11 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

Mayas molestos porque les prohíben rituales en templos ancestrales

Unos 800 mil mayas en México esperan un mejor baktún que el actual, que comenzó por el año 1618 e incluyó la conquista española.

El INAH dice que no deja subir a los templos prehispánicos para asegurar su conservación. (Agencias)
El INAH dice que no deja subir a los templos prehispánicos para asegurar su conservación. (Agencias)
Compartir en Facebook Mayas molestos porque les prohíben rituales en templos ancestralesCompartir en Twiiter Mayas molestos porque les prohíben rituales en templos ancestrales

Agencias
MÉXICO, D.F.- Sacerdotes mayas están iniciando ceremonias diseñadas para marcar el fin de la era actual en el calendario maya, con bailes, incienso y rituales diseñados para agradecer a los dioses.

Mayas realizaron la ceremonia de "fuego nuevo" el jueves en un parque de la ciudad de México, pero se quejaron de que las autoridades les prohíben realizar rituales en sus templos ancestrales en la región maya.

De acuerdo con Associated Press, Francisco de Anda, director de Prensa del Instituto Nacional de Antropología e Historia, el cual supervisa los sitios arqueológicos en México, dijo que hay dos razones para la prohibición de ceremonias. "Un poco lo hacemos por la seguridad de los visitantes, y para la conservación, particularmente en las fechas en que la visita sea masiva".

Los mayas miden el tiempo en períodos de 394 años conocidos como baktuns. El 13er baktun termina alrededor del 21 de diciembre, y el número 13 es sagrado para los mayas.

Los aproximadamente 800,000 mayas sobrevivientes en México esperan un mejor baktun que el que está terminando, el cual comenzó alrededor del año 1618 e incluyó una dolorosa secuela de la conquista española, la cual destruyó sistemáticamente templos y escritos sagrados de los mayas y otros grupos nativos diezmando además su población con enfermedades europeas y trabajo forzado.

Mayas sobrevivientes

"Simplemente se acaba una era, una época para los mayas, en que hemos vivido intensamente, donde hemos tenido penurias, donde hemos tenido dolores", dijo el sacerdote maya José Manrique Esquivel, de 52 años, quien agregó que están orando para que en el nuevo baktún terminen las guerras, conflictos y el hambre.

"Queremos decir que no nos conquistaron. Aquí estamos, vivos, estamos presentes. Está viva nuestra cultura; nuestra lengua, nuestra comida, nuestra historia estén presentes", agregó Manrique.

El sacerdote, al igual que la mayoría de arqueólogos y astrónomos, no cree que los mayas antiguos pronosticaron el fin del mundo con el término del actual baktun.

A pesar del ambiente generalmente festivo en la ceremonia del jueves, había cierto descontento porque el gobierno no permitirá a sacerdotes y curanderos mayas realizar sus ceremonias dentro de sitios arqueológicos como Chichen Itzá y Tulum -en la península de Yucatán-, que construyeron sus ancestros.

"Muchos de los grupos que pretenden llevar a cabo ceremonias llevan braseros y quieren quemar copal, quemar incienso, y eso simplemente no está previsto en el protocolo de manejo de los sitios", señaló de Anda. "Por cuestiones de conservación está prohibido subirse en alrededor de 80% de las estructuras en Chichen Itzá", agregó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios