11 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

Cecilio Perera brinda rica velada en el teatro Peón Contreras

El guitarrista yucateco triunfa con su sencillez y el diálogo de su alma con su instrumento de cuerdas.

Cecilio Perera estrenó  el tema “Tres imágenes de Yucatán”. (Luis Pérez/SIPSE)
Cecilio Perera estrenó el tema “Tres imágenes de Yucatán”. (Luis Pérez/SIPSE)
Compartir en Facebook Cecilio Perera brinda rica velada en el teatro Peón ContrerasCompartir en Twiiter Cecilio Perera brinda rica velada en el teatro Peón Contreras

Jesús Mejía/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Con un repertorio rico en estilos y formas melódicas, el público reconoció anteanoche a Cecilio Perera como un exponente de la guitarra clásica de concierto y lo adoptó mediante ovaciones como uno de los orgullos musicales del Estado. 

El Teatro José Peón Contreras, principal recinto cultural del Estado, albergó al artista con guitarra valenciana y laúd de reminiscencias renacentistas en memorable concierto organizado por la fundación de la Sociedad Artística “Ricardo Palmerín”, que preside Luis Pérez Sabido.

Con una trayectoria de presentaciones en reconocidos escenarios de la música del mundo y una cadena de éxitos en certámenes internacionales de guitarra, Cecilio Perera, con tres décadas de vida, cautivó por su sencillez y el diálogo entrañable entre su alma y su instrumento de cuerda.

Desde el principio, con los ojos cerrados, y otras veces con movimientos de un lado a otro de cabeza, como sumergido en un mar de notas y sentimientos, Cecilio arrancó de su valenciana armonías y cadencias de composiciones de Mauro Giuliani y Fernando Sor que capturaron la atención del público.

Anunció “Titania” y “Etwas von dir”, con firma autoral de Marina Razumovskaja, de quien dijo “es una pianista, compositora de Letonia, y es mi novia”, que el público celebró con un nutrido aplauso. 

Presentó en estreno mundial “Tres imágenes de Yucatán”, que Julio César Oliva compuso para Cecilio Perera, quien evocó las melodías “Caminante del Mayab” y “Peregrina” en el primer tiempo denominado “Mérida”, al cual siguió “Paseo de Montejo”, con un fraseo de cuerda que culminó con un “pianíssimo” de antología.

Después, la sala se llenó de notas, arrebatados armónicos, octavas y sentimientos de un fandango español de Luigi Boccherini, que en tres tiempos arrobó al público y más aún con la intervención de un cuarteto de cuerdas y una crotalista que le dieron realce a la obra.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios