15 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

Reconocen papel de Yolanda Vargas Dulché en la cultura popular

La prolífica escritora será recordada en una exposición en el Museo de Arte Popular, la cual se inaugurará este sábado 26 de noviembre.

Yolanda Vargas Dulché es autora de extensa obra. (Milenio)
Yolanda Vargas Dulché es autora de extensa obra. (Milenio)
Compartir en Facebook Reconocen papel de Yolanda Vargas Dulché en la cultura popularCompartir en Twiiter Reconocen papel de Yolanda Vargas Dulché en la cultura popular

Agencias
MÉXICO, DF.- En el México del siglo XX, muchos mexicanos lo primero que tuvieron entre sus manos no fueron los libros como Don Quijote  o la Biblia, sino algún diálogo de la famosa historieta Memín Pinguín o cualquiera de las otras obras de Yolanda Vargas Dulché: Yesenia, María Isabel, El Pecado de Oyuki y Rubí.

Su hijo Manelick de la Parra dice que fue capaz de plasmar su imaginación en publicaciones periódicas, radionovelas, telenovelas y películas, y que por todo ello será recordada en la exposición Yolanda Vargas Dulché. Contadora de Historias, que el Museo de Arte Popular (MAP) inaugurará este sábado 26 de noviembre, según informa Milenio.

De la Parra cuenta historias y anécdotas que marcaron la vida de la escritora, en particular la relacionada con el final de la telenovela Gabriel y Gabriela.

Su mamá decidió que aparecieran en la iglesia los dos novios que tenía la protagonista, interpretada por Ana Martín, aunque el único rostro que se apreciaba en la televisión era el de la novia. Decidió que el televidente observara cómo Ana Martín caminaba hacia el altar, la forma en que los novios se daban las sortijas, pero determinó que nunca se viera la cara del novio.

“Eran las 11 de la noche, pues la telenovela pasaba a las 10 de la noche, y de repente suena el teléfono y mi mamá contesta; era don Emilio Azcárraga Milmo, quien le preguntó: ‘¿Qué estás haciendo, Yolanda? Tienes bloqueados los teléfonos de Televisa, todo mundo quiere saber con quién se casó Gabriela. Por favor dime algo… A ver, ahorita te llamo’. Que le marca a los cinco minutos: ‘Me acaba de hablar el presidente Miguel de Madrid, él y su esposa quieren saber con quién se casó. ¿Qué les digo, Yolanda?’. Y ella le respondió: ‘Pues con el que quieran’”.

Esa anécdota, indica Manelick de la Parra, plasma su estilo. Ella está llena de anécdotas y ahora esa historia no escrita podrá tener forma a partir de esta exposición.

De las escritoras más leídas

Gerardo Estrada, curador de la exposición, destaca que esta gran mujer no solo marcó la cultura popular del siglo XX, sino que también fue parte de la educación sentimental de muchos mexicanos.

“Tuvo la enorme virtud de haber incursionado en todos los soportes de comunicación: comienza su carrera en la radio como cantante al lado de su hermana; más tarde empieza a escribir guiones para radionovelas, de ahí transita a la escritura de las historietas que serían leídas por millones de personas, y después da el salto a la televisión”, dijo Estrada.

Lo extraordinario de su carrera es que supo adaptarse a su tiempo y fue transformando la manera en que contaba sus historias, adaptándolas a los diferentes soportes: “Estoy seguro de que si doña Yolanda viviera, ya tuviéramos una historia por Internet o por Twitter, por supuesto”.

Así, la exposición rinde un homenaje a la mujer que fue capaz de trascender el imaginario colectivo. “Ella —aseguró Walter Boesterly, director del MAP— ejerció una gran influencia no solamente en la publicidad, la moda, sino hasta en el comportamiento social, pues cuando estuvo de moda su personaje de Yesenia, en el Registro Civil muchas personas le pusieron a sus hijas este nombre, incrementándose esa petición en un tres mil por ciento”, relata el director del MAP.

Como creadora de arte popular, destaca, generó estilos y fue capaz de motivar a millones de mexicanos a leer: “Cuando en México había 70 millones de habitantes en la década de los setenta, el tiraje de sus historietas era de 25 millones de ejemplares”.

Para dar a conocer la gran labor de Yolanda Vargas Dulché en México y en el extranjero, se contó con el apoyo de editorial VID y del Grupo Televisa.

El MAP se localiza en Independencia 11, esquina Revillagigedo, en el Centro.

Creadora excepcional

Su hijo Manelick anunció la publicación en diversos fascículos de sus grandes historietas: Memín Pinguín, Yesenia, María Isabel, El Pecado de Oyuki y Rubí.

Su gran capacidad creativa le permitió lanzar más de 600 publicaciones en 50 años de labor; algunas de ellas se muestran en la exposición.

Se exhiben piezas originales, como el escritorio en el que escribía y el piano que tocaba Agustín Lara en la XEW, lugar a donde llegó a cantar Yolanda Vargas Dulché junto con su hermana Elba, formando el dueto Rubia y Morena.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios