24 de Septiembre de 2018

Deportes

Brillan los Suns en la Ciudad de México

El joven basquetbolista fue clave para que los Suns dieran la voltereta al marcador en el último cuarto del partido.

Los Suns de Phoenix se despiden de México con marca de una victoria y una derrota, ya que perdieron ante Dallas, el pasado jueves.(Foto tomada de Mediotiempo)
Los Suns de Phoenix se despiden de México con marca de una victoria y una derrota, ya que perdieron ante Dallas, el pasado jueves.(Foto tomada de Mediotiempo)
Compartir en Facebook Brillan los Suns en la Ciudad de MéxicoCompartir en Twiiter Brillan los Suns en la Ciudad de México

Milenio Digital
CIUDAD DE MÉXICO.- Devin Booker está destinado a ser una de las estrellas de la NBA. Lo confirmó con 39 puntos en la Arena de la Ciudad de México, para que los Suns de Phoenix vencieran 108-105 a los Spurs de San Antonio, y cerraran su visita al país con una marca de 1-1, en los dos encuentros en los que fungieron como locales.

Los 20 mil 532 aficionados que abarrotaron la Arena demostraron las razones por las que la NBA se ha fijado en el mercado nacional. Los espectadores estuvieron metidos en el duelo, entregados a Pau Gasol y Manu Ginóbili, pero también gritando MVP (Jugador Más Valioso) para Kawhi Leonard, con la ola en el último cuarto, o con el apoyo a Phoenix cuando el duelo estuvo en el alambre.

El enfrentamiento entre experiencia y juventud se cargó del lado de los menos experimentados, porque los de Arizona tienen a Booker, quien aparece justo cuando su equipo lo necesita y que no se intimidó con los veteranos de los Spurs.

Devin inició el duelo como había cerrado el encuentro ante Dallas, con un triple, para darle la primera ventaja a los Suns de Phoenix, pero unos segundos más tarde, con el marcador 9-4 para los de Arizona, el coach rival, Gregg Popovich mostró el colmillo.

Con apenas tres minutos de acción, cambió a la quinteta y con ello contuvo a unos Suns acostumbrados a las transiciones rápidas.

El liderazgo lo asumió Ginóbili, que convirtió tres libres ganados con base en la experiencia, y luego un triple, para poner la pizarra 17-13 del lado de los Spurs. Las modificaciones de Pop habían apagado a los de casa, por los que dio la cara T.J. Warren, que cerró el periodo con seis puntos.

Tony Parker tuvo las primeras cinco unidades del segundo cuarto, y luego un triple de Kawhi Leonard extendió la ventaja a 37-32 para la visita.

La banca de los de Texas también ingresó temprano en este periodo, apenas a los cinco minutos, pero Aldridge se mantuvo en la duela y conservó el nivel de la ofensiva de San Antonio.

El plan para el ataque parece sencillo para Popovich, con los titulares, el equipo es de Parker, y las canastas de Leonard, y con los suplentes, el movedor es Ginóbili y el resto debe colaborar; a la defensiva, bastaba con controlar el ritmo, volverlo más lento, para que los jóvenes de Phoenix sufrieran.

Errores de Phoenix

Los Spurs aprovechaban los errores del rival (23 puntos en intercambios en la primera mitad) y conseguían faltas (14 de Phoenix al descanso).

Con la ventaja de siete para los visitantes, llegó el medio tiempo que sirvió para celebrar los 25 años de la NBA en México, con todo y mariachi.

En el tercer cuarto, Leonard se hizo cargo de la situación, y encestó  12 unidades, en lo que parecía una cómoda victoria para los Spurs.

Pero el rebelde fue el mismo del jueves: Devin Booker se puso a los Suns al hombro y convirtió 12 unidades, para llegar al último cuarto con Phoenix abajo solo por cinco.

El jugador de segundo año mostró que se siente cómodo en México, el país donde nació su mamá, y desde la línea empató el partido (85-85) y luego le dio la ventaja a Phoenix por uno. Fue de nuevo el monólogo de Booker, quien se encendió en el último cuarto contra los Mavericks y lo volvió a hacer ante los Spurs, lo mismo con triples, con coladas o incluso alguna clavada, hasta llevar poner arriba a los Suns , aún sin Eric Bledsoe en cancha.

Ginóbili hizo valer la experiencia al conseguir otros tres tiros libres y luego Parker recuperó el balón para San Antonio, para que luego Leonard empatara la pizarra a 98, mientras la Arena se encendía cada vez más.

El ganador del encuentro se resolvería con un duelo de pistoleros, entre Leonard y Booker, y el joven no titubeó, para que Phoenix ganara en casa, con acento mexicano.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios