Montserrat Oliver revela cómo engañó a Yolanda Andrade por su alcoholismo

Montserrat contó que era muy difícil vivir con Andrade por su excesiva manera de tomar.
|
Esta adicción la vivió junto con Montserrat Oliver, quien en ese momento era su pareja sentimental. (Agencia Reforma)
Esta adicción la vivió junto con Montserrat Oliver, quien en ese momento era su pareja sentimental. (Agencia Reforma)

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Montserrat Oliver dijo que vivió momentos complicados por el alcoholismo que enfrentó su expareja Yolanda Andrade.

Oliver incluso comentó en el programa de 'Montse y Joe' que tenía un truco al que recurría para los momentos en los que Andrade tomaba de más.

De acuerdo con información de Univisión, contó “me acuerdo que agarraba yodo. Ponía agua, le echaba yodo, para que se viera como whisky, y hasta mero arriba le echaba un 'chorritito' de whisky y no lo movía. Y le decía ten tu 'drínk'".

La modelo aseguró que la manera de beber de Andrade era excesiva, “ella tomaba y tomaba. Estaba ahogada y todavía me pedía más 'drink'", dijo.

En el programa, Andrade contó que caía totalmente en el engaño, pero que al final quería más alcohol, pues sentía que su bebida no era lo suficientemente fuerte para ella.

"Entonces yo (bebía) y decía, neta el alcohol no me sabe, necesito algo más fuerte", contó Andrade.

Una semana antes de lo que dijo en 'Montse y Joe', Andrade concedió una entrevista al periodista Joaquín López Dóriga en la que abordó sus problemas de alcoholismo.

"Me tomaba dos botellas diarias, y es mucho, intenté suicidarme con una pistola, la jalé y brincó la bala gracias a Dios", dijo Andrade. Mezcalent

Comentó que el alcohol y las drogas fueron su refugió después de la muerte de su padre.

Esta adicción la vivió junto con Montserrat Oliver, quien en ese momento era su pareja sentimental.

"El alcohol me calmaba y vivía mi vida, según yo normal, porque era alcohólica productiva, porque seguía trabajando, seguía con todo", comentó.

"Y eso también con Montserrat eran muchas emociones muy difíciles porque convivir con un alcohólica no está fácil y yo era alcohólica y cocainómana", agregó.

Luego de varios intentos fallidos, Andrade acudió a un centro de rehabilitación, donde logró superar sus adicciones.