17 de Agosto de 2018

Entretenimiento

Philip Seymour Hoffman, un actor sin opción para medias tintas

Durante su carrera, el ganador del Oscar se destacó por participar tanto en cintas independientes como en grandes producciones.

Sin duda Capote fue la película que lo consagró en el cine. (Agencias)
Sin duda Capote fue la película que lo consagró en el cine. (Agencias)
Compartir en Facebook Philip Seymour Hoffman, un actor sin opción para medias tintasCompartir en Twiiter Philip Seymour Hoffman, un actor sin opción para medias tintas

Agencias
MÉXICO, D.F.- Philip Seymour Hoffman, que nació en Fairport el 23 de julio de 1967, comenzó su carrera en 1991 con su primer papel como un abogado defensor en un episodio de la serie Law & Order

Su debut en el cine llegó en 1992 ese mismo año participó en cuatro películas, entre ellas Scent of a Woman, donde interpreta al inescrupuloso compañero de clase del personaje de Chris O'Donnell.

Hoffman se consolidó en el cine interpretando personajes variados en roles secundarios, trabajando con una amplia variedad de cineastas notables como Todd Solondz, los hermanos Coen, Spike Lee, Cameron Crowe, David Mamet, Robert Benton, Anthony Minghella y Paul Thomas Anderson; trabajó en cinco de los seis largometrajes de Anderson hasta la fecha (Sydney, Boogie Nights, Magnolia, Punch-Drunk Love y The Master).

A lo largo de su trayectoria tuvo pocas oportunidades de interpretar el papel protagónico. Sin embargo, en 2002, Hoffman personificó a un viudo enfrentando la muerte de su esposa en Love Liza, cuyo guión fue escrito por su hermano, Gordy Hoffman.

Recibió su primera nominación a los premios Emmy por su papel en la miniserie de HBO Empire Falls, pero fue derrotado por su compañero de reparto e ídolo personal Paul Newman. El actor, tiempo después, volvió a ser nominado al Emmy por su trabajo en la serie Arthur.

Aunque se había mantenido libre de drogas durante décadas, en 2012 recayó en sus adicciones y en mayo de 2013 se sometió a un tratamiento de rehabilitación

En 2005, Hoffman fue elogiado por su interpretación del escritor Truman Capote en la película Capote. Su actuación recibió importantes premios, incluyendo el Oscar al mejor actor, el Globo de Oro al mejor actor, el Premio del Sindicato de Actores al mejor actor protagonista y el BAFTA al mejor actor.

Además, fue premiado como mejor actor por al menos diez asociaciones de críticos, incluyendo el National Board of Review of Motion Pictures y las asociaciones de críticos de Toronto y de Los Ángeles.

En 2007, Hoffman obtuvo una nominación al premio Globo de Oro como mejor actor de reparto por su papel como Gust Avrakotos, un oficial de la CIA en la película Charlie Wilson's War.

Durante el 2008, fue nominado al Oscar al mejor actor de reparto por el mismo papel, pero el premio se lo llevó Javier Bardem por No Country for Old Men.

Ese mismo año, trabajó en Synecdoche, New York, donde interpretó a Caden Cotard. En La Duda interpretó al padre Brendan Flynn, un sacerdote acusado de abusar sexualmente de un estudiante. Por esta última interpretación logró una nominación al Globo de Oro y al SAG; compitió por segunda vez consecutiva al Oscar como mejor actor de reparto.

También fue nominado al Oscar como mejor actor de reparto por su papel de Lancaster Dodd en la película The Master.

Además de su trabajo en cine, también destacó en las producciones de Broadway, en donde fue nominado en un par de ocasiones al Tony por su labor en Long Day's Journey into Night y True West.

Participó en la saga de Los juegos del hambre, de la que aún falta por estrenarse la Sinsajo, la última entrega dividida en dos partes.

En días recientes se dio a conocer que Philip Seymour Hoffman había escogido a Amy Adams y Jake Gyllenhaal para protagonizar su segunda película como director, el drama sobrenatural Ezekiel Moss, de acuerdo a "The Hollywood Reporter".

Hoffman mantuvo una relación con la diseñadora Mimi O'Donnell. Se conocieron trabajando en In Arabia We'd All Be Kings, una obra que el actor dirigió en 1999. Ambos tuvieron un hijo, Cooper Alexander (nacido en marzo de 2003), y dos hijas, Tallulah (noviembre de 2006) y Willa (octubre de 2008).

Aunque se había mantenido libre de drogas durante décadas, en 2012 recayó en sus adicciones y en mayo de 2013 se sometió a un tratamiento de rehabilitación.

El 2 de febrero de 2014 fue encontrado muerto en su departamento de Manhattan.

Películas clave 

Todo o nada. Esa parecía la máxima de Philip Seymour Hoffman a la hora de actuar, sin opción para medias tintas. Intérprete comprometido y valiente, brillaba igual en papeles pequeños que en grandes, a los que le costó llegar, y no tuvo reparos en aceptar personajes desagradables, aún a riesgo de caer mal al espectador.

Al margen de sus dos últimas interpretaciones en God's Pocket, de John Slattery y en A most wanted man, de Anton Corbijn, este es un repaso a diez de sus trabajos más memorables.

1.- Lancaster Dodd, The Master, 2012.- Tres años se pasó el actor neoyorquino metido en la piel de este líder espiritual inspirado en el fundador de la Cienciología que le valió una nominación a los Oscar. A las órdenes de Paul Thomas Anderson, su director predilecto, y en duelo interpretativo con un también soberbio Joaquin Phoenix, Hoffman bordó un personaje complejo, al mismo tiempo seductor y aterrador, que pasa con verosimilitud de la calma y la clarividencia a la inseguridad y la violencia.

2.- Truman Capote, Capote, 2005.- Sin duda la película que lo consagró: con su primer papel basado en un personaje real, el autor de la novela "A sangre fría", logró el Oscar al mejor actor. La película, dirigida por Benett Miller, se centraba precisamente en el periodo en el que Capote escribió esa novela sobre el asesinato real de una familia texana. De nuevo un personaje lleno de matices, que puede ser el rey de la fiesta o el más introspectivo y melancólico.

Con Charlie Wilson's War, Hoffman obtuvo una nueva nominación al Oscar con este retrato de un agente de la CIA malhablado

3.- Scotty J, Boogie Nights, 1997. Para muchos, fue aquí dondeHoffman comenzó a revelar su talento, y eso pese a lo mínimo de su papel en la película de Thomas Anderson sobre la industria del cine porno de la década de los 70. El actor interpreta a un técnico de sonido gay y algo raro, con ropa ajustada y pelo largo y despeinado, que está enamorado del protagonista, Dirk Diggler (Mark Wahlberg), un rol tragicómico en el que, con pasmosa sutileza, pasa de mostrarse alegre y encantador a solitario y patético.

4.- Allen, Happiness, 1998.- En la desoladora "Happiness" de Todd Solondz, Hoffman es el pervertido 'gafotas' que se dedica a telefonear a chicas y susurrarles obscenidades mientras se masturba. Sin duda su personaje más antipático, y pese a todo logra que el espectador sienta tanta incomodidad como compasión y hasta risa.

5.- Freddie Miles, The Talented Mr Ripley, 1999.- Aunque en la cinta de Anthony Minghella basada en la novela de Patricia Highsmith la historia gira en torno a la relación entre Jude Law y Matt Damon, cada vez que Hoffman aparece en plano el protagonismo es suyo. Convincente con sus aires de superioridad de Freddie Miles.

6.- Brandt, The Big Lebowski, 1998-. Gracias a los hermanos Coen pudo mostrar su talento para la comedia, aunque con un personaje bastante comedido, el del asistente atemorizado y complaciente que acompaña al Dude (Jeff Bridges) en su recorrido por el despacho del jefe (Lebowski). Su risa nerviosa desvela una vez más su capacidad para trazar un personaje redondo con muy pocos elementos.

7.- Andy Hanson, Before the Devil Knows You're Dead, 2007.- En este oscuro drama de Sidney Lumet, Hoffman alcanza sus cotas más altas de crueldad. Su personaje, Andy Hanson, convence a su hermano Hank (Ethan Hawke) para perpetrar un robo sin que este sepa que el objetivo es la joyería de sus padres. Cuando la situación se complica de un modo trágico es cuando Hoffman da lo mejor de si mismo.

8.- Brendan Flynn, The Dude, 2008.- Ambientada en una estricta escuela católica en los 60, la película ofrece a Hoffman el papel de un amable y bondadoso sacerdote cuya reputación es puesta en peligro cuando la autoritaria hermana Aloysius Beauvier (Meryl Streep) levanta sospechas sobre el carácter de su relación con un chico de 12 años. Su capacidad para mantener la duda en torno al personaje es su principal mérito, además del aliciente que supone la confrontación interpretativa con Meryl Streep.

9.- Gust Avrakotos, Charlie Wilson's War, 2007.- Hoffman obtuvo una nueva nominación al Oscar con este retrato de un agente de la CIA malhablado y socarrón que roba protagonismo al mismísimo Tom Hanks en una ácida comedia de Mike Nichols ambientada en la Guerra Fría.

10.- Lester Bangs, Almost Famous, 2000.- De nuevo con escasas apariciones logra una gran interpretación en la película de Cameron Crowe en homenaje al rock de los 70. Lester Bangs es ese periodista musical veterano, mentor del joven protagonista, William Miller (Patrick Fugit) que le da algunas claves que van más allá del mero trabajo de cronista.

(Con información de Milenio y EFE)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios