26 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Triunfó en un mundo y una época de machos

"Desde niña viví con reglamentos y vejaciones porque el hombre podía hacer ciertas cosas y yo no, y a mí no me gustó eso", aseguró la actriz.

Con una larga trayectoria cinematográfica, que incluye más de 100 películas, la actriz Isela Vega encontró en la actuación una manera de emancipar el machismo imperante en la sociedad de los 60, cuando la mujer tenía que cumplir con ciertas reglas. (Notimex)
Con una larga trayectoria cinematográfica, que incluye más de 100 películas, la actriz Isela Vega encontró en la actuación una manera de emancipar el machismo imperante en la sociedad de los 60, cuando la mujer tenía que cumplir con ciertas reglas. (Notimex)
Compartir en Facebook Triunfó en un mundo y una época de machosCompartir en Twiiter Triunfó en un mundo y una época de machos

Agencias
GUADALAJARA, Jalisco.- Con una larga trayectoria cinematográfica, que incluye más de 100 películas, la actriz Isela Vega encontró en la actuación una manera de emancipar el machismo imperante en la sociedad de los 60, cuando la mujer tenía que cumplir con ciertas reglas, según informó Notimex.

"Para mí fue como una forma de emancipación, de darme permiso de ser yo misma, porque desde niña viví con reglamentos y vejaciones porque el hombre podía hacer ciertas cosas y yo no, y a mí no me gustó eso", expresó con convicción Vega, a quien la noche del sábado le fue entregado el Premio Mayahuel de Plata por su destacada trayectoria en la cinematografía.

En entrevista con Notimex, a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la actriz sonorense, quien también se ha desempeñado como guionista, productora y directora de cine mexicano, señaló que la discriminación hacia la mujer comienza desde casa y viene de tiempos remotos. "Siempre se nos ha subestimado", lamentó.

Convencida de que la mujer no tiene menos capacidad que el hombre para estudiar o ejercer una profesión, Vega sostuvo que ella siempre fue en contra de esa filosofía y que carácter y vocación la llevaron a ir hacia delante, a debutar en 1960 en la cinta "Verano violento", de Alfonso Corona Blake, junto a Pedro Armendáriz, Guillermo Murray y Gustavo Rojo.

La figura de mujer fatal fue otro de los estereotipos con el cual tuvo que lidear Vega, porque dijo además de que había expresiones de discriminación, no faltaba el abusado que quería cobrársela con "favorcitos".

Entregan a Isela Vega el Premio Mayahuel de Plata por su destacada trayectoria en la cinematografía en el FICG 

Por aquel entonces, recordó, "si querías hacer una película, algo tenías que prestarte al director o al productor, o estar bien con alguien de ahí (...) si tuve ofertas de esas, pero me salía por la tangente y les decía: No mi vida, cuando yo quiera no vas a aguantar, no vas a saber qué hacer".

A través de ese discurso, bromeando un poco, expuso, pude darles la vuelta y ganarme el respeto, "porque yo estaba ahí por vocación, ya había hecho muchas cosas y encontré ahí mi satisfacción profesional".

Para Vega, quien en 1977 ganó por primera vez el Ariel a Mejor Actriz, por su trabajo en "La viuda negra", de Arturo Ripstein, lo que parecía ser una noble labor por buscar el respeto hacia la mujer, pronto se volvió un asunto de libertinaje.

"Ya antes el hombre había fracasado en materia de paternidad (...) y la liberación femenina hizo que las mujeres también estuviéramos ausentes, lo que generó desapego en la familia y un tejido social muy arañado", comentó.

Aunque emocionada por estar en la 30 edición del FICG, un encuentro al que calificó de trascendente, la actriz reconoció que ella forma parte de esa estadística y que sus hijos pueden reclamarle, "y lo hacen cada que pueden, porque ciertamente yo no estuve en la cocina haciendo pastelitos".

Vega relató que al encontrar su vocación como actriz, no vio como un sacrificio hacer a un lado a sus hijos (Shaula Vega y Arthur Vázquez).

"Yo necesitaba aprender, me gustaba la actuación y no sentía lástima por no poder estar con ellos, y cuando lo llevaba al set (Arturo) se portaba terrible", anotó.

Pese a que la actuación era su pasión, Isela Vega encontró en la cocina una inspiración. "Tengo algunas recetas de mi época de hippie, alrededor de 70, cuando nos volvimos vegetarianos y queríamos hacer otra cocina", apuntó.

Sobre si podría lanzar un volumen al respecto, señaló que "en un rato de estos, las tengo en un archivo pero no está próximo".

Para la también guionista, ese proyecto no es viable por ahora, pero sí un monólogo sobre su vida, el cual espera poder comenzar a escribir luego de que terminen las grabaciones del proyecto que tiene en televisión. "Espero hacerlo pronto y será sobre mí porque es de lo que más conozco", mencionó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios