21 de Mayo de 2018

Entretenimiento

'Pulgarcito', resignado a vivir tras las rejas

Quien fuera un símbolo infantil asegura que la sentencia en su contra fue injusta, ya que insiste que no cometió ninguno de los delitos que le imputaron.

Cesáreo Quezadas Cubillas, mejor conocido como Pulgarcito,  accedió a hablar sobre su caso en medio del festejo por su cumpleaños 64. (Notimex)
Cesáreo Quezadas Cubillas, mejor conocido como Pulgarcito, accedió a hablar sobre su caso en medio del festejo por su cumpleaños 64. (Notimex)
Compartir en Facebook 'Pulgarcito', resignado a vivir tras las rejasCompartir en Twiiter 'Pulgarcito', resignado a vivir tras las rejas

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Símbolo de la niñez mexicana en las décadas de los 50 y 60 del siglo XX, Cesáreo Quezadas Cubillas, mejor conocido como Pulgarcito, evoca cuando su mote figuraba en las marquesinas de los cines en su natal Distrito Federal y en todo México.

Hoy, ya bien entrado el siglo XXI, el personaje de historias navideñas vuelve a la realidad que lo tiene, como en aquel entonces, detrás de unos barrotes, mas no los de la jaula del ogro de la película que lo hizo famoso, sino del Centro de Reinserción Social de la capital yucateca, donde permanece recluido desde hace 12 años.

Acusado y sentenciado por el delito de abuso en contra de cinco de sus seis hijos, Quezadas Cubillas no se ve ya acongojado o triste, sino resignado a su condena que él insiste fue injusta, pues, asegura que no sólo no cometió los actos que le fueron atribuidos, sino que a su consideración está basada en pruebas inexistentes y amañandas.

Entrevistado por Notimex en los patios del penal meridano, el exempresario de las artes gráficas accedió a hablar sobre su caso en medio del festejo por su cumpleaños 64, para el cual su madre, de 90 años, viniera de la Ciudad de México a compartir un pastel con él.

“Fui acusado de 11 cargos, de los que el juez desechó 10, permaneciendo el de abuso sexual; el juez como pasó con el fusilado, me quitó 10 balazos, pero me dejó uno”, dijo con una mueca de ironía y un dejo de amargura.

Quezadas Cubillas mencionó que el mundo de la farándula permanece y permanecerá para él en el pasado

Acompañado brevemente en la entrevista por su sobrino Pablo Herrero y la novia de éste, Mayra Bustillos, Pulgarcito le encuentra una explicación a su caso:

“Cuando una mujer te quiere, te lo demuestra de verdad, pero si te llega a tomar coraje es igual o peor, pues son más determinadas para cobrártelas y sí, mi exesposa (pide ni mencionar su nombre) tenía motivos, pues yo no sólo tenía otra mujer, sino hasta dos hijos con la otra”.

Añadió que basado en pruebas “chafas”, el juez lo sentenció primero a 20 años, luego, tras apelar, la condena subió a 23.5 años, para luego quedarse en 18 años, cuatro meses y 15 días.

Quezadas Cubillas admitió que no es cómoda la situación de un personaje como él que fue un símbolo infantil y que es acusado de destruirle la infancia a sus propios hijos, pero dijo, cobijado por la sombra de un frondoso árbol:

“Cada cabeza es un mundo, te puede afectar si eres propenso al que dirán, depende en lo que la gente pueda creer o que tan susceptible sea a creer totalmente lo que se publica en los medios; hay quienes creen en los horóscopos y les hacen sentir bien o mal, según sea su predisposición, todo depende de eso”.

Mánager, jugador del equipo de softbol, Pulgarcito participa como pítcher y segunda base del equipo del penal meridano y es encargado del Club de Ajedrez.

“Así se me va el día”, señaló al comentar que actualmente carece de un trabajo al interior de ese reclusorio, donde los internos tienen diversas opciones, entre ellas el urdido de hamacas”.

“No, yo no tengo trabajo, solo vivo de mis rentas”, dijo sonriente, irónico el entrevistado, quien como muchos cientos que allá habitan tiene garantizado el techo y el “rancho” (comida para los reclusos).

Quezadas Cubillas mencionó que el mundo de la farándula permanece y permanecerá para él en el pasado, pues está desvinculado a esa esfera desde hace muchos años, muchos antes incluso de ingresar al penal.

“Aquí mismo en el penal saludé y recibí el apoyo de Carmen Salinas que vino a ver y a apoyar a otra persona que estaba interna y antes de mi problema, varios años atrás, saludé a Don Roberto Gómez Bolaños Chespirito que vino a Mérida con su obra 11 y 12”, sostuvo.

“Él (Gómez Bolaños) escribió los argumentos de dos películas en las que participé y que fueron Angelitos del Trapecio y El dolor de pagar la renta. A María Antonieta de las Nieves La Chilindrina la recibí incluso en mi casa una vez que vino a Mérida, donde nos vimos después de que trabajamos juntos en la película de Pulgarcito”, rememoró.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios