18 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

Llega al mercado muñeca con granos, celulitis, cicatrices, etc

El juguete de nombre Lammily tiene las proporciones de una chica promedio de 19 años, muestra granos, celulitis y otros 'detalles' y cuesta 25 dólares.

La muñeca Lammily también puede tener un lunar en donde sea (Foto: Lammily Dolls)
La muñeca Lammily también puede tener un lunar en donde sea (Foto: Lammily Dolls)
Compartir en Facebook Llega al mercado muñeca con granos, celulitis, cicatrices, etc Compartir en Twiiter Llega al mercado muñeca con granos, celulitis, cicatrices, etc

Agencias
MÉXICO, D.F.- La innovadora muñeca Lammily llegará a los consumidores de Estados Unidos justo a tiempo para Navidad. 

Cada una tendrá un costo de 25 dólares e incluirá un kit de accesorios muy especiales. Y es que, contrario a Barbie y otras muñecas similares, los de Lammily no son joyas ni perritos, sino “imperfecciones” de la piel

Se trata de estampas con granos, estrías, celulitis, picaduras de mosquito, moretones, cicatrices y raspones.

Lammily es la creación de Nickolay Lamm, que reunió más de 500 mil dólares por financiamiento público hace unos meses, gracias a su propuesta de una muñeca con las proporciones de una chica promedio de 19 años.

La muñeca apareció justo en medio de la polémica más reciente sobre las proporciones irreales de Barbie y el daño potencial a la imagen corporal de generaciones de niñas que jugaron con ella. 

En febrero, Kim Culmone, vicepresidente de diseño de Barbie en Mattel y diseñadora de la muñeca, ofreció una explicación que satisfizo a pocos.

Explicaciones

Aseguró que Barbie nunca fue ideada para ser realista, en cambio sus proporciones fueron creadas para poder vestirla fácilmente. 

“Fue diseñada para que las niñas pudieran vestirla y desvestirla fácilmente, su cuerpo tenía que poder llevar la ropa.” 

Además, Culmone agregó que Barbie había mantenido su desproporción con la intención de mantener la tradición de madres heredándoles a sus hijas la ropa de sus viejas muñecas, que si en su versión moderna cambiaran de forma, no podrían usarla.

Lamm desafió el argumento de la diseñadora del gigante productor de juguetes y presentó su muñeca alternativa con mucho éxito. Y no nada más entre padres conscientes, sino entre los niños mismos.

O al menos eso demuestra un video en el que un grupo de niños de una escuela de Pittsburgh reacciona por primera vez a Lammily, apreciando la suavidad de su pelo, el parecido con sus hermanas y lo realista de su ombligo:                                                                                                                                                                                         

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios