20 de Enero de 2018

Deportes

Pleito entre peloteros deja 'out' a pitcher de los Dodgers

El lanzador Zack Greinke terminó con la clavícula izquierda rota tras ser arrojado al suelo por Carlos Quentin de lo Padres.

Después de ser golpeado por la bola, Quentin se dirigió al montículo donde estaba Greinke quien, al parecer, dijo algo y provocó que se iniciara la gresca. (Agencias)
Después de ser golpeado por la bola, Quentin se dirigió al montículo donde estaba Greinke quien, al parecer, dijo algo y provocó que se iniciara la gresca. (Agencias)
Compartir en Facebook Pleito entre peloteros deja 'out' a pitcher de los Dodgers Compartir en Twiiter Pleito entre peloteros deja 'out' a pitcher de los Dodgers

Agencias
SAN DIEGO, California.- El toletero de los PadresCarlos Quentin,sintió que haber sido golpeado por un par de lanzamientos de Zack Greinke en las campañas del 2008 y el 2009 fue más que suficiente para correr hacia el montículo tras la tercera vez el jueves y lanzar al pitcher al suelo - tan duro que le fracturó la clavícula izquierda.

Ahora Greinke se perderá varias semanas, y Quentin casi seguramente será suspendido, de acuerdo con Associated Press.

Los compañeros de Greinke en los Dodgers estaban tan furiosos que Matt Kemp, uno de cuatro peloteros expulsados tras la trifulca del jueves por la noche, confrontó a Quentin cuando ambos salían del estadio. El serpentinero de los Padres, Clayton Richard, la policía y guardias de seguridad evitaron una nueva pelea.

Varios minutos antes, Quentin le dijo a reporteros que su historia con Greinke "ha sido bien documentada. Esta situación pudo evitarse. Ustedes tienen que preguntarle a Zack".

Los Dodgers estaba furiosos de que Quentin - que tiende a inclinarse hacia el plato y ha sido golpeado por lanzamientos 116 veces en su carrera - simplemente no se fue a primera base. 
Los Dodgers dicen que la situación, un lanzamiento en cuenta de 3-2 con Los Angeles arriba 2-1, no era propicia para golpea intencionalmente a un bateador. Y apuntan que Quentin se pega demasiado al plato, negando a los lanzadores la oportunidad de pitchear adentro sin golpearle.

Quentin no está de acuerdo.

"Es un deporte de hombres", dijo. "No hay pensamientos cuando algo como eso sucede".

"No fue a propósito": Greinke

Greinke, que llegó esta campaña a los Dodgers con un contrato de 147 millones de dólares, tenía el brazo en cabestrillo mientras ofrecía su versión de lo ocurrido.

"Nunca le golpeo a propósito", dijo Greinke. "Nunca pienso en golpearle a propósito. Él siempre piensa que es a propósito, pero no es así. Es todo lo que voy a decir al respecto".

Un jonrón del emergente Juan Uribe en el octavo puso a los Dodgers adelante en la pizarra, dos entradas después de que Greinke golpeara a Quentin en el hombro izquierdo con un lanzamiento.

Quentin comenzó a caminar hacia el montículo y pareció que Greinke dijo algo. El toletero se abalanzó contra el ganador del Premio Cy Young de la Liga Americana en 2009 y tras un forcejeo ambos se fueron al suelo.

Quentin y Greinke terminaron debajo de una enorme multitud cuando los jugadores de ambos equipos se unieron a la riña.

El manager de los Dodgers Don Mattingly estaba furioso.

"Simplemente fue estúpido", dijo Mattingly. "Él (Quentin) no debería jugar ningún partido hasta que Greinke pueda lanzar. Si él juega antes que Greinke lance, algo anda mal. Él causó el problema. Nada hubiera pasado si se hubiese ido a primera base".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios