16 de Octubre de 2018

Entretenimiento

Sin un solo beso, telenovela maya gana premio nacional

El Inali entrega la distinción por las aportaciones de la obra en cuanto a difusión de una las principales lenguas madres del país.

El director de Baktun, Bruno Cárcamo Arvide, destacó que el objetivo de este proyecto es empoderar la lengua maya en los medios masivos de comunicación. (Notimex)
El director de Baktun, Bruno Cárcamo Arvide, destacó que el objetivo de este proyecto es empoderar la lengua maya en los medios masivos de comunicación. (Notimex)
Compartir en Facebook Sin un solo beso, telenovela maya gana premio nacionalCompartir en Twiiter Sin un solo beso, telenovela maya gana premio nacional

Agencias
MÉRIDA, Yuc.-El Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) otorgó un reconocimiento a la telenovela y película en lengua maya Baktun”, por sus aportaciones en la difusión de una las principales lenguas madres del país.

El director de la producción, realizada con la colaboración del Inali y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Bruno Cárcamo Arvide, destacó que el objetivo de este proyecto es empoderar la lengua maya en los medios masivos de comunicación.

El también documentalista mexicano destacó que con 30 capítulos, “Baktun”, estrenada en agosto, es la primera telenovela en lengua indígena que se produce en el país, y la cual se ha difundido a través del Sistema Quintarroense de Comunicación y por una empresa de televisión de paga.

Es una película y una telenovela hablada íntegramente en maya, grabada en Tihosuco, en comunidades mayas de Quintana Roo y Nueva York.

En entrevista, Cárcamo Arvide destacó que “el trama o la historia es de un personaje que emigra a Estados Unidos; la historia empieza en Nueva York, y que ha rechazado todo lo que es su cultura y su lengua, pero le avisan que su padre está muy enfermo y va a morir.

“El momento de su llegada coincide con el funeral de su padre y ahí se topa con la noticia que a su hermano lo están engañando por un grupo de personas que le hacen creer va a ser el nuevo líder de la comunidad a fin de apropiarse de las tierras comunales”.

Asesoría de primera

El creador subrayó que “todo el proyecto, lo hicimos no sólo en lengua maya sino desde la lengua maya, por ello en todo el proceso tuvimos por parte del INAH asesoría antropológica y cultural, así como en la parte lingüística por el Inali y un especialista en esta lengua”.

“No quisimos hacer un culebrón en español traducido a la maya, sino partimos directamente desde la tradición. Se ha dicho que es el primer culebrón que no tiene besos y es verdad, pues en la tradición y la cultura maya no existe noviazgo, por tanto no puede tener escenas de besos y afecto público”, refirió.

Otra característica de la producción es que “no hay actor profesional o escenografía puesta, todo se trabajó con la gente de la comunidad, el j-men de que actúa es un j-men de verdad, las personas que salen son un grupo de bordadoras”.

Rememoró que la concepción del proyecto inició entre 2002 y 2003 bajo la idea de que “la televisión como medio masivo de comunicación es el principal espacio donde deben de estar representadas nuestras culturas madres”.

Desde ahí y hasta 2012 se cristalizó el tema, aprovechando el empuje que tuvo la cultura maya con el tema del fin del mundo, del cual toma su nombre el proyecto “Baktun”, considerada como la unidad del tiempo cíclico.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios