20 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Comparten ‘metidas de pata’ en Noche de Talentos y Fracasos

Tres conferencistas expusieron cómo superaron sus peores momentos en lo profesional y en lo personal.

La velada inició con música de saxofón, posteriormente tres ponentes compartieron sus experiencias con el público.  (Alejandra Flores/SIPSE)
La velada inició con música de saxofón, posteriormente tres ponentes compartieron sus experiencias con el público. (Alejandra Flores/SIPSE)
Compartir en Facebook Comparten ‘metidas de pata’ en Noche de Talentos y FracasosCompartir en Twiiter Comparten ‘metidas de pata’ en Noche de Talentos y Fracasos

Alejandra Flores/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Hilarante, ejemplar y aleccionadora resultó la quinta edición de la “Noche de talentos y fracasos” en Cancún, organizada por Ken Ramírez, Paola Tlapale y Lázaro López, acompañados de un amplio y entregado staff de producción.

Reunidos en la Hacienda Buenavista, más de 120 estudiantes, empresarios consagrados y emprendedores en ciernes disfrutaron de una dinámica cuyo fin es conocer, en labios de sus protagonistas, tres historias de fracaso. Siete minutos para contar su más grande “regada”, y cómo “salieron del hoyo”. 

El evento, que cada edición ofrece distintas sorpresas, arrancó esta vez con la participación del saxofonista cordobés recién llegado a la ciudad, Raúl, quien preparó el ambiente y, para entrar en sintonía interpretó el tema “A mi manera”.

También te puede interesar: Jóvenes participan en 'Avienta el corazón'

El primer valiente de la noche fue Emmanuel Sánchez, experto en medios y comunicación y cuya “patinada” más importante fue querer comerse el mundo él solito, romper con su socio para abrir su propia empresa y quedarse con la cuenta más grande y jugosa de su historia. Sólo que la empresa fue absorbida por otra y quebró. La lección vino después, cuando la gente que había sido despedida se colocó en nuevas empresas y le llamaron, diversificando su clientela y comprendiendo que los eventos son neutros y que el cómo los vivamos depende de uno mismo.

La segunda intervención puso en evidencia la vulnerabilidad de un proyecto y al mismo tiempo, sus fortalezas. Tras la cancelación de la ponente Tiziana Roma, el arquitecto Ken Ramírez subió como “bateador emergente” y logró conmover a la audiencia: fue tartamudo, inseguro, “rata de oficina”, trazador de planos en un rincón, vendedor fallido, pero un resorte lo tuvo liderando la Noche de Talentos y Fracaos: su hija. 

"Renuncié a mi tartamudés, a mi inseguridad, a mis miedos. Busqué ayuda, lo intenté, lo volví a intentar..."

“Dejé de verla cuatro años, me la perdí; no la vi crecer, ni reír ni llorar. Su mamá y ella se vinieron a vivir a Cancún, pase 15 días con la niña en unas vacaciones en Querétaro y renuncié a todo por venir aquí y estar a su lado. Renuncié a mi tartamudés, a mi inseguridad, a mis miedos. Busqué ayuda, lo intenté, lo volví a intentar, cada día es una forma de intentarlo para no perder lo más importante de mi vida: mi hija”.

Cómo perderlo todo y ‘salir del bache’

El tercer caso estuvo a cargo de Diego Dreyfus, actor, físico y “couch”, que se autodefine como comunicador. “Cuando tenía 28 años, ya ganaba de 600 mil a 1 millón de pesos mensuales, gracias a una exitosa línea de mercadeo, en la que contaba con más de 30 mil aliados. Lo perdí todo de un día para otro”, dijo. 

Lo ‘sacaron de la jugada’. Salir del bache fue difícil porque ya había perdido lo más importante: a su familia. Dejó de hablar dos años con su madre, nadie quería interactuar con él, entonces apareció la palabra suicidio como el único camino posible. Encontró ayuda, ‘ángeles’ que lo pusieron de pie, luego de medicarse. 

"La lección le hace compartir que vivir es la única opción y que hacerlo significa caminar sin recetas, entendiendo que nada es bueno ni malo"

La lección le hace compartir que vivir es la única opción y que hacerlo significa caminar sin recetas, entendiendo que nada es bueno ni malo, sino una simple situación. Hoy sabe que ganar esas cantidades no es fácil, pero que la cantidad no es importante, si en cada acción no hay sustancia y esencia.

Preguntas tímidas pero trascendentes se hicieron después de cada intervención, una inspiradora fiesta donde permean las ganas de aprender y ser parte de un movimiento.

El próximo evento de este tipo será, como cada edición, el segundo jueves del mes y aún están recibiendo propuestas para integrar el panel. Deberán, sin embargo, buscar una nueva sede, dada la cantidad de personas asistentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios