19 de Agosto de 2018

Entretenimiento

A veces puedo ser mi peor enemigo: Chris Brown

En entrevista, asegura: 'A veces uno tiene que tocar la estufa para saber que está caliente'.

El cantante Chris Brown, quien la imagen aparece durante una audiencia en la Corte, se dice confiado en que no caeré nuevamente en las conductas que lo llevaron a pasar varios meses en la  cárcel. La imagen es contexto. (Archivo/Efe)
El cantante Chris Brown, quien la imagen aparece durante una audiencia en la Corte, se dice confiado en que no caeré nuevamente en las conductas que lo llevaron a pasar varios meses en la cárcel. La imagen es contexto. (Archivo/Efe)
Compartir en Facebook A veces puedo ser mi peor enemigo: Chris BrownCompartir en Twiiter A veces puedo ser mi peor enemigo: Chris Brown

Agencias
BEVERLY HILLS, Ca., EU.- Chris Brown celebró su 25o. cumpleaños en la cárcel el pasado mayo con un pastel que hizo con sus propias manos: chocolate, mantequilla de maní, pan y leche.

"Lo mezclas en un pequeño plato de cereal y lo dejas reposar un ratito ... y ahí tienes, un pequeño y lindo pastel", explicó Brown al tiempo que reía...

"Un par de amigos me enseñaron cómo hacerlo".

Acostumbrado a vivir en grande desde que alcanzó el estrellato como cantante de R&B a los 16 años, Brown tocó fondo con su encierro de tres meses.

En junio pasado, salió determinado a no recaer en sus viejas costumbres. La cárcel le cambió la perspectiva.

"Siempre incumplí promesas sobre muchas de mis situaciones. Pero creo que eso es parte de crecer y aprender.

"Para mí, ahora tengo un mejor sentido de lo que es importante, por haber estado encarcelado, por todo lo malo que me pasó", aseguró en una entrevista.

Chris Brown, por orden de una Corte, asiste a dos sesiones de terapia semanal para tratar trastorno de bipolaridad

"Uno no puede meter la pata continuamente. Uno no va a tener tantas oportunidades, y no digo de mis pares, sino de Dios en general.

"Para mí y para mi alma sólo quiero poder tener algo de paz, poder relajarme y hacer lo que amo. Porque fui bendecido con esta oportunidad y este talento, así que no quiero desperdiciarlo", añadió.

Brown, un brillante bailarín y talentoso cantante que está entre los artistas jóvenes más emocionantes del momento, se presenta a sí mismo como un artista en proceso de maduración que reconoce sus errores del pasado.

Por orden de la Corte asiste a dos sesiones de terapia semanales para tratar su desorden bipolar. Recortó su séquito de 30 personas a menos de 10. Y terminó por apaciguar enemistades, incluida una con el rapero y cantante Drake.

Su sexto álbum, X, que salió la semana pasada, incluye muchas canciones enfocadas en sexo y fiesta, sí, pero también letras reflexivas y sinceras en las que reconoce y asume la responsabilidad de sus problemas.

Sentado en la oficina de su publicista al día siguiente del lanzamiento del álbum, Brown sonrió con facilidad y pareció ansioso de mostrar que ha dado un giro, aunque admitió que aún le queda mucho por crecer.

"A veces uno tiene que tocar la estufa para ver que está caliente. Y yo soy así, lo hago todo el tiempo", comentó. 

"A veces puedo ser mi peor enemigo. No siempre tomo la decisión correcta".

El dato
  • El músico fue condenado a un año de prisión por haber violado la libertad condicional al que estaba sometido desde la agresión a su expareja Rihanna, en 2009.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios