25 de Septiembre de 2018

Deportes

Zacatecana hace historia en toreo de México

María del Mar de Ávila Ibarguengoytia se convirtió en la primera asesora de un juez de plaza en un serial taurino.

María del Mar de Ávila Ibarguengoytia (en recuadro) hizo historia en Zacatecas al ser la primera mujer en ser asesora de un juez de plaza. (myspace.com/Notimex)
María del Mar de Ávila Ibarguengoytia (en recuadro) hizo historia en Zacatecas al ser la primera mujer en ser asesora de un juez de plaza. (myspace.com/Notimex)
Compartir en Facebook Zacatecana hace historia en toreo de MéxicoCompartir en Twiiter Zacatecana hace historia en toreo de México

Agencias
ZACATECAS, Zacatecas.- Enfrentando todo el “machismo” y supersticiones en contra de la mujer que caracteriza a la fiesta brava, la zacatecana María del Mar de Ávila Ibarguengoytia se convirtió en la primera asesora de un juez de plaza en un serial taurino.

Función que “Marymar” cumplió el pasado domingo en la primera corrida del serial taurino con el que Zacatecas celebra su 484 Aniversario de fundación, publica Notimex.

Cuando surgió la propuesta del Cabildo de Zacatecas, por agosto pasado, de nombrarla asesora A del juez de plaza, inmediatamente aceptó, porque tiene conocimientos, experiencia y, sobre todo, la perspectiva de una mujer que se desarrolló en el mundo de los toros de lidia, animales que llevan en su sangre la bravura.

Así, María del Mar ya hizo historia en México al convertirse en la primera mujer en ser designada como asesora de un juez de plaza, trabajo que desempeñó al lado de la máxima autoridad, Manuel Esparza, en la Feria Nacional de Zacatecas (Fenaza) 2015.

Esta primera tarea la cumplió en la corrida del “Escapulario de Plata”, del domingo 6 de septiembre, y tuvo en sus manos la suerte de los toreros Ignacio Garibay, Jorge Delijorge, Antonio Romero, Arturo Saldivar, Sergio Flores y Luis Ignacio Escobedo.

Ella sostuvo el sombrero en la que se encontraban los números de los toros que se rifarían para fijar el orden de aparición de los mismos.

Creencias y supersticiones

De esa forma, su participación fue determinante en la suerte de los seis matadores y para acabar con siglos de superstición en el medio taurino mexicano, que reproduce el mito de que si una mujer está en el callejón es de “mala suerte para el torero”

“Yo no vengo a trastornar las creencias de los taurinos. Vengo a aportar la perspectiva como mujer. Toda mi vida he vivido en los toros y el conocimiento lo tengo. Me voy a enfrentar a un mundo distinto a como lo viví y lo veo”, afirmó Marymar en entrevista exclusiva con Notimex.

Romper estigmas es el primer reto al que se debe enfrentar esta zacatecana, “porque el mundo de los toros es completamente de hombres, donde cosas como la superstición juegan en contra de las mujeres”, dijo.

“Yo no creo que sea cuestión de mala suerte ver a una mujer en el biombo o en callejón o que sea un tema de género. Todos los seres humanos somos capaces de realizar las metas que nos impongamos”, añadió.

Se dijo orgullosa de tener la oportunidad de estar en el biombo junto al juez para contribuir con sus conocimientos “y hacer un aporte, desde el punto de vista de mujer, para que el juez pueda tomar una decisión objetiva”.

Resaltó que es un hecho histórico, porque a pesar de que en España ya hay mujeres participando en la fiesta brava y han sido presidentas y juezas de plaza, en México apenas es la primera ocasión.

Su familia

Pero su llegada como Asesora A del Juez de Plaza, en este ámbito de dominio eminentemente masculino, no es una concesión graciosa. Ella proviene de una familia de abolengo ganadero.

Es hija de Rosa María Ibarguengoytia y nieta del ganadero Don Manuel Ibarguengoytia Llaguno, propietario de la ganadería zacatecana San Antonio de Trianana, que se ubica en el municipio de Villa de Cos.

Su padre Jesús de Ávila, fue de los primeros empresarios de la Plaza Monumental de Zacatecas; es decir, él, junto con varios amigos, constituyó la empresa que organizó la primera corrida taurina en este espacio, el 5 de septiembre de 1976.

Marymar creció dentro del mundo taurino y ganadero de Zacatecas. Sus abuelos y padres inculcaron en ella y sus hermanas, María José y María Fernanda, el amor por los toros de lidia, cariño que siguen cultivando aunque ellos ya no estén.

Con ello Marymar se convirtió en la primera mujer en México en cumplir esta tarea y tenía que ser zacatecana, ya que es originaria del estado “Cuna del Toro Bravo”, considerado así porque aquí se tiene el mayor número de ganaderías del toro de lidia en el país.

Ahora pero deberá seguir asesorando al juez y mostrando sus habilidades durante las seis corridas que aún faltan en esta Fenaza 2015, que apenas inició el 3 de septiembre.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios