15 de Diciembre de 2017

Deportes

Niños triquis conviven con Rockets de Houston

Como parte de una gira, estrellas de la NBA enseñan a niños indígenas mexicanos cómo mejorar su juego.

Los jugadores de Rockets que se quedaron después de la práctica para convivir y enseñar a niños triquis fueron Jason Terry, Troy Daniels y Nick Johnson, además de entrenadores. (Notimex)
Los jugadores de Rockets que se quedaron después de la práctica para convivir y enseñar a niños triquis fueron Jason Terry, Troy Daniels y Nick Johnson, además de entrenadores. (Notimex)
Compartir en Facebook Niños triquis conviven con Rockets de Houston Compartir en Twiiter Niños triquis conviven con Rockets de Houston

Agencias
MÉXICO, D.F.- El equipo de baloncesto mexicano de niños indígenas triquis, famosos por jugar descalzos, convivió está tarde con el equipo Rockets de Houston, de la NBA, en la Arena Ciudad de México, en donde recibieron algunos consejos sobre cómo desplazarse en la duela y para los encestes.

Los jugadores de Rockets que se quedaron después de la práctica para la convivencia y la clínica con los niños fueron Jason Terry, Troy Daniels y Nick Johnson, así como los entrenadores asistentes JB Bickerstaff y Greg Buckner, quienes, de paso, se divirtieron con los pequeños basquetbolistas.

Las estrellas del deporte ráfaga convivieron durante casi una hora con los niños triquis y les transmitieron sus experiencias con la finalidad de fortalecer tanto la técnica como el espíritu deportivo en ellos y que sigan cosechando triunfos en su liga.

Luego de la plática y las explicaciones sobre cómo mejorar sus tiros y desplazamientos en la duela, los jugadores NBA y los niños disputaron un encuentro para plasmar lo aprendido en este encuentro con los profesionales.

"Estamos muy contentos y agradecidos con esta oportunidad de que los niños puedan estar con los jugadores de la NBA, estoy seguro que le va a servir de mucho a los niños, sobre todo en el ánimo, pues han sido años de trabajo y esfuerzo para que hoy estén en foros como este", dijo el coach Sergio Zúñiga.

Por su parte, el presidente ejecutivo de Rockets, Tad Brown, dijo que “estamos muy emocionados por la oportunidad de pasar un tiempo con estos niños durante nuestra experiencia en esta gira mundial de la NBA; ver el crecimiento del basquetbol local gracias a ellos ha sido una experiencia inolvidable".

Por su parte, los niños triquis dieron muestra de su talento con jugadas que impresionaron a los jugadores de Rockets, quienes respondían con un aplauso y una sonrisa. Al final todos querían la foto con las pequeñas estrellas del basquetbol.

'Nunca he conocido jugadores buenos'

Melquiades Ramírez de Jesús, niño triqui que este martes convivió, junto con el resto de su equipo de basquetbol, con jugadores NBA en la Arena Ciudad de México, dijo estar muy contento con esta nueva experiencia que jamás va a olvidar.

"Estoy muy contento de voceríos, nunca he conocido jugadores buenos, es una experiencia inolvidable, nunca los voy a olvidar", dijo emocionado y con la carita llena en sudor luego de la "cascarita" que sostuvieron con los jugadores de Rockets.

De lo que observó en los integrantes del equipo de Houston que estuvieron con el equipo triqui dijo que le gustó mucho la actitud que mostraron los profesionales del deporte ráfaga, a quienes les aprendió algunas cuestiones que le pueden servir en la duela.

"Me gustó su actitud y cómo cubrían y cómo hacían los rebotes, sus disparos de tres puntos, para que yo también haga lo mismo; hay que seguir trabajando para seguirnos entendiendo y ganar el campeonato", dijo sin dejar de sonreír.

Sin embargo, él es de los que no se quieren quedar con nada y desea compartir esta experiencia con los otros niños del proyecto de Sergio Zúñiga, para que sigan comprometidos y logren lo que ellos: convivir con jugadores NBA, pero con esfuerzo.

'Estudien mucho'

"Quiero ir y decirles que le echen ganas al estudio, que estudien mucho para que tengan buenas calificaciones y que hagan deporte para que tengan salud y puedan estar acá un día con jugadores NBA, pero que no dejen de estudiar".

Además de disfrutar con su deporte favorito, Ramírez de Jesús tiene otra pasión que pudiera realizar a futuro y es que le gustaría ser cantante, sobre todo de banda, que es la que le gusta y entusiasma, al igual que el basquetbol.

"Quisiera ser jugador de la NBA o cantante, las dos cosas me gustan", comentó un tanto tímido y esa timidez aumentó cuando se le pidió que cantara algo o dijera qué grupo le gusta y dijo: "la Banda MS, porque tienen su voz como la tengo yo".

Fue la segunda ocasión que el equipo triqui, comunidad del norte de Oaxaca, considerada dentro de las zonas más pobres del país, juega con un equipo NBA, pues el año anterior entrenó con Spurs de San Antonio.

Los Rockets de Houston, disputarán mañana el segundo partido oficial de la NBA en esta capital ante los Timberwolves de Minnesota. El primer juego de temporada regular de la NBA en esta ciudad se dio en 1997 cuando los Rockets de Houston se midieron a los Mavericks de Dallas.

(Con información de Notimex y Efe)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios