22 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Circo Ringling Bros se queda sin elefantes

Ante el empuje de los grupos defensores de animales, la empresa termina con centenaria tradición, pero ya piensan en una alternativa.

Acto con un elefante correspondiente a un show del  Ringling Brothers and Barnum & Bailey Circus, que deberá prescindir de los enormes mamíferos. (Foto: AP)
Acto con un elefante correspondiente a un show del Ringling Brothers and Barnum & Bailey Circus, que deberá prescindir de los enormes mamíferos. (Foto: AP)
Compartir en Facebook Circo Ringling Bros se queda sin elefantesCompartir en Twiiter Circo Ringling Bros se queda sin elefantes

Agencias
POLK CITY, Florida.- El Circo Ringling Bros. y Barnum & Bailey dijo que pondrá fin a sus emblemáticos actos con elefantes para el año 2018 y señaló en exclusiva a The Associated Press que las crecientes preocupaciones del público en relación con el trato a los animales llevaron a esta decisión.

Ejecutivos de Feld Entertainment, la compañía matriz del circo, dijeron que la decisión de acabar con la centenaria tradición circense de exhibir elefantes fue difícil y ampliamente debatida. Los elefantes han aparecido con frecuencia en los afiches de Ringling por décadas. La decisión iba a anunciarse este jueves.

"Ha habido en cierto modo un cambio de humor entre nuestros consumidores", dijo Alana Feld, la vicepresidenta ejecutiva de la compañía. "Mucha gente no está cómoda con que estemos llevando de gira a nuestros elefantes".

A horas del anuncio los grupos proanimales se adjudicaron el crédito por la decisión, afirmando que la presión puesta a la empresa llevó a que se tomara.

"Por 35 años PETA ha protestado contra la crueldad de Ringling Bros. con los elefantes", escribió en un comunicado Ingrid E. Newkirk, presidenta de People for the Ethical Treatment of Animals (PETA). "Sabemos del abuso extremo contra estos majestuosos animales que ocurre cada día. Así que si Ringling está diciendo en verdad que acabará con este horror, será un día para celebrar con champán y regocijarse. ... Si la decisión es en serio, el circo necesita hacerlo Ahora".

Feld es dueña de 43 elefantes, de los cuales 29 viven en el Centro para la Conservación de Elefantes de casi 81 hectáreas (200 acres) de la empresa en el centro de Florida. Trece elefantes continuarán de gira con el circo hasta el 2018, y luego pasarán al centro. El animal restante se encuentra en el Zoológico de Fort Worth en préstamo para cría.

Cambio de leyes

Otra de las razones que llevó a tomar la decisión, según el presidente de la compañía Kenneth Feld, fue que ciertas ciudades y países han aprobado leyes "anticircos" y "antielefantes". Los tres shows de la compañía visitan 115 ciudades a lo largo del año, y Feld dijo que es costoso ir en contra de las legislaciones de cada jurisdicción. También es difícil planificar giras en torno a regulaciones que cambian constantemente, añadió.

"Todos los recursos usados para pelear estas cosas pueden usarse en vez para el bien de los elefantes", dijo Feld durante una entrevista en el Centro para la Conservación de Elefantes. "No estamos reaccionando a nuestros críticos; estamos creando el mayor recurso para la preservación de elefantes asiáticos".

En Asheville, Carolina del Norte, recientemente se prohibieron los actos con animales salvajes y exóticos en el Cellular Center, el foro municipal de la ciudad. Y en Los Angeles, el ayuntamiento de la ciudad prohibió el año pasado que los entrenadores de elefantes usaran bastones con picos conocidos como bullhooks. Los activistas por los animales señalan que estas herramientas los hieren, mientras que el personal de los circos dice que son necesarios por seguridad y que han sido aprobados por autoridades federales. Otras ciudades de Estados Unidos han impuesto restricciones.

En México el Congreso aprobó una ley que prohíbe el uso de animales silvestres en circos en todo el país y que se aplica desde finales de 2014.

Los demás animales

El Ringling continuará usando otros animales; este año agregó una troupe mongola de jinetes de camellos a su espectáculo Circus Xtreme. Probablemente incluya más números de motociclismo y de equilibristas que llevan al extremo la capacidad física del ser humano. El popular competidor del Ringling, el Cirque du Soleil de Canadá, se caracteriza por no usar animales salvajes en sus presentaciones.

"Existen infinitas posibilidades", dijo Juliette Feld, otra vicepresidenta ejecutiva de la compañía y una productora de espectáculos de Feld como Marvel Universe Live, Disney on Ice y Monster Jam shows, entre otros.

Feld es dueña de la mayor cantidad de elefantes asiáticos en Norteamérica. Cuidar de cada uno de ellos cuesta cerca de 65,000 dólares al año y Kenneth Feld dijo que la empresa tendrá que construir nuevas estructuras para recibir a los elefantes que se retiren del circo al centro ubicado entre Orlando y Tampa en una propiedad rural.

Animales a la vista pública

Indicó que inicialmente el centro estará abierto sólo para investigadores especializados en elefantes asiáticos. Eventualmente esperan abrirlo al público general.

"Quiero que los nietos de todos puedan ver los elefantes asiáticos", dijo.

El elefante más joven del centro es Mike y cumplirá 2 años en agosto. El más viejo es Mysore, de 69. Barack, de 6 años, fue concebido por inseminación artificial. Desde que el centro abrió en 1995 han nacido en él 26 elefantes.

Los elefantes de Ringling han sido objeto de demandas y quejas de varios activistas proanimales.

En 2014 Feld Entertainment ganó 25.2 millones en acuerdos legales con varias de estas organizaciones, incluyendo la Humane Society of the United States, al terminar una batalla legal de 14 años sobre acusaciones no demostradas del maltrato de empleados de Ringling hacia los elefantes.

La demanda inicial fue presentada en el 2000 por un exempleado de Ringling que trabajaba con los animales de la empresa. Después se demostró que las organizaciones proanimales que presentaron la demanda le pagaron 190,000 dólares. Un juez lo calificó como un "demandante pagado" al que le faltaba credibilidad y argumentos para demandar. El juez rechazó las acusaciones por abuso tras un juicio de 2009.

En ese juicio Kenneth Feld testificó sobre la importancia de los elefantes en el espectáculo: "El símbolo de `El mayor show en el mundo' es el elefante y así nos hemos dado a conocer en el mundo por más de 100 años".

Cuando un abogado le preguntó si el espectáculo sería el mismo sin los elefantes, Feld respondió que "no, no lo sería".

Esta semana Feld reconoció que "las cosas han cambiado".

"¿Cómo es exitosa una empresa? Adaptándose", dijo.

Cerca de 30 millones de personas asisten a alguno de los 5,000 espectáculos en vivo de Feld cada año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios