24 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Mi misión en la vida es hacer reír: Maria Elena Velasco (video)

La india María retorna al cine 15 años después de Las delicias del poder, ahora con La Hija de Moctezuma, cuyo estreno está previsto el 9 de octubre.

Ante la falta de ofrecimientos fílmicos María Elena Velasco (d) aceptó hacer La Hija de Moctezuma, propuesta de sus hijos, Iván y Goretti Lipkies. (Facebook/La Hija de Moctezuma)
Ante la falta de ofrecimientos fílmicos María Elena Velasco (d) aceptó hacer La Hija de Moctezuma, propuesta de sus hijos, Iván y Goretti Lipkies. (Facebook/La Hija de Moctezuma)
Compartir en Facebook Mi misión en la vida es hacer reír: Maria Elena Velasco (video)Compartir en Twiiter Mi misión en la vida es hacer reír: Maria Elena Velasco (video)
Actualización: Murió la actriz María Elena Velasco Fragoso, La India María.

Agencias
MÉXICO, D.F.- La última vez que se le vio en cine como La india María fue hace 15 años en Las delicias del poder, donde además de interpretar a su emblemático personaje, también le dio vida a una mujer que aspiraba a la gubernatura de un estado. Después de esto, María Elena Velasco, considerada como una de las actrices taquilleras, que podía convocar  a miles de espectadores en las antiguas salas cinematográficas, desapareció por un rato de los sets y tuvo contadas apariciones en programas de televisión. 

Esta mujer de 73 años, cuando está a punto de estrenar la película La hija de Moctezuma en la cartelera de nuestro país, fue contundente al asegurar que jamás se retiró, cerró o concluyó su faceta como actriz, sin embargo, para ella la industria fílmica evolucionó y la gente la olvidó.

“No había ofrecimiento de nada ni de nadie que solicitara mi trabajo, si no, yo encantada y ahí hubiera estado. Las cosas cambian y cambian abruptamente. De repente y como dice la canción, “Ayer maravilla fui y hoy ni sombra soy”. Es comprensible que las cosas cambien, que cambien las mentes. Ha cambiado la mentalidad de los jóvenes, definitivamente es otra y piensan muy diferente a los viejos. Así que he estado parada en mi casa, pero no por mí, sino porque no me llaman. Si por mí fuera, yo estaría trabajando todo el año”, precisó en entrevista con Excélsior la señora María Elena Velasco.

Va de nuevo

Luego de escuchar la propuesta de sus hijos, el cineasta Iván Lipkies y la productora Goretti Lipkies, la actriz María Elena Velasco desempolvó el personaje de La india María y comenzó a rodar bajo las órdenes de su vástago La hija de Moctezuma, cinta que se estrena este 9 de octubre en la cartelera de nuestro país.

Cartel de la cinta La Hija de Moctezuma (Facebook/La Hija de Moctezuma)

La trama de este proyecto se centra en las aventuras que tiene que enfrentar María para recuperar el espejo de Tezcatlipoca y entregárselo a su inmortal tatarabuelo, el emperador mexica Moctezuma Xocoyotzin. Para llevar a cabo su encomienda y así evitar una tragedia nacional, María se lanza a la aventura con su burro Filemón y en el camino conoce a un arqueólogo español llamado Alonso (el finado actor Ernesto Pape), con quien tendrá que hacer equipo para evitar que el espejo caiga en manos equivocadas.

“Mi esperanza es que con esta película la gente se divierta un rato, que vaya a entretenerse de lo que hicimos, de los errores que cometimos, de las barbaridades que hicimos, especialmente yo, de los desfiguros que hago, pero que los hago con gusto, para que se diviertan. Ver reír a la gente es el mayor estímulo que puedo recibir. Esa es la finalidad de mi trabajo y estoy convencida de que mi misión en la vida es hacer reír. ¡Así siempre ha sido! Y para mí ver reír es una satisfacción que le agradezco a la vida.

“Yo invitaría a todos los jóvenes a que vayan a reírse, ríanse de mí, de las visiones que me van a ver hacer ahí y ríanse de lo que les haga gracia. Yo creo que la risa es muy necesaria, sobre todo en estos tiempos. Es una película para toda la familia y  les garantizo que hasta los más seriecitos se van a reír. La risa es una terapia hoy en día, así que tómenlo como eso, ¡que buena falta nos hace!” acotó.

Se cansa uno

María Elena Velasco, nacida el 17 de diciembre de 1940, en Puebla, comenzó su carrera en la década de los 60 como bailarina y cantante en el emblemático Teatro Blanquita. Su vida se desarrolló en los escenarios teatrales durante muchos años hasta que un día, debido a que los principales cómicos del teatro se encontraban de gira, recibió la orden de uno de sus jefes para que saliera al escenario con un sketch de 15 minutos que pudiera entretener a los presentes.

Como pudo se armó un atuendo de enaguas, tal como lo usan muchas indígenas de nuestro país, y escribió en una hoja de papel un breve discurso con crítica social que dejaba ver los malos manejos del gobierno, la discriminación existente y las diferencias raciales y económicas que han estado presentes en las últimas décadas y que de igual manera salen a relucir en La hija de Moctezuma.

“¡Por supuesto que son temas preocupantes! Siempre me han preocupado,  creo que podríamos vivir mejor y en paz, expresó con un aire de preocupación quien contrajera nupcias con el actor y coreógrafo Vladimir Lipkies Chazan, mejor conocido como Julián de Meriche.

La hija de Moctezuma se rodó hace un par de años en escenarios del estado de Veracruz, el Distrito Federal y el Estado de México. Contó dentro de su elenco con viejos amigos de la señora Velasco, como Irma Dorantes, Rafael Inclán y Eduardo Manzano.

“Fue muy bonito porque nos reencontramos. Yo, por lo menos, te puedo decir que trabajé muy feliz, muy contenta. Se cansa uno, pero yo podría estar así sin parar todo el año. A todos nos cambia la vida, nos cambia la cara, nos cambia la cartera por lo que vamos a cobrar, que es lo que nos estimula, y nos ponemos muy contentos de vernos de nuevo”, comentó la actriz que, debido a su éxito, se codeó en su momento con otros reconocidos actores como Dolores del Río, María Félix o Mario Moreno Cantinflas.       

Luego de una hora de charla con esta mujer que fue protagonista de filmes taquilleros como Tonta tonta pero no tanto, Ni Chana ni Juana, El que no corre...vuela o El miedo no anda en burro, la pregunta fue obligada: ¿Ha habido alguna ocasión en que La india María le haya fastidiado?

“A veces en la calle me llegan a decir: “¡India María!” y entiendo que así me conoce la gente, sin embargo les digo que se esperen, que no vengo ni con el burro. A la gente se le ha grabado el nombre y recuerdan de alguna manera tiempos alegres. Yo estoy plenamente identificada con La india María. Sí, a veces me pesó, pero ha de haber sido un cinco por ciento frente a un 95 por ciento que no fue así. Gracias a ese personaje pude solventar muchas cosas económicas en mi vida, quedé viuda y saqué adelante a mis hijos, ayudé a mi madre, a mi familia. Sólo siento gratitud por el personaje”, concluyó la actriz con una gran sonrisa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios