14 de Diciembre de 2018

Entretenimiento

Mujeres haciendo el amor en el cine

"Todo el mundo tiene a alguien menos yo" expone la complejidad en la relación homoerótica de dos mujeres.

En la película hay una escena de erostismo que pareciera distraer del tema central. (Agencias)
En la película hay una escena de erostismo que pareciera distraer del tema central. (Agencias)
Compartir en Facebook Mujeres haciendo el amor en el cineCompartir en Twiiter Mujeres haciendo el amor en el cine

Milenio
MEXICO, DF.- El cine de Julián Hernández cuenta de todo, desde las simples historias de amor, hasta las taquilleras, las fantásticas, de denuncia, las importantes y banales. Hernández consigue darle variedad a la cinematografía nacional, y ahora llega con un par de mujeres que hacen el amor en la gran pantalla.

Su obra "Todo mundo tiene a alguien menos yo" se identifica con su propia vida. Tanto Hernández como su personaje exploran en escena las características particulares de la relación homoerótica.

Muchos tienden a pasar por alto que las parejas gay tiene ciertas particularidades que el arte debe reflejar. Como demostrar que una cosa es el amor romántico.

En la cinta Alejandra se hace pasar por mamá de su amante. Alejandra enseña a María a ser mujer, a maquillarse y, sobre todo, a volverse la fantasía que maceró en soledad. Si uno piensa que las historias “chica encuentra chica” tienen que estar hechas a base de golpes de teatro.

El amor homosexual, como muestra, es paradójico. Lo es porque al tiempo que lucha por ser visto como cualquiera, esgrime su diferencia.

Al amor homosexual se añade la diferencia de edades, de idiosincrasias y un algo de perversión que recuerda a la "Lolita" de Nabokov.

En buena parte esta cinta se cuenta en forma lineal, pero hacia la mitad comienzan a haber juegos temporales que abren dudas éticas en torno a lo que se ve. Un acierto del realizador mexicano.

Hay quien ha visto en el filme un pretexto para retratar a dos mujeres con el esmero enfebrecido de un voyeur. Pero "Todo el mundo tiene a alguien menos yo" es una pequeña joya: bien actuada, bien dirigida y muy bien fotografiada.

En las sutilezas de este amor tan anormal falta algo: la perspectiva femenina. Como se quiera ver, impera la necesidad de mostrar la forma como ama una mujer y es ella misma la que cuenta su historia. En fin, se requiere hacer del cine mexicano un ambiente más femenino.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios