18 de Agosto de 2019

Deportes

Seis nuevos inmortales, al Salón de la Fama

Mariano Rivera se lleva las ovaciones más fuertes.

Entronizan a la Generación 2019 del Salón de la Fama de las Grandes Ligas. (AP)
Entronizan a la Generación 2019 del Salón de la Fama de las Grandes Ligas. (AP)
Compartir en Facebook Seis nuevos inmortales, al Salón de la FamaCompartir en Twiiter Seis nuevos inmortales, al Salón de la Fama

AP
Cooperstown, Estados Unidos.- Mariano Rivera fue el último. No podía ser de otra forma. Al segundo beisbolista de Panamá en ser exaltado al Salón de la Fama le correspondió el último de los seis discursos de aceptación, y cerrar fue su especialidad.

“¡Mariano! ¡Mariano! ¡Mariano!”. Su nombre retumbó en una tarde soleada en Cooperstown, la pequeña localidad en el norte de Nueva York que alberga el museo de los inmortales del béisbol. “No entiendo el por qué siempre tengo que ser el último”, dijo Rivera al dirigirse a la multitud que aguardó para darle la ovación más fuerte de la ceremonia. “Supongo que ser el último es especial”.

También te puede interesar: AMLO inaugura el Salón de la Fama del Beisbol en Monterrey

En el podio, el ex cerrador de los Yanquis de Nueva York, líder histórico de salvamentos con 652, tuvo que esperar para que los vítores de su nombre se apaciguaran antes de dar su discurso, en el que dedicó un pasaje en español para sus compatriotas panameños y Puerto Caimito, el pueblo pesquero donde nació.

Rivera encabezó a un grupo de seis nuevos miembros del Salón de la Fama que incluyó al también cerrador Lee Smith y al pitcher Mike Mussina, ex compañero suyo Mike Mussina. Los otros fueron el extinto lanzador Roy Halladay, y los bateadores designados Edgar Martínez y Harold Baines.

Baines y Smith fueron seleccionados en diciembre en un comité de veteranos. Rivera, Mussina, Martínez y Halladay lo hicieron tras la votación de los cronistas.

“Dios me dio el mejor lanzamiento en el béisbol, la recta cortada. Aprendí a usarla... y la usé bien hasta mi último día”, comentó Rivera entre risas. “¡Lo siento muchachos!”, añadió sonriente, dirigiéndose a sus ex rivales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name