13 de Noviembre de 2018

Deportes

Estéril avasallamiento

Ni dominar ni cobrar un penal pudo evitar que Perú cayera 0-1 ante Dinamarca

Tremendo esfuerzo que hicieron los peruanos hoy, luego de competir en un Mundial desde 1982, pero de poco les sirvió (Foto: AP)
Tremendo esfuerzo que hicieron los peruanos hoy, luego de competir en un Mundial desde 1982, pero de poco les sirvió (Foto: AP)
Compartir en Facebook Estéril avasallamientoCompartir en Twiiter Estéril avasallamiento

Agencias
MÉXICO.- Dinamarca se llevó un partido que en Perú van a recordar durante mucho tiempo. Los nórdicos golpearon en una de las dos ocasiones claras que tuvieron durante el encuentro, publica marca.com

Mientras, Perú, que jugaba como los ángeles, dio un recital de errores en la finalización llevando a la desesperación. Ni desde el punto de penalti pudo eliminar el cero de su marcador.

Perú llevaba 36 años esperando este partido y sus jugadores salieron al campo como un ciclón. Un huracán de fútbol ante el que la aseada Dinamarca sólo podía soportar el chaparrón.

Con el partido ya parejo llegó el momento del VAR. Un penalti claro de Poulsen a Cueva, que el colegiado de Gambia, Bakary Gassama, se merendó, fue rearbitrado y acabó con el peruano lanzando a la grada una pena máxima tirada de forma nefasta. Se marchó, como toda Perú, con lágrimas al descanso.

El gol

El penalti fallado por Perú pareció ser la puya definitiva para que Dinamarca despertara de la siesta. Los nórdicos salieron con otro ímpetu del vestuario y en el momento en el que el partido se desordenó, una contra perfecta llevada por Eriksen acabó con Poulsen superando a Gallese en su salida y poniendo en ventaja a su país.

El gol danés hizo reaccionar a Gareca de forma eléctrica y metió en el campo al líder. Paolo Guerrero salió al césped con un halo especial. La primera pelota que tocó la remató con la cabeza y el estadio, en su mayoría peruano, vibró. Poco después un taconazo del delantero lamió la base del palo deteniendo el corazón de toda Dinamarca.

Con Guerrero en el campo llegó el zafarrancho peruano. Todos al ataque y Dinamarca achicando agua como podía para evitar el empate. Acoso total con Carrillo y Farfán encerrando a los daneses. Pero a Perú le pudo la ansiedad. Jugó un partido redondo, pero se le negó el gol en los últimos metros con un Schmeichel espectacular.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios