21 de Octubre de 2018

Entretenimiento

'La diligencia', el filme que cambió la visión del Viejo Oeste

Se trata de una película icónica, dirigida por John Ford y protagonizada por John Wayne y Claire Trevor, que devolvió vida al western.

'La diligencia' fue rodada justo cuando se consideraba que el western estaba pasado de moda. (bandejadeplata.com)
'La diligencia' fue rodada justo cuando se consideraba que el western estaba pasado de moda. (bandejadeplata.com)
Compartir en Facebook 'La diligencia', el filme que cambió la visión del Viejo OesteCompartir en Twiiter 'La diligencia', el filme que cambió la visión del Viejo Oeste

Agencias
MÉXICO, D.F.- A 75 años de su estreno en Estados Unidos, la cinta "La diligencia" (1939), dirigida por John Ford y protagonizada por John Wayne y Claire Trevor, aún es un filme icónico porque cambió la manera de hacer westerns en Hollywood, no sólo por sus memorables escenarios, sino también por la complejidad de su trama y sus personajes.

La película fue rodada justo cuando se consideraba que el western estaba pasado de moda; sin embargo, los expertos afirman que devolvió vigencia al género, pues contó con la aceptación popular y convirtió en leyenda tanto al director John Ford como al actor John Wayne.

Para el investigador y crítico de cine José Antonio Valdés, esta cinta cambió la historia de los largometrajes del Viejo Oeste, "porque se dejan de lado las tramas protagonizadas por héroes y villanos, para presentar por primera vez personajes complejos que son víctimas de sus propias pasiones y visiones".

En este sentido, indica Notimex, recordó que "La diligencia" es estelarizada por "Dallas" (Claire Trevor), una prostituta que es expulsada de su pueblo por la liga de la decencia, y "Ringo Kid" (John Wayne), un estafador. Pero también muestra papeles que van desde un banquero y un vendedor de vino, hasta un médico borracho y una mujer embarazada.

Los personajes son obligados a subir a la diligencia para ir a Lordsburg, Nuevo México, y en el trayecto se muestran las tensiones entre ellos, sus emociones, prejuicios y sentimientos, "todo ello bajo la magistral dirección de John Ford".

Valdés indicó que el género western es muy importante para Estados Unidos, porque representa el nacimiento y la épica de su nación, "tiene que ver con una cuestión cronológica y geográfica, pues el western se ubica entre 1830 y 1901, periodo en el que el Viejo Oeste aún existía en la realidad en el suroeste de ese país".

Punto de partida

Consideró que el punto de partida del género se dio con el filme "El gran robo del tren" (1903) y de ahí comenzó un periodo muy importante para este tipo de películas con sus elementos fundamentales: el vaquero, el caballo, los duelos entre dos pistoleros y la venganza.

Valdés Peña destacó la habilidad del cineasta John Ford, quien entendió que el cine se tiene que narrar a partir de la imagen y cómo el entorno de una película puede expresar el drama o el sentido de un personaje.

Aunque el primer filme de este tipo realizado por Ford fue "El caballo de hierro" (1924), fue hasta "La diligencia" (1939) que el realizador demostró su maestría para manejar el género, además de que innovó la manera de hacer cine, pues no sólo fue el director de la cinta, sino también productor. "Frank Capra, William Wyler y Jonh Ford son los primeros productores de sus propias películas".

En opinión del escritor y crítico de cine Rafael Aviña, el estreno de "La diligencia" se dio en un momento muy importante para el Séptimo Arte hollywoodense, pues ese mismo año, 1939, se estrenaron largometrajes emblemáticos como "Lo que el viento se llevó", "El mago de oz" y "Cumbres borrascosas".

Sin embargo, destacó que la importancia de esta cinta radica en que es una película mítica del género western, que además fue protagonizada por el vaquero más famoso en la historia del cine: John Wayne.

"Esta película tiene como particularidad la belleza de sus locaciones, pues fue filmada en el Valle Monumental, la ambientación y sus escenarios que sirvieron como referencia para muchas otras películas", indicó.

Aunque "La diligencia" estuvo nominada a siete premios Oscar, entre ellos a Mejor Película y Mejor Director, sólo obtuvo dos: a Mejor Actor de Reparto, para Thomas Mitchell, y Mejor Banda Sonora.

Al respecto, Aviña consideró que lo anterior se debió a que la competencia era muy fuerte, "fue el año en que se produjeron grandes cintas, además de que era una época en la que iniciaba una nueva tendencia cinematográfica y nuevos directores que ya no se centraban en el género western".

La época de oro

Explicó que la mejor época de este tipo de producciones se dio entre los años 30 y 40, pero para 1950 inició su declive. "Fue hasta los años 70 cuando tomó un nuevo brío gracias al spaghetti western, pero ya se trata de una fusión de géneros, ya no en su forma más pura".

Finalmente, Tanto Aviña como Valdés Peña coincidieron en que después de los años 70 y hasta la fecha los largometrajes del viejo oeste dejaron de ser atractivos, tanto para los cineastas como para la industria, pues después de su etapa gloriosa, sólo encontró cabida en la televisión.

Entre las películas más recientes que hacen referencia al género se pueden mencionar "Secreto en la montaña", de Ang Lee; "Django sin cadenas", de Quentin Tarantino, o "El llanero solitario", de Gore Verbinski; sin embargo, son considerados híbridos que fusionan el western con otros elementos.

José Antonio Valdés confió en que este género, que fue uno de los más taquilleros y que más mitos creó en el imaginario colectivo, se mantenga presente tanto en el gusto del espectador como de los directores de cine.

"Steven Spielberg decía que todo cineasta estadunidense está obligado a filmar un western", concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios