11 de Diciembre de 2017

Deportes

Va otro Pionero a la preselección nacional

Édgar Garibay ayudó a los Gigantes del Estado de México a entrar a los playoffs de la LNBP.

Edgar Garibay se une a los otros quintanarroenses que también buscan un lugar en la selección nacional de baloncesto. (Raúl Caballero/SIPSE)
Edgar Garibay se une a los otros quintanarroenses que también buscan un lugar en la selección nacional de baloncesto. (Raúl Caballero/SIPSE)
Compartir en Facebook Va otro Pionero a la preselección nacionalCompartir en Twiiter Va otro Pionero a la preselección nacional

Raúl Caballero/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El cuerpo técnico de la selección Nacional de Básquetbol, dio a conocer que el centro de los Pioneros de Quintana Roo, Édgar Garibay, se unió a las filas de la preselección que se prepara para los Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá.

Édgar Garibay llegó a Pioneros la temporada que concluyó y estuvo la mitad del torneo bajo las órdenes de Manolo Cintrón, mientras cumplía el proceso de adaptación dentro de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP).

También te puede interesar: Conquista Soles el campeonato

El centro llegó a Quintana Roo todavía en la última fase de recuperación de ligamento cruzado interior de su rodilla, por lo cual vio pocos minutos de acción dentro del Caribe mexicano.

A raíz de esto, la directiva de Pioneros de Quintana Roo, con el objetivo de activarlo y llevarlo de a poco, cedió a Édgar Garibay a los Gigantes del Estado de México, donde no sólo se recuperó al 100%, sino que fue uno de los factores principales para que el conjunto mexiquense se metiera por primera vez en su historia a playoffs dentro de la LNBP.

Garibay nació Ocotlán, Jalisco, es hijo de Sandra Padilla y Javier Garibay. Desde muy pequeño emigró junto con sus padres y sus tres hermanos a Compton, una ciudad del condado de Los Ángeles, California.

Asistió a la High School de Compton y ahí empezó a jugar baloncesto a los 15 años, todo fue muy difícil para él en esa etapa porque sus compañeros tenían más tiempo practicando el deporte, por lo que Édgar tuvo que trabajar al doble para primero aprender las bases y los fundamentos del juego, y después para empezar a manejar algunos aspectos de la técnica.
Participó en 37 juegos y fue titular en ocho, promedió 4.2 puntos por juego y 3.7 rebotes por partido.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios