12 de Diciembre de 2018

Entretenimiento

Mérida brilló con La Noche Blanca

El centro histórico de la ciudad se convirtió en un escaparate de espectáculos correspondientes a la tercera edición del evento.

Regina Orozco se presentó en el Remate del Paseo de Montejo con un show lleno de comedia y drama. (Cortesía)
Regina Orozco se presentó en el Remate del Paseo de Montejo con un show lleno de comedia y drama. (Cortesía)
Compartir en Facebook Mérida brilló con La Noche BlancaCompartir en Twiiter Mérida brilló con La Noche Blanca

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Mérida y su Centro Histórico se convirtieron en un enorme centro de espectáculos que tuvo espacio para la música, el teatro, la danza, las artes plásticas, el arte popular y las tradiciones en los distintos escenarios que formaron parte de la Noche Blanca.

Con espectáculos de calidad y para todos los gustos, la Noche Blanca que por tercera vez ofrece el Ayuntamiento de Mérida atrajo a miles de meridanos que acudieron a disfrutar de la tranquila ciudad, a convivir y divertirse en familia o con los amigos.

En el Remate del Paseo de Montejo, la multifacética actriz y cantante Regina Orozco presentó su espectáculo “a la carta” Regina en Diván.

La cantante se presentó poco después de las 23:30 horas y durante dos horas hizo gala de voz e histrionismo. La gente no paró de reir, pero también de apreciar la voz y el desparpajo de la soprano en el escenario, que al final se llevó una enorme ovación de los asistentes.

Regina Orozco, conocida también como la Megabizcocho, conquistó a cuantos presenciaron el espectáculo.

Para los nostálgicos también hubo cabida en la Noche Blanca. El parque de San Juan fue el escenario que congregó a cientos de admiradores del grupo chileno Los Ángeles Negros, que tuvo grandes éxitos musicales en la década de los 70.

Y volveré, Déjenme si estoy llorando y Murió la flor, entre otros temas emblemáticos del grupo, pusieron el toque de romanticismo y nostalgia entre los asistentes, en su mayoría personas de edad madura, aunque no faltaron los jóvenes e incluso los niños. Varias parejas no se resistieron al encanto de las canciones y el ambiente y bailaron abrazadas. 

En todo momento los músicos contaron con el enorme coro meridano que los acompañó.

El barrio de Santiago, otro de los rincones tradicionales de Mérida, se vistió de música en la Noche Blanca, con el ritmo de Habana Son, que complació con boleros, salsa y hasta cumbias al público.

Aquí tampoco faltaron los espontáneos bailarines que no pudieron resistirse al encanto de la música del popular grupo cubano. Asistentes al espectáculo comentaron que es bueno que la Noche Blanca tenga en cuenta todos los gustos y no traigan “cosas sólo para jóvenes”.

“Estamos hoy de plácemes en Mérida, La Noche Blanca abre las ventanas para que la luz del arte y la cultura entre a nuestras calles", dijo el Renán Barrera

La Noche Blanca tuvo también varios espacios dedicados a lo tradición yucateca. Uno de éstos fue el Museo del Ferrocarril, donde integrantes del gremio ferrocarrilero de Maxcanú hicieron su entrada entre voladores y ataviados con el traje regional, presentaron estampas típicas y acompañaron el recorrido por el lugar, que alberga vagones de distintas épocas del esplendor ferrocarrilero en Yucatán.

Calles y parques del Centro Histórico vivieron una auténtica fiesta cultural. El ir y venir de vehículos que transportaban de manera gratuita a las personas, así  como la romería de visitantes que iban de un lado a otro dieron una vida especial al Centro Histórico.

Se observó a muchos turistas tomando fotografías de actividades y edificios, a jóvenes en parques, galerías y restaurantes, a personas adultas y de la tercera edad que disfrutaron como pocas veces pueden hacerlo el amplio  menú de actividades que el Ayuntamiento ofreció para esta noche.

La explanada de la Catedral se convirtió también en pista de baile con la exhibición de salsa, merengue y cumbia a cargo del grupo oaxaqueño “Salsa Na'ma”. En los bajos del palacio Municipal hubo una exhibición de danzón con la compañía "Amistad Latina" y también actuó Tropikal Forever , que pone el ritmo tropical a canciones clásicas de rock.

En el mismo lugar también se presentó un concierto teatral a cargo del trío iraní mexicano “La Giralda”, basado en la poesía de Federico García Lorca y Ahmad Shamlú, con música original andaluza y persa; entre los temas: Romance Sonámbulo, De la Rosa y Poeta en Nueva York, que fueron los más aplaudidos de la noche.

Además, dentro de la Catedral de Mérida se ofreció un concierto de música sacra a cargo del ensamble de varones “Antica Voce” y el coro catedralicio, acompañado del órgano. Canciones como Guadette Christus Est Natus, Christus Factus Est, Ave Verum, Ingrediente Dominus, Aleluya, Aleluya, Aleluya, Victimae Vaschalle, entre otras, fueron interpretadas magistralmente por los integrantes de los coros. 

El patio central del Museo de Arte Contemporáneo de Yucatán (Macay), sirvió de teatro para niños, pues decenas de infantes, acompañados de sus familiares, disfrutaron del show de títeres de Angel y Andrea, quienes mostraron alegría e ingenio, lo que logró cautivar a todos los asistentes. Bajo la dirección de Andrea y Ángel, el espectáculo fue una recopilación de lo mejor de su obra durante más de dos décadas de trayectoria, así como nuevos personajes. 

El escenario al aire libre del Parque de Santa Lucía ofreció los danzantes del “Ballet Coreano” que ejecutaron un repertorio vistoso al combinar música moderna con tradicional oriental. Con trajes vistosos, provenientes de Corea, los 20 bailarines presentaron el Tiempo de las Cosechas, Changú, Danza de las Mascarás y la Danza de Abanicos, presentación que concluyó con la ovación del público.

La elegancia también se hizo presente en La Noche Blanca con la música del quinteto de cuerdas “Clásico Yucatán” acompañados por el tenor Miguel Mena, que se presentó en el jardín central del “Museo Casa de Montejo”.  Los asistentes abarrotaron el lugar y corearon los temas como Pájaro Azul, Un Rayito de Sol, Bésame Mucho, Adoro, Contigo Aprendí, Ojos Tristes, Peregrina, entre otros.

Un espectáculo muy vistoso fue El Show de Terror de Rocky, que se presentó con lleno total en el Teatro Fantasio. Ahì, la mayoría de los asistentes acudieron caracterizados con  pelucas, máscaras, antifaces, sombreros o con las caras pintadas; este montaje fue del disfrute de todos, desde el instante en que se anunció la tercera llamada hasta el final, y en todo momento los actores en escena y la banda de rock en vivo tuvieron una gran interacción con la audiencia. 

Fue de esta manera como los meridanos disfrutaron de la tercera edición de La Noche Blanca ya sea en una galería, espectáculo o restaurante.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios