12 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

La Reina Victoria odiaba a sus hijos

Según una de las escritoras del documental 'Magnífica obsesión', la reina no tenía ni el menor sentido maternal.

El reinado de Victoria duró más de 63 años. (reporterodelahistoria.com)
El reinado de Victoria duró más de 63 años. (reporterodelahistoria.com)
Compartir en Facebook La Reina Victoria odiaba a sus hijosCompartir en Twiiter La Reina Victoria odiaba a sus hijos

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- La reina Victoria era una tirana en su casa y odiaba a sus nueve hijos, según un documental de la BBC que será emitido en tres capítulos en enero, realizado sobre la base de diarios, cartas y entrevistas con historiadores y biógrafos, según publica el sitio web ansa.it.

Para los autores del documental, de la investigación surge una historia de "manipulación, conflicto, intimidación y extorsión psicológica, entre los intentos de sus hijos por escapar a las garras de su dominante madre".

El reinado de Victoria duró más de 63 años, hasta 1901, y sigue siendo hasta hoy el más longevo de la historia del Reino Unido, aunque con 60 años en el trono se le acerca ahora la reina Isabel II.

De su matrimonio con Alberto, un príncipe alemán, tuvo cuatro hijos varones y cinco mujeres.

Hellen Rappaport, una de las escritoras del documental "Magnífica obsesión", considera que la reina Victoria y su consorte, el príncipe Alberto, eran "padres decididamente tremendos".

Según Rappaport la reina "odiaba el embarazo. Sufría depresión posparto. Nunca alimentó a sus hijos con el seno materno. No tenía ni el menor sentido maternal. A la reina Victoria le gustaba el sexo, pero no lo que resultaba".

Por su parte, Alberto era severo: "Quería que sus hijos cumplieran con su potencial intelectual". Al menos ambos estaban más involucrados con la crianza de sus hijos que muchos padres de su tiempo, que dejaban a los niños totalmente en manos de criados y niñeras.

En una carta, el príncipe Alberto le reprochaba a su esposa: "Es una pena que no encuentres consuelo en la compañía de tus hijos".

"El problema reside -agregaba- en la concepción equivocada de que la función de una madre es estar siempre corrigiéndolos y dándoles órdenes".

Las principales víctimas de la reina fueron sus hijas, sometidas a matrimonios arreglados por su madre, que dominaba todos los aspectos de su vida. Las princesas terminaron así por rebelarse y convertirse en tempranas pioneras de la independencia femenina.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios