12 de Noviembre de 2018

Entretenimiento

Umberto Eco invita a usar la tecnología, pero sobre todo la memoria

El autor, quien cumplirá 83 años, publicó una carta a su nieto, reafirmando el porqué es una de las mentes más lúcidas de la literatura actual.

Umberto Eco destaca la importancia del cerebro y cómo éste debe mantenerse en funcionamiento constante para prevenir no sólo la demencia en la tercera edad, sino también para entender el presente. (Foto tomada de wikipedia.org)
Umberto Eco destaca la importancia del cerebro y cómo éste debe mantenerse en funcionamiento constante para prevenir no sólo la demencia en la tercera edad, sino también para entender el presente. (Foto tomada de wikipedia.org)
Compartir en Facebook Umberto Eco invita a usar la tecnología, pero sobre todo la memoriaCompartir en Twiiter Umberto Eco invita a usar la tecnología, pero sobre todo la memoria

Agencias
MÉXICO, D.F.- El escritor, filósofo y semiólogo italiano Umberto Eco, quien mañana cumplirá 83 años de edad, es una de las mentes más lúcidas de la literatura actual, según informó Notimex.

Así lo demuestra la reciente publicación, en el diario “L'Espresso”, de una carta a su nieto, que bien puede dirigirse a cualquier niño, en la que invita a usar la tecnología, pero sobre todo la memoria.

En la misiva, el autor de El nombre de la rosa destaca la importancia del cerebro y cómo éste debe mantenerse en funcionamiento constante para prevenir no sólo la demencia en la tercera edad, sino también para entender el presente, apunta el portal de Internet “orizzontescuola.it”.

Umberto Eco nació el 5 de enero de 1932 en Alessandria, Piamonte, Italia, en el seno de un hogar liderado por Giulio Eco, quien era contador.

Durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), el joven Umberto y su madre, Juana, se trasladaron a un pequeño pueblo en la ladera de la montaña piamontesa.

Luego de recibir una educación salesiana, Eco ingresó a la Universidad de Turín, donde estudió Filosofía y Literatura medieval, carrera de la que se licenció, en 1954, con una tesis dedicada a Tomás de Aquino (1224-1274), señala su biografía disponible en el portal web “umbertoeco.com”.

En ese período, Eco abandonó la iglesia católica después de una crisis de fe y escribió “Obra abierta” (1962) y “Apocalípticos e integrados” (1964).

En los años 70, el autor comenzó a ejercer como docente en la Universidad de Bolonia, donde ostenta la cátedra de Semiótica, y se dedicó a la sistematización de la teoría semiótica, que dio como resultado su “Tratado de semiótica general” (1975), publicado casi al mismo tiempo en Estados Unidos con el título de “A Theory of Semiotics”.

Asimismo, escribió “Lector in fabula” (1979), obra en la que afirma que la comprensión y el análisis de un texto dependen de la cooperación interpretativa entre el autor y el lector, y no de la preparación y de la determinación de unas estructuras subyacentes, fijadas de una vez por todas.

De acuerdo con el perfil del autor publicado en el sitio electrónico “biografiasyvidas.com”, en la siguiente década, Eco lanzó su famosa novela “El nombre de la rosa”, en cuyas páginas se combinan los temas teóricos de su obra, con una adecuada reconstrucción histórica.

Otras de las obras del célebre autor italiano son: “El péndulo de Foucault” (1988), “La isla del día antes” (1994), su novela autobiográfica “La misteriosa llama de la Reina Loana” (2004) y “El cementerio de Praga” (2010).

A lo largo de su sólida carrera Umberto Eco ha recibido numerosos galardones y honores entre los que destacan: el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación e Humanidades y la Orden de Caballero de la Legión de Honor francesa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios