22 de Septiembre de 2018

Deportes

Con 'rescate' de rehenes se alistan para Olímpicos de 2016

El simulacro forma parte de las actividades de la Policía Militarizada de Río de Janeiro.

En el simulacro de secuestro, en Río de Janeiro, participaron unos 60 agentes, como parte de los preparativos para las Olimpiadas de 2016. (EFE)
En el simulacro de secuestro, en Río de Janeiro, participaron unos 60 agentes, como parte de los preparativos para las Olimpiadas de 2016. (EFE)
Compartir en Facebook Con 'rescate' de rehenes se alistan para Olímpicos de 2016Compartir en Twiiter Con 'rescate' de rehenes se alistan para Olímpicos de 2016

EFE
RÍO DE JANEIRO, Brasil.- La Policía Militarizada de Río de Janeiro hizo hoy un simulacro de rescate de rehenes en una de las estaciones de autobús exprés que serán usadas en el transporte del público de los Juegos Olímpicos de 2016.

El teniente Ronald Cadar, portavoz de la Policía, dijo que el simulacro, en el que participaron 60 uniformados, se realizó "especialmente para las Olimpiadas", aunque también sirvió para entrenar a los agentes.

Uno de los autobuses, con capacidad para hasta 280 pasajeros, fue tomado por falsos secuestradores que bajaron en la estación Golfe Olímpico, ubicada justo delante de donde se disputarán las pruebas de golf en Río 2016.

Fuera de la estación, equipos policiales se encargaron de bloquear parte de la Avenida de las Américas, una de las más importantes de la zona oeste de Río, para que un helicóptero de la corporación pudiera aterrizar con el primer equipo de agentes para observar desde cerca la situación.

Invasión y negociación

Otros equipos se prepararon para una posible invasión y al mismo tiempo, otro agente negociaba con los secuestradores por teléfono.

"Se observó que había una crisis dentro de un autobús BRT (exprés). Ese autobús se comunicó con el CCO (Centro de Control Operacional del BRT), que accionó a la policía", detalló Cadar a los periodistas.

Cadar comentó que una persona del centro de control fue orientada a seguir algunos pasos determinados, entre ellos telefonear al cuerpo de elite de la policía, el BOPE, y a otras unidades.

El agente de seguridad señaló que cada situación exige una actitud distinta y para este ejercicio, se usaron experiencias de otros casos reales.

"En este caso, los negociadores intentaron por algún tiempo, pero cuando recibieron una información de uno de los secuestradores, se dieron cuenta de que no habría rendición. Por eso, la decisión de entrar. La entrada siempre es la última opción", afirmó Cadar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios