21 de Febrero de 2018

Deportes

Dejó Cuba 'soñando'... 'despertó' con éxito en Yucatán

El mejor lanzador de la LMB esta temporada señala que fue duro dejar Cuba, pero considera que en su país no tenía oportunidades como jugador.

El lanzador cubano Yoanner Negrín, se dijo listo para abrir los pléiofs, con la camiseta bien puesta de Leones de Yucatán. (Milenio Novedades)
El lanzador cubano Yoanner Negrín, se dijo listo para abrir los pléiofs, con la camiseta bien puesta de Leones de Yucatán. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Dejó Cuba 'soñando'... 'despertó' con éxito en YucatánCompartir en Twiiter Dejó Cuba 'soñando'... 'despertó' con éxito en Yucatán

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Como la mayoría de los niños en La Habana, Cuba, desde temprana edad Yoanner Negrín sintió una pasión por el beisbol, considerado el deporte nacional de ese país, del cual, con el paso de los años y desilusionado por falta de oportunidades, tomó la decisión de abandonar la isla en busca de trascender, lo que ha logrado dentro de la Liga Mexicana enfundado en la franela de Leones de Yucatán.

Con cierta nostalgia, el estelar lanzador rememora aquellas épocas en que jugaba de niño con una pelota de plástico y un bate, tallado por su padre Francisco, a quien recuerda con melancolía, pues falleció hace un año y ocho meses, y le dedica siempre sus triunfos.

“Él fue mi guía en el beisbol, todo lo que hago es pensando en él”, subraya Negrín, quien trae el beisbol en la sangre, pues tanto su papá como su abuelo Rafael jugaron a la pelota.  “Desde pequeñito me la pasaba jugando beisbol con un bate que ellos me hicieron”.

En sus inicios como pelotero comenzó como primera base, luego de parador corto y conforme avanzó en las categorías lo hicieron pítcher.

Sin poder evitar una enorme sonrisa, revela que si lo hubieran visto cuando comenzó de lanzador no habrían dado nada por él.

“Era bien malo, me la pasaba dando bases por bolas y si no me sacaron del equipo fue porque mi papá era el mánager”, ríe al decirlo.

“La tremenda campaña con Leones de Yucatán fue gracias a mis compañeros, a la directiva y los couches", dijo Negrín 

“Tenía 13 años de edad y mi papá me decía que ‘poco a poco’, que no me desesperara, así que comencé a entrenar diario. A los 17 años jugué con el equipo de La Habana; a los 20, con la selección de Matanzas, con los que jugué cuatro nacionales y después me salí del país”, comenta el serpentinero habanero.

Yoannar reconoció que dejar Cuba fue una decisión difícil pero necesaria, pues de haberse quedado se habría estancado a falta de oportunidades.

“Tuve  buenas temporadas, pero nunca me tomaron en cuenta para un equipo nacional o alguna preselección, lo cual me desilusionó y frustró mucho. Decidí que lo mejor era probar suerte en otro beisbol”, explica. 

Como todo comienzo fue difícil, pues dejó a la familia, seres queridos, llegó a un país (Estados Unidos) desconocido, pero el apoyo y las amistades lo ayudaron a salir adelante, en especial  de Jorge Hernández, quien vive en Miami, Florida, donde Negrín radica.

“Me ha guiado, lo considero como un segundo papá, me dice lanza así, realiza esto, está pendiente de cada partido, al igual que mi esposa Orieta Alfonzo, con quien tengo un niño, Daniel Jesús, de tres años. Por ellos uno se esfuerza a dar el ‘extra’, pues por ejemplo, mi hijo me dice ‘¡papi, papi, you win, you win! (¡tú vas a ganar!)”.

Respecto a esta tremenda campaña con Leones de Yucatán, con los que marcha con récord de 18-1, no duda en mencionar que es “gracias a mis compañeros, ya sea ofensiva o defensivamente sin ellos no hubiera logrado mucho. También a la confianza que tuvo la directiva conmigo y  los couches”.

“Fue una bendición de Dios haber tenido una temporada como ésta, aunque buena parte de esto se debe al trabajo de equipo. Cada quien hizo de su parte para alcanzar en año en el que logramos muchas marcas”, indica.

Consciente de que todavía no se gana nada, el antillano menciona que ahora viene la parte fuerte y por la que se han preparado para los pléiofs.

“Estamos mentalizados para esta etapa, concentrados en busca de las victorias que nos puedan llevar a ganar el campeonato, que es el objetivo”, señala.

Los mejores melenudos

El dominicano Jesús “Cacao” Valdez y el cubano Yoanner Negrin fueron seleccionados “Jugador Más Valioso” y “Pítcher del Año” de Leones de Yucatán, informó la directiva melenuda, tras una encuesta realizada por el club entre 3,344 aficionados.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, Negrín ganó cuatro departamentos: el de más victorias (18), entradas lanzadas (141.3), juegos completos (4) y blanqueadas (3) y ayudó a los melenudos a ser los ganadores en más triunfos (77) y lechadas (19).

Además, el cubano lanzó 38.3 entradas consecutivas sin recibir carrera para imponer nueva marca en el equipo. Dejó atrás las 38 que el dominicano Ravelo Manzanillo acumuló en 2001. Por su parte, “Cacao” Valdez  acumuló 8,897 puntos y superó en la votación al jalisciense Luis Alfonso García, quien acaparó 8,888 puntos. Siguieron José Juan Aguilar, con 3,245; Ricardo Serrano, 3,217; Cory Wimberly, 3,101, y Diego Madero, 897.

El Dato
  • Entre las metas de Yoanner Negrín es enrolarse en un equipo de las Grandes Ligas, pero ahora está concentrado en Leones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios