26 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

A Serrat, el cansancio le dobla las piernas pero nunca la sonrisa

En su primera fecha en el Auditorio Nacional, recorrió con sus canciones 50 años de carrera.

Joan Manuel Serrat, quien este año cumple 50 años de carrera artística, se presentó en el Auditorio Nacional. (NTX)
Joan Manuel Serrat, quien este año cumple 50 años de carrera artística, se presentó en el Auditorio Nacional. (NTX)
Compartir en Facebook A Serrat, el cansancio le dobla las piernas pero nunca la sonrisaCompartir en Twiiter A Serrat, el cansancio le dobla las piernas pero nunca la sonrisa

María J. Cantú/Mileno Digital
MÉRIDA, Yuc.- Acorde con su sencillez, luces tenúes en tonos rojizos iluminaron el escenario del Auditorio Nacional para recibir a Joan Manuel Serrat, quien a las 20:32 horas inició con el festejo de medio siglo de trayectoria ante su público.

El español ya había dado las buenas noches y había interpretado El carrusel del Furo y De vez en cuando la vida, cuando se aventuró a un diálogo improvisado que le dio pie a presumir su andar en los escenarios.

Pasó por el centenario de Santiago Carrillo, Frank Sinatra y Pinochet saltó a los mil años del nacimiento de la primera reina de Aragón.

"No encontré nada mejor en Wikipedia para ofertarles que este año se cumplen 50 años de mi asunción a los escenarios", terminó por revelar haciéndose acreedor a una ola de aplausos y felicitaciones.
"Supervivencia aparte, es algo realmente fantástico poder invertirlo disfrutando, haciendo el oficio que a uno le gusta y tener la fortuna de compartirlo con la gente.

"Esta noche quiero acercarme a todos aquellos que han tenido que ver con estos 50 años, sin lo que ha sido la gente acompañándome en este viaje les puedo asegurar que no hubiera valido la pena", agregó el compositor antes de continuar con Mi niñez.

Siguió con el viaje en el tiempo hasta 1970 y apareció en el repertorio De cartón piedra, después el compositor realizó una reflexión respecto a los millones de niños en estado de calle, explotados y asesinados; el reflejo de sus palabras aterrizó en Niño silvestre.

Se hizo el silencio y una fan gritó "Te amo", a lo que el cantante respondió: "Creo que podrías tener mejores opciones", desatando la risa uniforme en la sala.

Durante su gira Antología desordenada, se acompaña de cinco músicos. A mitad del recital explicó al público las dificultades por las que atravesaba al elegir las canciones a interpretar cada noche: "Este concierto estaría cojo de los dos pies si no existiera una serie de canciones que ustedes han de estar pensando y otras que no, pero para mí son fundamentales", dijo antes de entonar Palabras de amor.

Un hombre del público inició un conteo al que, poco a poco, se unieron más voces, Serrat dio una señal para que sus músicos callaran y al llegar al 43 complementó: "Vivos se los llevaron y vivos los queremos".
El momento se tornó más sentimental cuando siguió con Esos locos bajitos.

En la recta final tomó una guitarra y ofreció Mediterráneo, uno de los coreados por los fans, al término de su interpretación dobló las rodillas en señal de cansancio, pero nunca borró la sonrisa de su rostro...

Datos clave
  • El español volverá a presentar su Antología desordenada esta noche en el Auditorio y el jueves próximo estará en Auditorio Banamex, en Monterrey.
  • En el escenario solo se observaban tres telones previos a un gran telón rojo que enmarcaba a Serrat con sus músicos.
  • Al centro de la tarima se encontraba una pequeña mesa cubierta de negro, donde descansaba una jarra de agua y un vaso a disposición del cantante.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios