Muy poco bateo en el inicio de la campaña abreviada de Grandes Ligas

Los más temibles bombarderos han deslucido en los primeros juegos de este singular campeonato de las Ligas Mayores en la era de la pandemia; parecieran estar aún en plena pretemporada.

|
Christian Yelich, bicampeón de bateo de la Liga Nacional, ha salido con la pólvora mojada. Y no es el único caso. (Foto: AP)
Christian Yelich, bicampeón de bateo de la Liga Nacional, ha salido con la pólvora mojada. Y no es el único caso. (Foto: AP)

Nueva York.- Christian Yelich, campeón de bateo en la Liga Nacional durante las dos campañas anteriores, tiene mucho camino por recorrer si quiere un tercer título. El astro de los Cerveceros de Milwaukee ha bateado de 27-1 en el comienzo de la campaña.

Su promedio de .037 es el peor entre los bateadores estelares.

Pero no es el único. George Springer ha bateado para .048 y dos de sus compañeros tampoco pueden jactarse de nada. El venezolano José Altuve, otro jugador que ha sido dos veces campeón de bateo, tiene un promedio de .174, el mismo que Alex Bregman.

Y la tendencia no sólo afecta a los consagrados. Tras un campamento condensado de pretemporada, los bateadores están teniendo problemas en el comienzo de la campaña abreviada a 60 encuentros por la pandemia de coronavirus.

“En este momento es como lo que se ve en la pretemporada, los lanzadores están en cierta ventaja sobre los bateadores”, dijo el miércoles el manager de los Nacionales, Dave Martínez.

Por ahora, el promedio colectivo en las mayores es de .229, por debajo del .252 observado la campaña anterior, pese a que la Liga Nacional adoptó el uso del bateador designado. El peor promedio de la historia es de .237, establecido en 1968, que se conoció como “el año del pitcher”.

Aumento de chocolateados

Los ponches han aumentado por 15ta temporada consecutiva, un 24% en comparación con el 22,4% que se observó en 2019, excluyendo a los lanzadores de la cifra del año pasado, dado que ahora no batean. En tanto, la cifra de jonrones ha bajado, un año después de que se impuso un récord de 6.776 palos de cuatro esquinas.

Desde luego, el tamaño de la muestra no es significativo. Los bateadores han cumplido apenas con 6.000 turnos.

Y aunque los bateadores suelen comenzar lentos en marzo y abril, este desempeño colectivo es peor que el visto en los años recientes.

Los Nacionales, campeones de la última Serie Mundial, han figurado entre los clubes con más problemas de bateo. Han anotado dos carreras o menos en cuatro de seis juegos durante el comienzo de la campaña.

Además, Washington fue blanqueado a lo largo de nueve entradas en uno de los otros duelos, antes de despertar en los innings extra.

La ausencia del dominicano Juan Soto, toletero estelar que no ha intervenido en la campaña por contraer Covid-19, es parte del problema. Pero Martínez considera que el campamento veraniego abreviado a tres semanas constituye el mayor factor.

No sólo representó la mitad de lo que suele durar una pretemporada, sino que los clubes pudieron disputar apenas unos cuantos juegos de exhibición antes de inaugurar la campaña.

noticias relacionadas