18 de Julio de 2018

Deportes

Leones propina lechada y barrida a Rieleros

El pitcheo melenudo dominó a una de las consideradas mejores ofensivas de la liga.

Los hidrocálidos no pudieron descifrar la serpentina de Leones de Yucatán, en el parque Kukulcán Álamo. (Amilcar Rodríguez/Milenio Novedades)
Los hidrocálidos no pudieron descifrar la serpentina de Leones de Yucatán, en el parque Kukulcán Álamo. (Amilcar Rodríguez/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Leones propina lechada y barrida a RielerosCompartir en Twiiter Leones propina lechada y barrida a Rieleros

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Rieleros de Aguascalientes llegó al Parque Kukulcán Alamo con referencias de ser una de las ofensivas más temidas de la Liga Mexicana, pero ahora fue Jonathan Castellanos y tres lanzadores más los que les mojaron la pólvora y guiaron a Leones de Yucatán a una lechada de 2-0.

Fue la décima blanqueada de las fieras, que siguen firmes en el segundo lugar de la Zona Sur, y la segunda barrida que le dan a los hidrocálidos en casa. El año pasado igual los vencieron tres veces aquí.

Castellanos y Ernesto Zaragoza sostuvieron buen duelo de pitcheo, aunque con la diferencia de que el cuadro hidrocálido cometió un costoso yerro que le abrió las puertas a una anotación, a la postre suficiente para inclinar la balanza a favor de los de casa, que ligaron su séptimo triunfo.

Durante seis episodios, Castellanos (6-3) espació cuatro inatrapables, firmó tres pasaportes y sirvió cinco chocolates. Después trabajaron, a un episodio, Mario Meza, Francisco Rodríguez y Pedro Rodríguez, quien se apuntó su séptimo salvamento.

La defensiva selvática fue clave para el triunfo de ayer de los melenudos antes Rieleros de Aguascalientes

El derrotado Zaragoza (6-3) admitió en siete entradas las dos carreras, con siete indiscutibles, no firmó ningún pasaporte y engomó a cinco.

Después de que en la primera entrada los melenudos dejaron un corredor en posición de anotar, y en la segunda fueron retirados en tres bateadores, los reyes de la selva le encontraron la pelota a Ernesto Zaragoza en la tercera para conseguir la de la quiniela. Héctor Páez abrió el episodio con su décimo doblete de la campaña, Kristian Delgado fue anestesiado, avanzó a la antesala con rola a la intermedia de Corey Wimberly y cuando Diego Madero abanicó el tercer straic, la pelota se le escapó al receptor Carlos Rodríguez, quien al tratar de sacar al corredor en la inicial tiró horrible para volarla, lo que abrió las puertas a la carrera de la quiniela.

Los del riel amenazaron hasta la cuarta entrada el pitcheo de Jonathan Castellanos al permitir, después de un tercio, el primer jit de Jesús Castillo; Saúl Soto ligó igual sencillo, pero el abridor melenudo salió con banderas desplegadas con el apoyo de su cuadro al obligar a batear para doble matanza al sublíder de bateo de la Liga Mexicana, Brian Burgamy.

Las fieras ampliaron la ventaja en la cuarta tanda, cuando, con uno fuera, Héctor Giménez estrelló su batazo en la barda del jardín central para un limpio doblete, ancló en la antesala, en diligencia de pisa y corre a batazo al bosque izquierdo de Ricardo Serrano, y llegó a salvo al pentágono con sólida línea de Albino Contreras.

Durante el partido no podía faltar el espectáculo de Wimberly, ahora a la defensiva al colgarse de un batazo de Tim Torres robándole un extra base, en la quinta cuando había un corredor en los senderos.

Por segundo partido consecutivo, el piloto Willy Romero le dio descanso a su cuarto leño, Luis Alfonso García, pues se resintió de una dolencia en una pierna, aunque para esta noche ante los Saraperos de Saltillo podrá estar listo. Otro que igual ya evolucionó bien de su lesión y podría ser utilizado cuando el mánager lo disponga es el torpedero Kevin Flores, e igual el que retornará a la cueva el próximo martes es el lanzador José Humberto Zamayoa, quien se fracturó un dedo de un pie.

Un rielero con alma yucateca

Por otra parte, ya pasaron seis temporadas desde que debutó en la Liga Mexicana de Béisbol y cada año el yucateco Julián Castro Ynurreta, de Rieleros de Aguascalientes, espera con ansias la fecha en que le toca venir a jugar contra de Leones de Yucatán para estar en el estadio Kukulcán Alamo, y estar cerca de familiares y amigos.

“Estoy muy contento de visitar mi tierra, aunque con el equipo contrario, pero así es el béisbol”, expresó el jugador de cuadro, que debutó en 2010 con Sultanes de Monterrey, organización que lo envió a media temporada de la de 2012 a Aguascalientes, donde permanece hasta la fecha.

Al hablar de Rieleros no ocultó palabras de elogio, “es un buen equipo, con buenos jugadores, y la verdad para este año Aguascalientes pinta para hacer cosas grandes”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios