15 de Octubre de 2018

Deportes

Luchadores profesionales recuerdan infancia y aconsejan a menores

Dragón Rojo, Pólvora y Rey Escorpión, conocidos como los “Revolucionarios del terror”, piden a los pequeños estudiar, ejercitarse y comer nutritivamente.

Dragón Rojo, Pólvora y Rey Escorpión en las instalaciones de Notimex. (Notimex)
Dragón Rojo, Pólvora y Rey Escorpión en las instalaciones de Notimex. (Notimex)
Compartir en Facebook Luchadores profesionales recuerdan infancia y aconsejan a menoresCompartir en Twiiter Luchadores profesionales recuerdan infancia y aconsejan a menores

Agencias
MÉXICO, D.F.- Su vida está ligada a los golpes, al eterno combate entre el bien y el mal y a dar lo mejor de sí para salir con el brazo en alto en cada función, pero los “Revolucionarios del terror” también fueron niños y recuerdan con agrado su infancia.

Previo a la celebración del “Día del niño”, Dragón Rojo, Pólvora y Rey Escorpión visitaron las instalaciones de Notimex y platicaron de la importante festividad, al tiempo de dar un salto al pasado y rememorar cuando eran ellos los festejados. 

“Mi niñez la recuerdo jugando luchitas en montañas de algodón con mi hermano, vengo de familia campesina, en casa almacenaban el algodón, aprovechaba para jugar a la lucha libre y quien lo dijera, 20 o veintantos años después ya soy luchador profesional”, dijo Dragón Rojo.

Rey Escorpión, por su parte, recuerda con algo de nostalgia lo que pasaba en su natal Guaymas, Sonora, “siempre me la pasé solo, mi padre siempre alejado de nosotros y yo prácticamente siempre jugando solo”, experiencia que no quiere que vivan sus hijos.

“Gracias a Dios lo que yo pasé no lo pasan mis hijos, porque lo que yo no tuve hago todo para que ellos lo tengan, eso me llena de orgullo, uno trabaja para sacarlos adelante”, dice, y agrega entre risas: “Todos tenemos un niño dentro, pero yo he de tener un niñote”.

'Hijo de mami y papi'

El mismo Fabián Núñez preguntó a su compañero Pólvora si es “hijo de papi” y, sin titubear, respondió que sí, pues de niño “no tengo queja, me la pasé genial, mis padres me consintieron al 100 por ciento, vengo de una familia muy unida y la verdad tuve una niñez muy feliz, no tengo queja, soy hijo de mami y papi todavía”.

Dragón Rojo, oriundo de Gómez Palacio, Durango y quien califica a los niños como el público más bonito de la lucha libre, cumplió su sueño y ahora se dedica profesionalmente al arte del pancracio, por lo que pidió a todos los festejados este 30 de abril no dejar de soñar.

“Que crean en sus sueños, que no se limiten, los sueños sí se hacen realidad, que no tengan miedo de expresar sus sentimientos de ser luchadores, doctores, artistas, futbolistas. Que practiquen algún deporte, que hagan actividad física”, aconsejó.

Pólvora, quien se inclinó por esta profesión gracias a su hermano, que también es luchador, aceptó que por su mente nunca pasó dedicarse a esto, y ahora solo pide a los niños “que coman frutas y verduras. Que digan no a la violencia, ésa es solo en el ring con los ‘Revolucionarios’”.

Importancia del estudio

Rey Escorpión, quien es luchador “gracias” a su madre Lupita Nápoles, quien lo llevaba a las funciones de este deporte-espectáculo, recomendó a las nuevas generaciones estudiar.

“Que le hagan caso a sus padres. Lo mejor es que estudien, que le echen ganas al estudio que es lo que los va a sacar adelante, los que quieran practicar lucha libre que lo hagan con personas responsables, pues en su casa pueden salir lastimados”, concluyó.

Una situación particular vivieron Black Panther y Cachorro cuando eran niños, pues su padre, Blue Panther, no quería acercarlos a mundo de la lucha libre, pero fue inevitable y ahora viven de esto.

“Mi papa no nos aislaba, pero casi no nos acercaba a la lucha libre, a nosotros siempre nos ha gustado porque siempre hemos vivido de la lucha libre como mi papá lo ha dicho; nuestros juguetes, todo lo que tenemos en casa es referente a la lucha”, dijo Black Panther.

Su hermano recordó que desde que era niño su sueño fue ser luchador, algo que comenzó a gestar a escondidas de su padre, pues “él no quería que fuéramos luchadores, que estudiáramos, que nos dedicáramos a otra cosa. Afortunada o desafortunadamete ya estamos aquí, entrenaba a escondidas de él, cuando se enteró yo ya estaba trabajando”.

Ante la difícil situación que se vive en el país, el mayor pide, previo al festejo del “Día del niño” que los pequeños “estudien, que se dediquen a lo que les guste, el estudio siempre te va a abrir una puerta, que hagan ejercicio, que coman frutas y verduras”.

Su hermano secundó sus palabras y dejó en claro que los niños deben prepararse, “porque la vida afuera es muy difícil, que tengan una base, que se preparen, que entreguen lo que tengan que entregar, que den el 100 por ciento para que lo logren”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios