15 de Octubre de 2018

Entretenimiento

Muere el príncipe de Dinamarca por demencia senil

En 1997, anunció que no deseaba ser enterrado junto a la Reina, rompiendo con la tradición.

El príncipe Enrique tenía 83 años, y se le había diagnosticado un tumor benigno hace dos semanas. (Foto: La Nación)
El príncipe Enrique tenía 83 años, y se le había diagnosticado un tumor benigno hace dos semanas. (Foto: La Nación)
Compartir en Facebook Muere el príncipe de Dinamarca por demencia senilCompartir en Twiiter Muere el príncipe de Dinamarca por demencia senil

Agencia
DINAMARCA.- Nacido con el nombre de Henri Marie Jean André de Laborde de Monpezat en Francia en 1934, se casó con Margarita en 1967. Henrik tiene dos hijos con la Reina, el príncipe heredero Federico y el príncipe Joaquín.

El príncipe Enrique de Dinamarca, marido de la reina Margarita, falleció el martes por la noche en el castillo de Fredensborg, dijo la Casa Real en un comunicado. Tenía 83 años, y se le había diagnosticado un tumor benigno hace dos semanas.

También te puede interesar: Muere arrollada en el Día del Amor y la Amistad

“Su Alteza Real el príncipe Enrique ha muerto en paz mientras dormía”, dijo el comunicado. “Su Majestad la Reina y sus dos hijos estaban a su lado”.

El príncipe había sido hospitalizado tras una enfermedad que comenzó durante un viaje privado a Egipto. Poco antes de su muerte, fue trasladado desde un hospital de Copenhague de vuelta al castillo, al norte de la ciudad, donde quería pasar sus últimos momentos.

El príncipe Enrique provocó una controversia en agosto de 2017 cuando anunció que no deseaba ser enterrado junto a la Reina, rompiendo con una tradición de 459 años. Dijo que no se sentía feliz porque ella nunca le había reconocido como su igual. Poco después, el palacio anunció que el príncipe Enrique sufría demencia.

Aunque anteriormente tenía el título de Príncipe Consorte renunció a él cuando se retiró de sus tareas oficiales en 2016.

A menudo hablaba de su frustración por serle negado el título de Rey en lugar del de Príncipe Consorte. En Dinamarca, una princesa se convierte tradicionalmente en reina cuando su marido llega al trono, pero un hombre no se convierte en rey cuando la situación es a la inversa.

Después de que un referéndum en 2009 apoyara la igualdad de sexos en la sucesión real, Enrique remarcó: “Espero que los hombres sean tan iguales como las chicas”, lo que provocó más debate y brevemente encontró apoyo en el Parlamento a favor de permitir conceder al príncipe Enrique el título de rey. Pero nunca se aprobó ninguna ley.

Amado y criticado por los daneses por sus maneras aristocráticas, ejemplificadas sobre todo por su ropa colorida y un marcado acento francés, en los últimos años Enrique encontró apoyo sobre todo entre la juventud danesa por romper con las normas de uniformidad cultural.

En 2016, el Príncipe renunció a su título de Príncipe Consorte y se retiró de los compromisos oficiales. Después de eso pasó gran parte de su tiempo en su viñedo privado en Château de Cayx, Francia, aunque seguía casado con la Reina y oficialmente todavía vivía con ella.

Conocido por su amor por el vino y la comida, el Príncipe era también un artista apasionado y produjo varios poemas, esculturas y libros de cocina.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios