19 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Jóvenes chiapanecos cantan heavy metal en lengua tzeltal

La agrupación 'Ik’al Ajaw', integrada por tres músicos de Chiapas, busca mantener viva la lengua materna.

La banda de Heavy Metal 'Ik’al Ajaw' realiza música en Tzeltal, lengua materna de la población de Oxchuc, Chiapas.(Notimex)
La banda de Heavy Metal 'Ik’al Ajaw' realiza música en Tzeltal, lengua materna de la población de Oxchuc, Chiapas.(Notimex)
Compartir en Facebook Jóvenes chiapanecos cantan heavy metal en lengua tzeltalCompartir en Twiiter Jóvenes chiapanecos cantan heavy metal en lengua tzeltal

Agencias
OXCHUC, Chiapas.- Tres jóvenes músicos comienzan su presentación ante el estruendo de la guitarra, el bajo y la batería. Con su melódica voz, el cantante comienza a entonar palabras incomprensibles para muchos. Al terminar, se dirige al público y le dice: “esto que acaban de escuchar es heavy metal en lengua tzeltal", informa Notimex.

Sorprendidos, los asistentes comienzan a aplaudirles, no sólo por su excelsa presentación, sino por permitirles escuchar algo que jamás habían oído: una banda indígena que interpreta el género nacido en Estados Unidos en los 80, que ha llevado este sonido a otro nivel, al incluirle letras interpretadas en el dialecto de su pueblo, el tzeltal.

Originarios de Oxchuc, en el estado de Chiapas, Rolando, Mario y Jani Ahmed son los jóvenes entusiastas que, a través de su grupo Ik’al Ajaw, buscan mantener viva su lengua materna, con el objetivo de enviar un mensaje a las nuevas generaciones sobre la importancia de conservar y sentirse orgullosos de sus tradiciones.

“El proyecto, cuyo nombre en español quiere decir Dios del viento, comenzó en 2010 para reforzar nuestra lengua y demostrar que también en lengual tzeltal se puede hacer música, porque la música es universal, no diferencia nada, ni lenguaje ni estilo de vida.

“Nuestra influencia es el metal, por el tipo de resonancia que se le da por la potencia, la adrenalina, y es por eso que nos gusta ese género y decidimos fusionarlo con nuestra lengua”, dijo el baterista de 25 años, Rolando, en entrevista con Notimex.

Jame sbiil yotik oxchujk (Su nombre ahora es Oxchucjk)/ Slumilal yu’un jtaleltik (Tierra de usos y costumbres)/ Yakuk’ la me jkich’tik tamuk” (Procuremos ser respetuosos)”, canta Jani Ahmed, de 22 años, ante un público de la Ciudad de México, que aunque no entiende que está diciendo, admira lo que escucha, un sonido poderoso acompañado de una suave voz.

“Al igual que con todas nuestras rolas, con esta canción que se llama Jlumaltik oxchujk (Nuestro pueblo Oxchuc), primero la gente se queda impactada como pensando -qué están diciendo-, pero después nos felicitan porque nos dicen que está padre cantar en nuestra lengua materna”, mencionó Ronaldo.

No obstante, el músico señaló que en su pueblo y en Chiapas, sus canciones son muy populares, ya que de acuerdo a datos del 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el tzeltal es hablado por 556 mil 720 personas, siendo una de las lenguas más representativas del estado, donde un millón 358 mil 911 personas hablan algún dialecto.

Uso de traje típico

Ataviados con su traje típico en cada presentación que realizan, Rolando describió que su vestuario es muy importante para ellos, ya que “el traje es como representar a nuestro pueblo, es como llevar al pueblo completo en cada lugar donde tocamos”.

Con palabras firmes, este joven, quien aprendió, al igual que sus compañeros, la magia de la música de manera autodidacta, narró que su afición por esta profesión se la debe a su familia, cuna de grandes músicos.

“Ya lo traigo de sangre porque la mayoría de mi familia son músicos, mi abuelito paterno, por ejemplo, fue uno de los que tocaban los tambores y la flauta cuando se hacían rituales en mi pueblo, era un músico tradicional muy importante”, señaló.

Canciones como “Xuch’ni (Los negritos)”, que habla de la leyenda de la creación en siete noches de la catedral del pueblo por su santo patrono, Santo Tomás, es una muestra de las composiciones que crea esta agrupación, cuya principal inspiración para escribirlas, es su entorno y las tradiciones de su comunidad ubicada en los altos de Chiapas.

“Por ejemplo hay cosas que nosotros como jóvenes ya no conocemos, que se hacían y se dejaron de hacer, entonces recurrimos a los abuelos de nuestro pueblo para que nos cuenten las historias, para nosotros poderlas llevar a la música”, dijo.

En cuanto a sus proyectos a futuro, Rolando destacó que actualmente se encuentran trabajando en su primer disco, el cual prevén que sea presentado en abril y donde el heavy metal en lengua tzeltal conquistará a todo aquel que lo escuche.

Mientras tanto, mencionó que continúan enfocados en llevar su música a otros lugares como Hidalgo, Yucatán y Oaxaca, donde se han presentado en universidades, eventos culturales y en recintos importantes, como el Museo Nacional de Antropología e Historia de la Ciudad de México.

“Me gustaría decirle a los jóvenes que se sientan privilegiados y orgullosos de pertenecer y hablar alguna lengua indígena, porque para nosotros es un privilegio hacer música, por eso les queremos decir, que si les gusta la música, que también se puede escribir en su lengua materna.

“Escriban lo que ven, lo que sienten y lo que piensan, porque poder expresarlo por medio de la música y en nuestra lengua ¡que mejor!”, puntualizó Rolando.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios