24 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Adele: es más valiente no tener hijos que tenerlos

La cantante británica dice que ama a su hijo, pero todos los días le gustaría tener tiempo para ella; depresión post parto y alcoholismo.

Adele presentará dos conciertos en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México, el próximo 14 y 15 de noviembre.(Vanity Fair)
Adele presentará dos conciertos en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México, el próximo 14 y 15 de noviembre.(Vanity Fair)
Compartir en Facebook Adele: es más valiente no tener hijos que tenerlosCompartir en Twiiter Adele: es más valiente no tener hijos que tenerlos

Milenio Digital
LOS ANGELES.- Adele engalana la portada de la revista Vanity Fair, con la que habló de la maternidad, su batalla con la depresión postparto y su lucha para dejar de beber.

Luego de que la periodista Lisa Robinson aplaudiera su valor al decidir ser madre en medio de una exitosa carrera, Adele consideró: "De hecho, pienso que lo más valiente es no tener hijos. Todos mis amigos y yo sentimos presión para tenerlos, porque eso es lo que los adultos hacen".

"Amo a mi hijo más que a nada, pero a diario, si tengo uno o dos minutos, me gustaría poder hacer lo que sea que quisiera, cuando quisiera. Así me siento cada día", agregó, además de precisar que por ahora no desea más hijos. 

Adele dio a luz a su primogénito Angelo, el 19 de octubre 2012 con Simon Konecki, un empresario británico, quien ya tiene otra hija con su anterior pareja, por lo que el pequeño Angelo tiene ya una hermanita. "Esa es mi tarjeta gratuita para salir de la cárcel", bromeó Adele. 

La cantante aseguró que tuvo "depresión postparto después de dar a luz a mi hijo y eso me daba miedo". Sin embargo, cuestionada sobre si tomó antidpepresivos, ella respondió: "No, no, no, no. Pero además no hablé con nadie al respecto".

"Yo estaba muy reacia... mi novio me decía que deberia hablar con otras mujeres que se embarazaron, y yo decía: 'Carajo, no voy a andar por ahí con un jodido montón de madres'. Y entonces, sin darme cuenta, ya andaba alrededor de otras mujeres embarazadas y con hijos, porque me encontré con que eran un poco más pacientes", agregó. 

Adicciones

La intérprete dijo además que tras el nacimiento de su hijo y la cirugía a la que se sometió en las cuerdas vocales, decidió beber menos y dejar de fumar. "Tener una resaca con un niño es una tortura", broméo.

Sobre si ha ingerido drogas, la británica dijo: "Me da mucho miedo para alguna vez tomar drogas. Solía gustarme estar ebria, pero a medida que me volví más famosa, despertaba a la mañana siguiente y pensaba: '¿Qué carajo dije y a quién carajos se lo dije?' Nunca tuve blackouts, pero cuando bebes y vas a una fiesta, le hablas a cualquiera".

"Puedo ver desde una perspectiva alejada que nunca escribriré canciones tan buenas como cuando tenía 21, pero no soy tan indulgente como cuando tenía esa edad, y no tengo tiempo para caerme como lo hice entonces. Yo estaba completamente fuera de mí cuando escribí ese álbum, y una lengua borracha es una lengua honesta. 

"Podía beber dos botellas de vino y fumar. Luego escribía las letras tristes y a la mañana siguiente pensaba 'Carajo, es una buena letra'. Luego encontraba la melodía. Pero desde que tuve a mi bebé, no soy tan desprecoupada como solía serlo. Ahora me asustan muchas cosas porque no quiero morir; quiero estar cerca para mi hijo. Soy muy cautelosa en cosas en las que no lo era antes", contó la cantante.

"Además, no salgo tanto como solía hacerlo. Voy a cenas muy civilizadas, y y voy a trabajar cuando tengo que hacerlo, pero hay que arrastrarme literarlmente hacia una jodida alfombra roja". 

 Adele concluye una gira de casi un año por Europa y Norteamérica el 21 de noviembre. En México se presentará los días 14 y 15 de noviembre en el Palacio de los Deportes. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios