18 de Diciembre de 2017

Deportes

Pacquiao y Bradley, por la vencida

Ambos boxeadores dieron el peso sin problemas y se declararon listos para subir al ring esta noche y enfrentarse por tercera ocasión.

Timothy Bradley y Manny Pacquiao dieron el peso adecuado este viernes en la ceremonia de pesaje previa a su pelea del sábado 9 de abril, que podría ser la última en la carrera del filipino. (AP)
Timothy Bradley y Manny Pacquiao dieron el peso adecuado este viernes en la ceremonia de pesaje previa a su pelea del sábado 9 de abril, que podría ser la última en la carrera del filipino. (AP)
Compartir en Facebook Pacquiao y Bradley, por la vencidaCompartir en Twiiter Pacquiao y Bradley, por la vencida

Agencias
LAS VEGAS, Nevada, EU.- Manny Pacquiao, quien dirá adiós al boxeo profesional este sábado por la noche, se vio ayer las caras por última vez con Timothy Bradley antes de intercambiar golpes, y lo hicieron en el MGM, donde miles de aficionados se dieron cita para apoyar a sus favoritos.

Según reporte de Notimex, el “Pacman” no tuvo complicaciones al subir a la romana, al registrar peso de 145.5 libras, 1.5 abajo del límite de la división welter, en la que disputarán 12 rounds con un título especial de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en juego.

Bradley, quien llega abajo en las apuestas, detuvo el fiel de la balanza en 146.5 libras, dentro de lo permitido, y listos para una tercera guerra entre ellos, luego de dos en las que han repartido triunfos.

El regreso del Pacman

Según la crónica de The Associated Press, Pacquiao regresa a un lugar que es como su segundo hogar, ante un viejo conocido, y no quiere arriesgar mucho cuando enfrente a Bradley en la que podría ser la última pelea de una extraordinaria carrera.

Han surgido conjeturas sobre una posible revancha contra Floyd Mayweather Jr., aunque parece improbable. Su anticipada pelea en mayo del año pasado fue un bostezo, y Mayweather no ha indicios, al menos públicamente, de que dará marcha atrás a su retiro.

Pacquiao podría acompañarlo en el retiro, incluso si vence a Bradley en la tercera pelea entre ambos. El púgil es candidato al Senado en Filipinas, un cargo que exige mucho más tiempo que su puesto actual como congresista en su país natal. Las encuestas lo tienen como uno de los favoritos para la elección del próximo mes.

La pelea de este sábado por la noche será en el MGM Grand, el mismo escenario donde perdió por decisión ante Mayweather el año pasado. Y una victoria podría dar a Pacquiao el impulso final para ganar en las elecciones en su país. Después de todo, no hay nada más atractivo en la política que ser un ganador.

"Ha demostrado una y otra vez que se debe al pueblo, y que es un hombre de palabra", dijo Bradley, quien ganó su primer combate contra el filipino en una polémica decisión, y luego perdió el segundo también en las tarjetas de los jueces. "Siempre ha demostrado que es un hombre íntegro, y creo que es la persona adecuada para ese cargo".

Pacquiao no ha querido confirmar que esta será su última pelea, al señalar que todavía ama el boxeo pero que su familia quiere que cuelgue los guantes. Su entrenador Freddie Roach ha dicho que cree que Pacquiao se benefició del descanso tras la derrota ante Mayweather, forzado por una cirugía de hombro, y que incluso a los 37 años podría seguir activo. Pacquiao no ha ganado una pelea por nocaut desde 2009. "No ha perdido nada de velocidad", afirmó Roach. "Todavía le quedan un par de peleas".

"Me siento bien por el descanso", señaló Pacquiao, quien comenzó su carrera profesional en 1995 a los 16 años. "Me siento fresco".

Los millones de la paga

El filipino tiene garantizado un pago de siete millones de dólares contra Bradley, lejos de los aproximadamente 100 millones que recibió por enfrentar a Mayweather.

La cartelera ha sido muy popular entre los aficionados al boxeo, lo cual es lógico tomando en cuenta que muchos quedaron desilusionados por el combate ante Mayweather, y que Pacquiao y Bradley ya han peleado durante 24 asaltos sin ningún momento memorable.

"Él será recordado como uno de los mejores boxeadores de la historia", comentó Bradley. "Pero yo soy un boxeador distinto al de las dos primeras peleas".

Bradley ahora es entrenado por Terry Atlas, quien por años se desempeñó como comentarista de televisión antes de que Bradley no convenciera para volver al gimnasio.

"Tener a Teddy es como tener todos los secretos del oponente. Analiza las peleas", señaló Bradley. "Sin duda que esta pelea será distinta. Será mucho más inteligente que en las dos primeras".

Otros protagonistas

El mexicano Gilberto “Zurdo” Ramírez y el armenio-alemán Arthur Abraham dieron idéntico peso de 168 libras, pelea coestelar de la velada donde el europeo pondrá en juego el cetro supermediano de la OMB.

Otro mexicano que verá acción en la función del adiós de Pacquiao será el sonorense Oscar Valdez, quien pesó 125.5 libras para su choque con el ruso-mexicano Evgeny Gradovich, quien lo hizo en 126, límite de la división pluma.

El de sangre mexicana e invicto José Ramírez registró 138 libras para su combate contra Manny Pérez, que pesó 137.5 libras, en condiciones de ver acción.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios