 18 imparables, Senadores de la Morelos avanzaron por segunda vez consecutiva a la gran final tras vencer 12x5 a los Diablos de casa, en el tercero y decisivo encuentro.

Los numerosos de aficionados que asistieron al partido -pese a que fue lunes- fueron testigos de la forma en la que los aún campeones dominaron a los infernales, y de esa manera pactaron una nueva final ante Constructores de Cordemex, que ayer eliminaron de forma sorprendente a los líderes Rockies de Caucel, 14x1.

Gabriel Zamudio comandó la ofensiva, tras batear de 6-5 (doble y dos producidas). Otros que destacaron fueron Alan Arredondo, de 6-3, y Ricardo Mena, de 5-3 (doble).

El pitcheo de Senadores también destacó en la inusual jornada, pues el dominicano Daniel Sánchez se llevó el triunfo con labor de seis episodios en los que admitió tres jits, dos carreras, regaló cuatro bases y ponchó a cuatro, así como golpeó a un enemigo. Lo relevó Ricardo Núñez, quien lanzó tres entradas con tres carreras, tres jits, una base y tres ponches.

El revés fue para Roberto Garibay, quien apenas lanzó dos entradas, y luego aparecieron José Apolinar, Eder López y Manuel Gómez.

En Caucel, llámese destino, suerte, éxito, oficio, o como usted desee, pero los Constructores de Cordemex fueron los últimos invitados a la fiesta de los pléiofs y, de paso, se convirtieron en el “caballo negro” de la temporada al eliminar en el tercer y decisivo juego de semifinales a los líderes Rockies con escandaloso marcador de 14x1.

Los sorprendentes Constructores lo hicieron de una manera aplastante, guiados por el sólido brazo de Alberto Góngora, quien el sábado pasado apenas pudo sacar un tercio, y ayer el beisbol le dio la revancha.

El venezolano Emilet Guevara desforró la pelota en 3 ocasiones en turnos seguidos, y otro que la sacó del parque fue Wílberth Aguilar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios