21 de Octubre de 2018

Entretenimiento

Recuerda Silvia Pinal a Buñuel como el director más extraordinario

Dice que ella escogió trabajar con él y no él con ella. 'Cuando conocí su obra fílmica me encantó todo, me enamoré de su cine'.

Para la mexicana el director español recibe todos sus honores. (Internet)
Para la mexicana el director español recibe todos sus honores. (Internet)
Compartir en Facebook Recuerda Silvia Pinal a Buñuel como el director más extraordinarioCompartir en Twiiter Recuerda Silvia Pinal a Buñuel como el director más extraordinario

Agencias
MÉXICO, D.F.- Convivieron sólo durante cuatro años, de 1961 a 1965, tiempo suficiente para que la diva mexicana Silvia Pinal defina a Luis Buñuel como el director de cine más extraordinario que haya conocido, según informó Notimex.

En sus más de seis décadas de trayectoria artística, la actriz, cantante, bailarina y productora ha participado en casi un centenar de películas mexicanas y extranjeras.

Fue dirigida por Alberto Gout, Tito Davison, Federico Curiel, Rene Cardona Jr., Rogelio A. González, Emilio Gómez Muriel, Juan Fernando Pérez Gavilán, Tulio Demicheli y Emilio "Indio" Fernández, entre otros, pero es el español Luis Buñuel (1900-1983), quien recibe todos sus honores.

"Hasta el día de hoy no he conocido a alguien que lo supere ni creo conocerlo", aseguró Silvia Pinal en entrevista con Notimex.

"Buñuel fue un hombre muy respetuoso, tan amable, tan genial, el más extraordinario director de cine, jamás podría decir lo contrario. Cuando trabajé con él ya era conocido a nivel mundial, su filmografía era impresionante y pensé que me toparía con alguien difícil de carácter, pero no fue así", sostuvo.

En aquel entonces, Buñuel era claro al escoger a sus musas, a las protagonistas de sus filmes, pero aquí fue al revés. Silvia acudió a Ernesto Alonso (1917-2007) para conseguir su apoyo e ir juntos a solicitarle trabajo, a principios de la década de los 50.

"Yo era su más ferviente admiradora y me había propuesto como meta trabajar con él así fuera como extra o con un papelito", aseguró Silvia Pinal, quien protagonizó la trilogía fílmica: "Viridiana" (1961), "El ángel exterminador" (1962) y "Simón del desierto" (1965).

Buñuel les platicó que estaba adaptando "Tristana", novela homónima de Benito Pérez Galdós, y que ambos podrían funcionarle para los papeles estelares. Sin embargo, en ese momento no hallaron productores para echar a andar el proyecto que finalmente se concretó en 1970, pero con Catherine Deneuve y Fernando Rey en los principales roles.

Transcurrió el tiempo y en 1960 ocurrió el segundo acercamiento. La actriz era pareja sentimental del productor Gustavo Alatriste, quien estaba dispuesto a producirle lo que ella quisiera.

"Así que no lo pensé dos veces y viajamos a España para decirle a Buñuel que ahora sí ya tenía todo listo, que podíamos empezar a filmar cuando él quisiera", relató la actriz.

"Es una vanidad muy grande la que voy a decir, pero yo escogí a Buñuel y no él a mí. Cuando conocí su obra fílmica me encantó todo, me enamoré de su cine, de su humor negro, de su manera de ser y sabía que no descansaría hasta ser dirigida por él y lo logré".

Después de conseguir todos los apoyos necesarios y pese a la efervescencia política que existía en España con el dictador Francisco Franco, comenzó en ese país el rodaje de "Viridiana" (1961), la historia de una novicia a punto de tomar los hábitos, pero debe abandonar el convento para visitar a su tío "Jaime", quien se suicida al no lograr retenerla.

"Don Luis era un hombre tan estricto, tan exacto, tan maravilloso. Trabajar con él fue una experiencia que jamás volví a encontrar en otra persona, jamás viví cosas como las que viví con él, jamás me sentí tan gran actriz como él me lo hizo sentir en el cine", aseveró.

Un caballero

La sordera del director nunca fue impedimento para que los rodajes transcurrieran sin problemas, ya que antes de iniciar se reunía todo el elenco para acordar el proyecto, los personajes y las escenas.

"En el ambiente cinematográfico hay muchos truhanes que no sirven para nada, que no te respetan, pero este hombre era respetuoso, era un genio y por eso logramos con esta película la Palma de Oro en el Festival de Cannes, premio que ninguna otra película hispana ha vuelto a ganar y que para mí es un orgullo, un halago, me trae a la mente cosas muy hermosas", afirmó Pinal.

"Mostrarse al desnudo no fue complicado y mucho menos con Buñuel" 

Sin embargo, recordó que poco antes de rodar el final no estuvo de acuerdo con la forma en que debería terminar "Viridiana".

"No me parecía justo que esta mujer inútil, después de todo lo que le había pasado, terminara así: jugando cartas. Aunque él tomaba en cuenta el punto de vista del actor y las sugerencias, también trataba de convencerte de lo contrario y lo logró conmigo, me dijo que era un final productivo para ella y lo acepté.

"Definitivamente era un hombre muy inteligente y 'Viridiana' fue su engranaje perfecto, la mejor película que pudo haber dado al cine".

Aunque, admite Silvia, "no fue mi favorita". La que verdaderamente le retó fue 'Simón del desierto' (1965), "porque interpreté al diablo y en manos de Buñuel, ya te puedes imaginar qué cosa tan más bella".

"Hice escenas vestida de Jesucristo, de mujer con los senos al aire, de niña enseñando las piernas y los senos tratando de seducir al santo que está en su columna. Fue un personaje precioso, aunque muy difícil de hacer.

"Tenía que salir con barbas, con el pelo rizado, con un vestido de griego y después cantar en latín. Tuve que poner mucha atención a Buñuel y sentir al personaje para darle la intención que él quería", apuntó.

Mostrarse al desnudo no fue complicado, asegura la artista, "y mucho menos con Buñuel porque si él te pedía enseñar los senos era porque así lo requería la escena. Yo nunca lo vi como algo pesado ni obsceno, era una cosa que estaba dentro de una película y a mí me encantaba trabajar con él".

En lo que refiere a "El ángel exterminador" (1962), Silvia Pinal aseguró: "Nunca entendí lo que fue esa película, pero la disfruté enormemente porque a don Luis le gustaba divertirse, adoraba mezclar cosas y sorprendernos a todos.

"Yo creo que él siempre supo lo que quería con esa película, aunque nosotros no lo comprendimos. Nos embarró miel y tierra en el cuerpo, fue algo muy asqueroso para mí; nos hizo trabajar con borregos y bueno, al final reflexioné que la historia tenía que ver con las enfermedades de los seres humanos", platicó.

Aniversario luctuoso

A 30 años de la muerte de Luis Buñuel, también creador de cintas como "Los olvidados" (1950), "Nazarín" (1958) y "Un perro andaluz" (1929), Silvia Pinal sugiere que se le recuerde "como un hombre extraordinario del cine que dejó maravillosas películas de habla hispana, que logró una Palma de Oro en Cannes y que fue, sobre todo, una gran persona".

La actriz de 81 años fue invitada a participar en las actividades que se realizarán para conmemorar el aniversario luctuoso del cineasta, aunque no ha podido confirmar su asistencia debido a que se encuentra de gira por varias plazas del país con la obra "Amor, dolor, ¡Y lo que traía puesto!", que protagoniza. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios