21 de Octubre de 2018

Entretenimiento

Deleita a cancunenses la obra "No seré feliz pero tengo marido"

Silvia Pasquel ofreció dos funciones en el Teatro de Cancún.

La historia se desarrolla en la sala de la casa de Viviana, donde ella relata cada una de las etapas que ha vivido durante su matrimonio. (Andrea Aponte/SIPSE)
La historia se desarrolla en la sala de la casa de Viviana, donde ella relata cada una de las etapas que ha vivido durante su matrimonio. (Andrea Aponte/SIPSE)
Compartir en Facebook Deleita a cancunenses la obra <i>"No seré feliz pero tengo marido"</i>Compartir en Twiiter Deleita a cancunenses la obra <i>"No seré feliz pero tengo marido"</i>

Andrae Aponte/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Silvia Pasquel deleitó a los cancunenses con dos funciones de la exitosa obra “No seré feliz pero tengo marido”, en el Teatro de Cancún. El guión está basado en el best seller de Viviana Gómez Thorpe, una escritora de origen argentino, quien aprovechó su situación actual para narrarla a través del humor ingenioso y realista de las situaciones que se viven en casa durante el matrimonio.

La historia se desarrolla en la sala de la casa de Viviana, la cual comienza a platicar los momentos más importantes de su vida, desde que conoció a su marido, desde las molestas temporadas de torneos de futbol, hasta cuando se pasa por la etapa de hágalo usted mismo causando más desastres en el hogar, las incómodas fiestas de compañeros de trabajo, entre otras situaciones.

Argumento dirigido a las mujeres

El argumento busca que las mujeres se identifiquen, y si alguna se encuentra pasando por un momento difícil, encuentre la motivación para salir adelante. Hace una extensa invitación a que se amen antes de casarse con alguien más, que sean fieles a sus sueños, sentimientos y emociones, viviendo la vida antes de iniciar un compromiso tan grande como lo es el matrimonio.

Un monólogo donde el protagonista es el tono irónico en  el que se exponen estos temas que van desde la batalla épica de mantener vivo el amor,  la realización de las labores domésticas, problemas maritales, sexuales, sin dejar afuera la temática de las situaciones difíciles, logrando una identificación con el público femenino.

Interacción con el público durante la obra

La puesta en escena es una dinámica que se va dando conforme avanza la complejidad de las situaciones, donde la actriz, les pregunta los hombres que están entre el público su opinión y este acercamiento con los espectadores continúa hasta el final de la función, donde el personaje de Viviana desaparece y es la artista quien hace un atento llamado a las mujeres para que se amen, respeten y conozcan mejor a su pareja antes de dar el paso definitivo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios