21 de Noviembre de 2018

Entretenimiento

Revelan últimas palabras del 'cazador de cocodrilos' Steve Irwin

'Estoy muriendo', fue lo último que dijo el defensor de la naturaleza al camarógrafo que grabó la trágica muerte en 2006.

Lyons filmaba un documental con Irwin en la costa del norte de Queensland, cuando ocurrió la tragedia. (crocodilehunter.com.au)
Lyons filmaba un documental con Irwin en la costa del norte de Queensland, cuando ocurrió la tragedia. (crocodilehunter.com.au)
Compartir en Facebook Revelan últimas palabras del 'cazador de cocodrilos' Steve IrwinCompartir en Twiiter Revelan últimas palabras del 'cazador de cocodrilos' Steve Irwin

Agencias
MÉXICO, D.F.- El camarógrafo Justin Lyons, dio los detalles de la muerte del cazador de cocodrilos, Steve Irwin, quien falleció hace ocho años tras ser atacado por una mantarraya

Lyons filmaba un documental con Irwin en la costa del norte de Queensland, Australia, cuando ocurrió la tragedia en 2006.

Después de que detectaron a la raya gigante, ambos saltaron al agua y filmaron a la criatura de dos metros durante un rato antes de que Irwin fuese repentinamente atacado.

Y precisamente de eso dio detalles. En una conversación con Channel Ten, en el programa Studio 10 se refirió a la tragedia, según publica excelsior.com.mx. 

"De repente se puso en frente y comenzó a apuñalar salvajemente con su cola, fueron cientos de ataques en unos segundos".

Lyons dijo que miró hacia atrás y pudo ver a Steve en un charco de sangre, recién ahí comenzó a darse cuenta de que algo andaba mal. "Cuando él (Irwin) logra volver al bote pude ver la gravedad de sus heridas".

"Él tenía una herida de cinco centímetros por encima de su corazón, salía mucha sangre de ahí. Sin duda sintió un dolor extraordinario. Las rayas tienen veneno en su lengüeta, así que estoy seguro de que fue muy doloroso".

El daño en su corazón fue mortal

También agrega: "Incluso, si hubiéramos sido capaces de llevarlo a una sala de emergencias en ese momento, es probable que no hubiéramos podido salvarle la vida, porque el daño en su corazón fue muy grande".

Aunque todas las personas del equipo hicieron lo posible por salvar la vida de Irwin e intentaron animarlo diciéndole que pensara en sus hijos, que tuviera fuerza y resistiera, los esfuerzos fueron en vano.

"Él, con mucha calma me miró y dijo: 'Estoy muriendo', y eso fue lo último que dijo".

A pesar de los intentos de reanimación realizado por sus colegas, Irwin fue declarado muerto por los médicos en el lugar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios