15 de Julio de 2018

Entretenimiento

Los desvaríos de una Princesa

Todos los asistentes a la ponencia de Carrie Fisher concuerdan en que la actriz actuaba de manera extraña.

Carrie Fisher, quien dio vida a la legendaria Princesa Leia, de la Guerra de las Galaxias, se robó los aplausos del público en el Star Wars Celebration, en Anaheim. (Hugo Peniche/SIPSE)
Carrie Fisher, quien dio vida a la legendaria Princesa Leia, de la Guerra de las Galaxias, se robó los aplausos del público en el Star Wars Celebration, en Anaheim. (Hugo Peniche/SIPSE)
Compartir en Facebook Los desvaríos de una PrincesaCompartir en Twiiter Los desvaríos de una Princesa

Hugo Peniche/Enviado Especial
ANAHEIM, Ca., EU.- Tras acabar subir al escenario y quitarse los zapatos, hablar de todo y nada a la vez, tener un par de detalles con dos fans, la Princesa Leia no pasó desapercibida, y no por su fama, sino por su actitud.

Para todos es sabido que Carrie Fisher ha tenido que enfrentarse varias veces consigo misma debido a los excesos con la bebida una vez terminada su participación en la saga de Star Wars y prácticamente pasar desapercibida como actriz en las salas cinematográficas del mundo.

De hecho, recordó en su presentación que tenía un llamado a los sets de “El Regreso del Jedi”, pero la noche anterior había una presentación con los Rolling Stones: “Mi cabeza se iba de un lado para otro, ‘la diversión o la responsabilidad’, al final tomé una decisión -la de la responsabilidad más irresponsable-, ir a las dos”.

Un fan que se declaró su admirador le preguntó cuál era su escena favorita de Star Wars, ella respondió acudiendo al borde del escenario y lo abrazó por un rato, al término del mismo, se levantó y preguntó:

"¿Cuál era la pregunta?”, lo que despertó las carcajadas de los asistentes y se fue a sentar  su lugar como si fuera bailarina de ballet.

Pero lo sobresaliente fue, como se mencionó ayer, el largo beso que le “catafixió” a un fan por una foto que le debía desde hacía dos años.

Al final, Carrie Fisher se abrazó con el presentador y anfitrión del evento, y dejóse caer sobre él, aplastándolo para luego levantarse, aceptar con reverencias el aplauso del público, llamar a su perro y agarrar su bebida para perderse entre bambalinas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios