13 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

El poder del primer amor

Un Reino Bajo la Luna narra la historia de dos adolescentes con problemas que se enamoran por primera vez.

Los dos jóvenes protagonistas se llevan la película. (Agencia Reforma)
Los dos jóvenes protagonistas se llevan la película. (Agencia Reforma)
Compartir en Facebook El poder del primer amorCompartir en Twiiter El poder del primer amor

Mario Abner Colina/Agencia Reforma
MÉXICO, DF.- El amor todo lo puede, y esa idea la tatúa el cineasta indie de culto Wes Anderson en su filme Moonrise Kingdom: Un Reino Bajo la Luna.

Los amantes de esta película, ubicada en una isla de la costa de Nueva Inglaterra en 1965, son Sam (Jared Gilman) y Suzy (Kara Hayward), adolescentes sin edad para valerse por sí mismos, que se relacionan difícilmente con los demás, pero que sienten desesperar si no están el uno con el otro.

Él, huérfano, decide escapar de su campamento de boyscouts para fugarse a una playa virgen con ella, cuyos padres están a punto del divorcio.

Una galería de adultos, conformada por un jefe scout (Edward Norton), los padres de Suzy (Bill Murray y Frances McDormand), un melancólico capitán (Bruce Willis) y una trabajadora de servicios sociales (Tilda Swinton), emprende su búsqueda.

"Es una película sencilla, sobre todo lo que significa el amor, el primer amor", explica Roman Coppola, co guionista de la cinta, en entrevista telefónica. "Trazamos la historia sobre dos chicos que están viviendo su primer romance, explotamos el poder de ese sentimiento que parece ser más grande que nada cuando eres adolescente.

"Alrededor de ellos están los mayores, la gente adulta, que no los entiende, pero ellos quizás serían mejores si se dejaran contagiar por ese amor".

En Moonrise Kingdom..., Anderson (Viaje a Darjeeling, Los Excéntricos Tenenbaums, Fantástico Señor Zorro) mantiene los elementos básicos de su filmografía.

Ahí está la música de Alexandre Desplat, las familias a punto de desmembrarse, la cerrazón de las personas en sí mismas, ironía, humor y una estética pop inconfundible.

Propuesta fresca

El resultado del filme, con locaciones en Rhode Island, es, sin embargo, una propuesta fresca que no suena a ligera variación del resto de su filmografía, dice el hijo del cineasta Francis Ford Coppola, quien ha colaborado con Wes en tres películas.

"Es algo muy distinto a lo anterior que ha hecho Wes. Claro, se trata de una película de Wes Anderson y ahí está toda su imaginación, su personalidad, pero hay nuevos actores (como Willis y Norton) que no habían trabajado con él.

"Además están estos dos jovencísimos protagonistas y debutantes en el cine. Es increíble lo que lograron en pantalla, porque actúan por primera vez. Sus emociones se viven y se respiran".

Moonrise Kingdom... compitió el pasado Festival de Cine de Cannes por la Palma de Oro y se encuentra nominada a cinco Independent Spirit Awards, además de haber sido aclamada por crítica y público.

"La película ha tenido un gran éxito con gente de todas las edades", dice Coppola. "Me he encontrado con chicos de 10 años que me dicen que han vivido un amor idéntico al de la película, o a señoras de 50 que recuerdan a sus primeros novios. Esto funcionó".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios