22 de Septiembre de 2018

Deportes

Luchadores ponen al aburrimiento contra la lona

Gran respuesta de los aficionados a la función del domingo pasado en el Polifórum Zamná, donde se vivió una jornada de costalazos y música.

La lucha esperada entre los herederos de las 2 leyendas del pancracio nacional, el Hijo del Santo y Blue Demon Jr.,  llenó todas las expectativas. (Milenio Novedades)
La lucha esperada entre los herederos de las 2 leyendas del pancracio nacional, el Hijo del Santo y Blue Demon Jr., llenó todas las expectativas. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Luchadores ponen al aburrimiento contra la lonaCompartir en Twiiter Luchadores ponen al aburrimiento contra la lona

C. Ricárdez/J. Erosa/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Desde el niño, los amigos, los vecinos, hasta los abuelos y los novios, todos los aficionados a la lucha se dieron cita el domingo pasado en el Polifórum Zamná para vivir la experiencia de una jornada de costalazos y música, coronada con el épico combate entre el Hijo del Santo, el Enmascarado de Plata, contra Blue Demon Jr., los cuales, con supremacía, se impusieron el uno al otro, para cerrar con un salomónico empate.

Largas filas se formaron horas antes de la gran función; poco importó el ardiente sol, luego la amenaza de lluvia y la prolongada espera, porque la diversión apenas iba a comenzar. Familias completas aprovecharon el  día de descanso para disfrutarlo juntos, descargando el estrés de la semana, emocionándose con cada encontronazo y degustando las botanas que vendían en el recinto, que también le pusieron sabor al día.

El duelo de titanes, protagonizado por los herederos de las máximas leyendas del pancracio nacional, convocó a los miles de aficionados que cumplieron con la promoción del periódico “De Peso”, el cual ofrece espectáculos de calidad para recompensar a sus fieles lectores. 

Previo a la gran batalla, compitieron luchadores locales y el público fue testigo de la emotiva despedida del legendario luchador yucateco Rubén Castillo,  Espartano I, luego de 40 años de carrera; en tanto, la tremendísima Carola mostró sus dotes deportivas en el arte de las luchas y “voló” desde la tercera cuerda, cayendo sobre el enemigo y en los duelos también participaron Aníbal Jr., Alebrije, Toriñito, Chucky, Veneno, Cuije, Monster, Mensajero del Diablo, Halcón Rojo Jr., Black Dragon, Angelito Vengador, Mr. Voltio, Venganza Azteca y las luchadoras estadunidenses Tiffany y Melissa, que pusieron la belleza para completar el cuadro de la tarde luchística.

“De Peso”, además de apoyar el deporte, es uno de los principales promotores de los grupos musicales del Estado, por eso el domingo montó un escenario especial para que la banda “La Carcajada” pusiera a bailar a la multitud y preparara el cuerpo entre cada pelea, para seguir disfrutado de esta expresión popular muy mexicana llamada lucha libre.

La agrupación anticipó la celebración de sus 10 años de fundación al recibir como regalo, el  aplauso de la gente, que coreó y, sobre todo, bailó sus éxitos. En el programa musical no pudo faltar el emblemático tema de este peculiar espectáculo: “El Santo, el Cavernario, Blue Demon y el Bulldog…”.  El tecladista y director musical del grupo motuleño, Wlbert Méndez Gallegos, agradeció el caluroso recibimiento, emocionado por la espontánea muestra de cariño del público.

Durante los duelos, hombres y mujeres, sin importar edad, no perdieron la oportunidad para liberar gritos de apoyo o desacuerdo, según fuera el caso, a los gladiadores, que dieron su mejor actuación saltando de las cuerdas, girando por los aires, aplicando llaves, dando patadas voladoras, sometiendo al enemigo con candados “chinos”, cayendo entre el público y hasta regalando saludos a sus seguidores.

Blue Demon Jr. y el Hijo del Santo cerraron el maratón de emocionantes confrontaciones, con una muestra de pancracio de primer nivel, legado de sus admirados padres que forman parte de la historia del país. Con un empate terminó el esperado duelo de los 2 hijos de las leyendas de las más famosas máscaras, una azul y otra plata, pero dejó en sus admiradores los mejores recuerdos de la jornada por haber visto en acción a sus ídolos.

“La Carcajada” puso ritmo

L a función dominical de lucha libre organizada por el periódico  “De Peso” contó con la participación del conjunto “La Carcajada”, que  volvió a imponer su calidad musical ante miles de personas que se dieron cita en el Polifórum. Fue un espectáculo donde el grupo motuleño abrió  con la cumbia dedicada al rotativo más popular de la región.

El hombre de la boina Raúl y su hermano Wílbert Méndez nunca se imaginaro    n  que un público diferente, en el sentido que son más aficionados al pancracio, los fueran a ovacionar y corear en cada una de las “rolas” que tocaban en el intermedio de cada lucha.

Estos jóvenes músicos, quienes el próximo mes cumplirán 10 años de su fundación, disfrutaron cada composición que tocaban porque se las coreaban numerosos asistentes al Polifórum Zamná y mucho más que prendió el espectáculo la sensual y carismática Carola, conductora de SIPSE-Televisión, quien hizo bailar hasta el más “aguado”; incluso, al ritmo de “Los luchadores”, que tocaron los de “La Carcajada”, se lanzó desde la tercera cuerda ante la fuerte ovación de los presentes.

Luego de la cumbia dedicada a “De Peso”, los de “La Carcajada”, que preparan un bailongo de lujo para el  13 de julio, siguieron con otras rolas como “Zumba que zumba” e inmediatamente les pidieron “Morena”.

Ricky Pérez, el joven que ejecuta los timbales, volvió a romper corazones, ya que fue asediado por sus numerosas fans para tomarse la foto o dar autógrafos, al igual que Esteben y el resto de los que conforman “La Carcajada”.

El tecladista y director musical del grupo motuleño, Wílbert Méndez Gallegos, con su hermano Raúl, se mostraron sorprendidos por el recibimiento del público que se dio cita al Zamná.

Tardeada histórica

Los aficionados a la lucha libre aseguran que el espectáculo del domingo pasado en el Polifórum Zamná  ha sido el mejor en muchos años, toda vez  que será histórico porque los hijos de las leyendas del deporte del pancracio se reunieron nuevamente.

Así fue, en la función estelarizada por el Hijo del Santo y Blue Demon Jr.,  donde ambos gladiadores subieron a encordado para disputarse el trofeo “De Peso”.

Lo importante de todo esto es que los aficionados salieron contentos del Polifórum Zamná porque desde el combate de inicio, como el caso del combate de despedida  del Espartano I, quien dijo adiós después 47 años en los encordados, así como la espectacular actuación de la  escultural  Melissa, quien  cautivo a los aficionados por su entrega en el ring y que, a pesar de tener en su contra el réferi “Loco Max”, pudo derrotar en una caída a la capitalina Tiffany.

Espectáculo de primera

En la función de “De Peso” hubo espectáculo de primera, donde los chiquitines disfrutaron de otra de las tardeada de alto y bajo tonelaje y gran estatura y pequeña talla, ya que Alebrije con Cuije y Aníbal Jr. dieron cuenta del pequeño  Chucky y sus padrinos Monster y Veneno.

La afición fue la gran “ganona”, pues salió contenta de la función en donde todo estuvo en orden, con saldo blanco, y  ahora piden que “De Peso” continúe ofreciendo esta clase de espectáculos para sus miles de lectores, quienes demostraron su fidelidad al periódico de mayor circulación de la región con su asistencia al Polifórum Zamná, sitio considerado como la catedral de la lucha libre y el boxeo en el sureste mexicano.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios