Atlantis deja sin máscara a La Sombra

A pesar de la 'ayuda' que recibió el de Gómez Palacio, no pudo contra la leyenda.

|
'Atlantis' (izq.) y 'La Sombra' se saludan como 'caballeros', luego de protagonizar la lucha máscara contra máscara que perdió el segundo. (NTX)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Agencias
MÉXICO, DF.- La leyenda de Atlantis continuará en el CMLL y será con máscara, luego de vencer a La Sombra que ni con ayuda pudo en la pelea estelar del 82o aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre.

Manuel Alfonso Andrade Oropeza, de 25 años de edad, es el nombre de La Sombra, originario de Gómez Palacio, Durango, quien no resistió "la Atlántida" para caer en tres episodios, dramáticos los últimos minutos en la Arena México.

El lagunero, acompañado por Rush, llegó vestido de manera elegante a esta cita, con un traje blanco del cual se despojó lentamente, se paseó y comenzó hasta que quiso, con dominio total y un ritmo trepidante.

Atlantis tenía miedo de que hubiera second y que fuera un "Ingobernable", y tuvo razón pues ante la distracción del réferi Rush lo golpeó una y otra vez, lo que provocó el grito de "Atlantis, Atlantis", que retumbó en el inmueble.

El consentido reaccionó y se llevó con toque de espaldas a La Sombra, pero Rush impidió la cuenta de tres lo que provocó la descalificación de su amigo y que él fuera expulsado a vestidores por el comisionado, lo que dejó en desventaja al lagunero.

Como fiera salió a la intermedia y no tuvo ningún tipo de consideración con su rival, al que azotó contra la lona para igualar la lucha luego de las tres palmadas. Se mostraba sereno, entero, sin signos de cansancio, amo y señor del ring.

Los gritos de la afición dejaron ver que estaba dividida; el nerviosismo se comenzó a apoderar de la gente, pues comenzaba el drama y las agónicas cuentas de 1, 2, que parecían el triunfo de uno y el fin del otro. "La Catedral" rugía con los nombres de ambos.

La Sombra escapó tres ocasiones de la Atlántida, una ante la intervención de Rush, pero la cuarta fue la definitiva y ahí terminó su historia como gladiador enmascarado, mientras que la leyenda de Atlantis creció.

Tras dividir las primeras caídas con "nudo" de Niebla a Místico y "casita" de éste a Negro Casas, todo se definiría en la tercera, donde los hermanos Dragon Lee y el "príncipe de plata y oro" liquidaron a sus rivales con una variante de "lanza" y la "mística" para alegría de pocos.

Cargando siguiente noticia