20 de Octubre de 2018

Entretenimiento

Jóvenes árabes cantan dramas del Medio Oriente

Los conflictos en los países de la zona se reflejan en la versión árabe de 'American Idol'.

La cantante siria Farah Youssef durante su participación en el programa “Arab Idol Show”. (Agencias)
La cantante siria Farah Youssef durante su participación en el programa “Arab Idol Show”. (Agencias)
Compartir en Facebook Jóvenes árabes cantan dramas del Medio OrienteCompartir en Twiiter Jóvenes árabes cantan dramas del Medio Oriente

Agencias
BEIRUT, Líbano.- Los concursos de televisión en todo el mundo tienden a ofrecer entretenimiento animado y deslumbrante con una pizca de drama. Pero en la versión árabe de "American Idol" en Medio Oriente, son los problemas de la región los que muchas veces quedan bajo los reflectores.

Dos concursantes son de Siria, un país asolado por la guerra civil. Farrah Youssef, de 23 años, es una cantante y compositora cuyo autobús fue emboscado por hombres armados cuando se dirigía a su audición, mientras que Abdelkarim Hamdan, de 25 años, es un estudiante de música que hizo llorar a los jueces con una canción donde lamentaba la devastación de su ciudad natal Alepo.

Mohamed Assaf, de 23 años, un participante de la Franja de Gaza se ha vuelto el favorito de la audiencia por cantar temas sobre los apuros de los palestinos bajo el régimen israelí, publica The Associated Press.

"El programa se ha vuelto una plataforma para que la juventud de la Primavera Arabe se exprese artísticamente y muestre a la región que hay esperanza para el futuro", dijo Mazen Hayek, portavoz del grupo MBC Group, con sede en Dubai y de propiedad saudita que transite "Arab Idol" desde un estudio en Beirut, la capital de Líbano.

Los productores del estudio dicen que las expresiones políticas están permitidas. Pero en una región donde las afiliaciones tribales, políticas y religiosas muchas veces definen la identidad, los participantes caminan por una delgada línea, en especial en un concurso donde ganar depende de la popularidad.

El programa "es en vivo y la gente de todo el país, y los árabes del mundo, lo siguen en tiempo real, manifestando su reconocimiento o críticas en Twitter y Facebook antes incluso de que voten por sus favoritos", indicó Hayek.

Segunda temporada

Ahora que está en su segunda temporada, la audiencia ha crecido en parte por una mezcla ecléctica de concursantes que incluye varias naciones afectadas por conflictos, como Siria.

La segunda temporada comenzó el 27 de marzo con concursantes de todo el mundo árabe, incluyendo Túnez, Egipto, Irak, Arabia Saudí, Bahréin, Siria y los territorios palestinos. El grupo se ha reducido a 10 y dos competirán en la final del 21 de junio.

Farrah Youssef es originaria de Tartus, Siria, y ha relatado que casi muere de camino al concurso en octubre cuando iba a una audición en Beirut. Ha dicho que varios de sus amigos han muerto por los bombardeos en Damasco, su hermano resultó gravemente herido y cuatro amigas fueron secuestradas, violadas y asesinadas, y sus cadáveres arrojados en un camino desierto fuera de la capital, Damasco.

Abdelkarim Hamdan, quien vivía en la Ciudad Antigua de Alepo antes de entrar al concurso, se rehúsa a elegir un bando en el conflicto.

"Canto para todos los sirios sin importar su opinión o afiliación política", dijo Hamdan en una entrevista en Beirut.

Algunas personas instaron a Hamdan a ir a pelear o a no cantar. Otros publicaron comentarios por internet en los que decían que Youssef y Hamdan no deberían involucrarse en entretenimiento frívolo cuando mucha gente sufre en su país.

Los concursantes han desdeñado esas críticas. Dicen que no lamentan estar en el concurso y que se quedarán hasta que sean expulsados.

"Creo que si Dios te da una voz bella debes usarla", dijo Hamdan.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios