23 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Candy Crush, el adictivo ‘dulce’ que no engorda a los mexicanos

El juego lanzado en abril del año pasado se ha colocado como el más popular en Facebook, desbancando a FarmVille 2.

Hay personas que no pueden ni salir de la casa y tener una vida social porque prefieren "ganar vidas". (Milenio)
Hay personas que no pueden ni salir de la casa y tener una vida social porque prefieren "ganar vidas". (Milenio)
Compartir en Facebook Candy Crush, el adictivo ‘dulce’ que no engorda a los mexicanosCompartir en Twiiter Candy Crush, el adictivo ‘dulce’ que no engorda a los mexicanos

Milenio
CIUDAD DE MÉXICO, México.- El andén del Metro cambia el rostro urbano conforme avanzan las nuevas tendencias. No es raro ver a muchas personas que pierden su entrada al transporte o llegan tarde al trabajo por estar jugando Candy Crush, un dulce que no engorda, pero resulta altamente adictivo.

Cada mañana decenas de personas esperan a que pase el vagón para dirigirse a sus trabajos o la escuela; sin embargo, la espera del transporte no es lo único que tienen en mente, pues como señala Karen, una joven periodista recién egresada de la UNAM, “en el Metro cuando hay mucha gente casi todos los que esperan el tren están jugando y a veces hasta por andar jugando se les pasa el metro, o mejor dicho los avientan y ya no entran”.

Karen asegura que este juego no se ha vuelto parte de su vida, pero hay quienes no se suben al vagón por estar entretenidos jugando o que ya dentro del transporte continúan haciéndolo. Para ella, jugar Candy Crush es sólo es una forma de pasar el tiempo; va en el nivel 187.

“Todo empezó cuando estaba buscando apps para la tablet, ya me habían enviado 'un buen' de veces invitaciones para jugar Candy Crush, así que me dije pues '¿por qué no?' y empecé a jugar en mayo porque me aburrí en casa de mi abue”, recuerda Lola, otra adicta al juego.

Candy Crush apareció en el mercado en abril de 2012 y desde entonces se convirtió en uno de los juegos más populares en Facebook, hasta llegar en marzo de este año a desbancar a FarmVille 2.

Lola, una estudiante de Nutrición que va en el nivel 317 en un perfil de Facebook y en el 170 en otra cuenta, dice que usa el juego como “desestrés” porque “para mí es como un juego de habilidad y de pensar cómo vas a pasar cada nivel”.

Pero no todos encuentran un relajante jugar Candy Crush, Carmen, ama de casa de 46 años y madre de siete hijos, invierte alrededor de tres horas al día; ahora está a la espera de que se desbloqueen más niveles. En 10 meses de juego llegó a la cima: el nivel 365.

Carmen confiesa que se hizo adicta al juego durante los dos meses que pasó de vacaciones en casa de su cuñada. Recuerda que incluso llegó a jugar por ocho horas en lugar de salir a conocer la ciudad.

Eduardo, un egresado de la Licenciatura en Comunicación, confiesa que al principio tenía demasiado tiempo libre y así fue como comenzó a jugar Candy Crush. De mayo a octubre ha conquistado 305 niveles.

“Me llegaban muchas solicitudes pero no les hacía caso, incluso me llegaban a molestar tantas invitaciones y llegué a pensar en bloquear a los que las mandaban”, dice Eduardo.

Como a Eduardo no le gusta pedir vidas a sus amigos, cuando se le acaban adelanta el reloj. Pero tiene otros métodos para no quedarse con las ganas: elimina la app y la vuelve a descargar.

Hay jugadores que confiesan haber pagado 13 pesos por conseguir más vidas, aunque al principio todos se niegan a hacerlo, la emoción los hace terminar pagando.

Otros, los menos pudientes, piden vidas a sus amigos de Facebook para continuar jugando. El máximo de vidas que se pueden tener son cinco, y se recuperan cada media hora.

Como un vicio

Para algunas personas se ha vuelto un vicio estar frente al juego. Muchos pasan su tiempo libre juntando caramelos del mismo color, Lo hacen en el trabajo, en la escuela, en reuniones con familia y amigos, descuidando incluso sus responsabilidades para subir de nivel o ganar vidas.

Mas no faltan las personas que utilizan al juego como tema de conversación para romper el hielo porque es algo muy común.

“Un día en una fiesta estaba jugando y compitiendo con una amiga pero sólo con las vidas que teníamos, sin pedir vidas ni trucos. He competido varias veces y con varias amigas, incluso en el viaje de graduación”, recuerda Eduardo.

Él menciona que sus amigos lo buscan para que les ayude a pasar niveles o para competir y ver quién hace más puntos. Indica que lo juega en el trayecto al trabajo ida y vuelta, así como en su casa. En días pasados pasó 30 niveles seguidos “porque estaban muy fáciles”.

Caramelos que te llenan de emoción

Para los que son verdaderos fanáticos del juego hay una canción que se hizo viral en YouTube. La melodía hace referencia a cómo las personas comienzan a jugarlo por invitaciones de amigos y el sufrimiento que provoca no poder pasar de nivel.

“Llegué al 65 y lo que vi me hizo llorar, duré cuatro semanas y no pude continuar, después de muchas vidas casi loco de remate, por fin pude acabar con el maldito chocolate”, se escucha en la canción.

A lo largo del tema se relata cómo una persona fue avanzando de nivel y las dificultades que se le presentaron al personaje.

“El 135 no me lo esperaba yo, me botaron del trabajo y mi familia me dejó, cuando queda un solo turno para el juego terminar, explota otra bombita y lo tengo que empezar” canta el personaje.

En la grabación, de aproximadamente dos minutos y medio, se observa a un hombre con una guitarra y de fondo unas casas de caramelo.

¿Cómo se juega Candy Crush?

El primer paso es juntar tres dulces del mismo color de forma vertical u horizontal; los hay rojos, naranjas, amarillos, verdes, azules y morados, los cuales están colocados en un tablero.

Al inicio de cada nivel el juego pide completar ciertos retos, ya sea eliminar la gelatina que cubre los dulces, bajar los ingredientes eliminando todos los dulces que se encuentran debajo de ellos, juntar cierta cantidad de puntos antes de que las bombas de tiempo exploten, o bien eliminar dulces del mismo color en cierta cantidad de tiempo.

Para poder eliminar las golosinas de forma más rápida existen las combinaciones de más de tres caramelos, las cuales crean un caramelo especial.

Los caramelos especiales pueden ser de tres tipos:

  • Dulce de rayas: se consigue juntando 4 dulces del mismo color. La dirección de las líneas indica si borrará la fila horizontal o verticalmente. Además si se juntan dos se podrá eliminar una fila y columna al mismo tiempo.
  • Bomba de color: se obtiene al juntar 5 dulces iguales en una misma línea. Al juntarlo con otro dulce se borran las golosinas de ese color o si se junta con un dulce de rayas, todos los duces de ese color se vuelven dulces de rayas y comienzan a explotar.
  • Dulce envuelto: se forma al combinar cinco dulces del mismo color pero en forma de L o T. Si se juntan dos iguales comienza a explotar y eliminar los caramelos de su alrededor. O bien, si se unen con un dulce de rayas se forma un caramelo más grande que elimina tres filas horizontal y vertical.

Cada nivel cuenta con diferente cantidad de movimientos y con diferentes bloqueadores que impiden al usuario terminar el juego, ya sean chocolates que se esparcen por todo el tablero, glaseado que impide que caigan caramelos en el espacio que ocupa o listones que encierran caramelos normales.

Además existen también los teletransportadores, regaliz, bombas, pasteles, generador de chocolate, bolsitas especiales, máquinas expendedoras, huevos sorpresa, caramelo camaleón, tarta de cumpleaños y remolinos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios