18 de Octubre de 2018

Entretenimiento

Dan la batalla en teatro por el 'Soldado de Chocolate'

La puesta en escena recrea la historia de la famosa bebida en Yucatán. Funciones los viernes y sábados a las 20:30 horas y 19:00 horas en Mérida.

Jóvenes integrantes del colectivo Murmurante Teatro que se presentan en el Olimpo con la obra Sidra Pino. Vestigios de una serie. (Milenio Novedades)
Jóvenes integrantes del colectivo Murmurante Teatro que se presentan en el Olimpo con la obra Sidra Pino. Vestigios de una serie. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Dan la batalla en teatro por el 'Soldado de Chocolate'Compartir en Twiiter Dan la batalla en teatro por el 'Soldado de Chocolate'

Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Testimonios, documentales y diversos objetos conforman el soporte con el que el colectivo Murmurante Teatro cuenta en el proyecto Sidra Pino. Vestigios de una serie, que se presenta en el Olimpo.

La puesta en escena está a disposición del público los viernes y sábados, a las 20:30 horas, y los domingos a las 19:00 horas, hasta el 20 de agosto en calle 9 No. 71 entre 18 y Ave. 20 colonia México Norte.

Para Jorge Vargas y Juan de Dios Rath, directores de la compañía Murmurante Teatro, el proyecto es una indagatoria que traza relaciones entre los vestigios de pasadas catástrofes políticas, históricas o económicas y sus restos, ruinas, escombros, en su más viva actualidad, es decir, aquellos vestigios de la modernidad que son la expresión de los procesos de destrucción y cambio en el devenir de la urbe. 

“En la obra se toca el tema histórico como un ciclo que a pesar de tener situaciones inesperadas, a veces es una curva”, afirmó uno de los directores. 

La puesta en escena, que combina la escénica con lo social, comienza con una explicación del Soldado de Chocolate,  uno de los productos más conocidos que comercializaba la empresa refresquera. 

Como apoyo se proyecta un comercial de 1952, fecha en que la embotelladora tuvo gran éxito, y el que se ven  a jóvenes bailando en una discoteca, un par de bebés gemelos y dos niñas con uniforme escolar tomando con popote la bebida de chocolate. Es precisamente uno de los gemelos del comercial quien habla lo que la bebida significó en su niñez.

En la obra agradecen a Luis Pino por la fórmula de una de las bebidas más emblemáticas entre la comunidad yucateca

La instalación se va modificando cada vez que aparecen diferentes testimonios. Se da paso a un comercial americano donde se anuncia una máquina para mezclar sabores. 

Una integrante del colectivo recuerda que con esa máquina podrían reproducir el sabor de la bebida original, gracias a la fórmula otorgada por Luis Pino, y hace una comparación entre lo local y lo global.

La presentación abarca también otros datos histórico, el cómo los migrantes encontraron su identidad regional en el refresco, al igual que los yucatecos, el invento de la Pino Águila, el primer refresco de la embotelladora, a cargo de José María Pino, y cómo en 1965 se vende la empresa a un libanés que cambia el logo por un cedro con los colores blanco, verde y rojo, como la bandera libanesa.

La parte negra de la historia de la Sidra Pino corre a cargo de El Chacal, un personaje cubierto con capucha negra, quien se disculpa por no dar la cara ya que ha sido objeto de insultos y ha sido tratado como oportunista y fraudulento. 

En esta parte de la obra se hace referencia al fraude que Víctor Erosa Lizarraga ejecutó al traspasar las marcas registradas de Sidra Pino y Soldado de Chocolate.

El último hilo del proyecto lo encabeza la voz de los trabajadores que se fueron a huelga, “esos 117 miembros del Sindicato que fueron abandonados desde enero de 2011”.  

Con latas parecidas a las que los trabajadores llevan en las calles de Mérida pidieron apoyo a la sociedad, el grupo teatral representa a los huelguistas, y preguntan a los espectadores si los han visto en parques como Santa Lucía o Santiago, mientras una música de fondo del colectivo Santiaguero inunda el local. 

Al final de la obra se da un agradecimiento a Luis Pino por la fórmula de una de las bebidas más emblemáticas entre la comunidad yucateca.

A Murmurante Teatro le llevó tres años consolidar el proyecto recolectando archivos documentales, testimonios y materiales de la empresa refresquera. 

La dramaturgia está a cargo de Noé Morales sobre textos de Murmurante Teatro. Como actores participan  Ariadna Medina, Juan de Dios Rath,  María José Pool, Mario Galván, Amín Soda y Amaury Alonso.

Cabe mencionar que apenas hace unos días la huelga de los trabajadores llegó a su fin, luego de tres años de lucha por parte de 117 de los exempleados.

Más teatro
  • Las pequeñas batallas, puesta en escena dirigida por Óscar Palacios,  se presenta hoy y mañana a las 20:00 horas en el auditorio “Silvio Zavala Vallado”, del Centro Cultural Olimpo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios