16 de Agosto de 2018

Deportes

Serbia contra EU, la final del Mundial de Basquetbol

El equipo europeo derrota 90-85 a Francia y ahora disputará este domingo el título ante los favoritos, que humillaron a Lituania en la fase previa.

Los serbios celebran la victoria sobre Francia tras el partido de la semifinal del Mundial de Baloncesto 2014. (EFE)
Los serbios celebran la victoria sobre Francia tras el partido de la semifinal del Mundial de Baloncesto 2014. (EFE)
Compartir en Facebook Serbia contra EU, la final del Mundial de BasquetbolCompartir en Twiiter Serbia contra EU, la final del Mundial de Basquetbol

EFE
MADRID, España.- Estados Unidos y Serbia jugarán este domingo, en el Palacio de los Deportes de Madrid, la final de la Copa del Mundo 2014, después de que los hados descabalgaran a la selección española de ese puesto de privilegio que todos los pronósticos le concedían y que los balcánicos supieron ganarse en la pista de juego.

El combinado estadounidense cumplió con su papel de favorito y sin ningún susto digno de mención al ganar todos sus partidos con holgura y suficiencia, jugará por el título mundial.

La gran sorpresa de la final es Serbia, una selección que le ganó 90-85 a Francia en la semifinal y a la que el ahora entrenador Sasha Djordjevic ha dotado de la cohesión necesaria para que su talento natural aflore unido a la sombra de su gran genio del momento, Milos Teodosic.

Djordjevic, portador de la esencia baloncestística yugoslava que dominó el planeta del baloncesto FIBA en la década de los noventa, ha sabido transmitir a sus jugadores ese poso, esas raíces y ese saber hacer en la pista.

Serbia tiene a Teodosic, un talento nato, para dirigir en pista a sus compañeros, pero no aglutina la calidad que antaño tenían los 'plavi' por quintales. Pero tiene a Djordjevic para mover, mezclar y coordinar a un buen equipo y sacar el máximo rendimiento posible.

Con Nenad Krstic, otro de los grandes jugadores serbios, mermado por una reciente lesión de rodilla, Djordjevic no dudó en tener paciencia y reservar al pívot en una arriesgada apuesta que le hizo acabar la primera fase en la cuarta plaza del Grupo A, con sólo dos victorias ante Irán y Egipto y tres derrotas. Lejos de los focos del favoritismo.

En los cruces, en la hora de la verdad, el técnico serbio fue dando un mayor protagonismo a su pívot. En los momentos calientes y decisivos de los partidos, Krstic, con su calidad, aportó ese plus que necesitó su selección para sacar adelante los partidos ante Grecia (octavos), Brasil (cuartos) y Francia (semifinales) y abrazar una final que los seguidores serbios festejaron hasta muy altas horas de la madrugada en Madrid.

Las armas de EU

La selección estadounidense llega al partido definitivo cumpliendo con todo lo que se esperaba de ella, con un juego físico, directo y demoledor.

Estados Unidos, que vapuleó en la semifinal a Lituana por marcador de 96-68, es el máximo anotador del torneo mundialista, invicto, con más de cien puntos por partido, y con James Harden como capitán y uno de los más destacados jugadores.

Kenneth Faried, Anthony Davis, Klay Thompson, Kyrle Irving y Stephen Curry se reparten el protagonismo en un equipo en el que la ausencia de mega estrellas del calibre de LeBron James, Kobe Bryant o Kevin Durant ha hecho más compacto y diversificado en sus recursos ofensivos.

Los NBA son los claros favoritos, pero Serbia llega sin presión a la final y con la moral henchida porque ya ha vuelto a la elite.
Djordjevic y Tomasevic saben que tendrán una pequeña oportunidad y esperarán agazapados para intentar aprovecharla.

El premio, además de la medalla de oro y de la gloria mundialista, será la clasificación directa para los Juegos Olímpicos de Río 2016. Ricardo Molinelli.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios