24 de Septiembre de 2018

Entretenimiento

Restauran fragmentos de retablos y ornamentos en Yucatán

El INAH indicó que el material es testimonio de la destrucción que sufrió la Catedral de Mérida hace casi 100 años, en la Revolución Mexicana.

Más de 250 fragmentos de retablos, nichos, ornamentos y esculturas serán restaurados e integrados al Museo Regional de Antropología de Yucatán Palacio Cantón. (Archivo Notimex).
Más de 250 fragmentos de retablos, nichos, ornamentos y esculturas serán restaurados e integrados al Museo Regional de Antropología de Yucatán Palacio Cantón. (Archivo Notimex).
Compartir en Facebook Restauran fragmentos de retablos y ornamentos en YucatánCompartir en Twiiter Restauran fragmentos de retablos y ornamentos en Yucatán

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) señaló que más de 250 fragmentos de retablos, nichos, ornamentos y esculturas se someterán a un proceso de restauración, para integrarlos al nuevo discurso museográfico del Museo Regional de Antropología de Yucatán "Palacio Cantón".

En un comunicado publicado por Notimex, la institución agregó que esos fragmentos son testimonios de la destrucción que sufrió la Catedral de Mérida hace casi 100 años, en la Revolución Mexicana.

Las piezas, que se exhibirán por primera vez en dicho recinto, custodiado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, datan de los siglos XVII y XVIII y destacan por su predominante estilo barroco.

La restauradora Giovana Jaspersen, responsable del proyecto, detalló que "de manera preliminar a la intervención se da coherencia a los fragmentos, con el objeto de determinar cuál corresponde con cuál, conocer su estado de conservación y saber qué partes tienen potencial para ser incluidas en el discurso curatorial del Palacio Cantón".

Actualmente se realiza el registro fotográfico y escrito de los objetos, además de la investigación histórica para identificar su procedencia o recuperar aspectos de su devenir; será en la etapa final del estudio cuando se determinará qué piezas serán sometidas a una restauración integral.

Conflicto Iglesia-revolucionarios

La especialista del Centro INAH-Yucatán recordó que "en 1915 hubo una fuerte destrucción en la Catedral de Mérida debido al conflicto entre la iglesia y los revolucionarios; los rebeldes irrumpieron en el templo y destruyeron retablos, decapitaron esculturas y prendieron fuego al altar mayor".

Abundó que "algunas familias yucatecas tomaron varios de esos restos para hacer muebles, y otros más fueron llevados a la bodega de un museo, posteriormente, tales elementos fueron adaptados para exponerlos en el recinto, dicho armado se hizo sin coherencia ni sentido alguno".

Comentó que en Yucatán la historia de los museos es muy temprana; el primero se creó en 1871 y tuvo diversas sedes en la ciudad de Mérida. Por algunas imágenes recopiladas se cree que las piezas de los retablos estuvieron exhibidas en los años 20 en el Museo Yucateco, que se albergaba en el Antiguo Hospital de San Juan de Dios, situado en un costado de la Catedral.

El conjunto colonial de restos de retablos, ornamentos, esculturas y nichos, se integra en total de 252 fragmentos de madera de variadas proporciones, que van de tres centímetros a tres metros de largo. Algunos vestigios poseen decoraciones en hoja de oro, característico de la época barroca en México, "aunque en el caso de Yucatán estilísticamente es muy diferente al centro del país, ya que es más sobrio y juega más con los fondos lisos policromados", refirió la especialista del INAH.

La mayoría de los elementos presentan motivos de plantas y flores que se entrelazan con algunos frutos, también hay columnas salomónicas y de fuste liso. En el caso de las esculturas se tienen registradas cinco sin cabeza: un Cristo, dos vírgenes y las dos restantes no se han podido identificar porque carecen de atributos.

A fin de hacer asociaciones de las esculturas, identificarlas y saber, quizá, a que retablo pertenecieron, Jaspersen adelantó que se efectúa un proceso de documentación, mediante el cual se buscan imágenes de la Catedral de Mérida antes de la destrucción.

Hasta el momento, refirió, se determinó preliminarmente que provienen de cinco altares distintos, la mayoría de la Catedral, "pero no podemos descartar que algunos pertenezcan a otros templos, eso se sabrá con el avance de la investigación".

Triste estado de conservación

Respecto al estado de conservación de los fragmentos, apuntó que las policromías presentan deterioro por las malas condiciones de resguardo, además de afectaciones causadas por las modificaciones y armado del que fueron objeto las piezas, en la segunda década del siglo pasado.

Citó una talla que tenía un faltante en la esquina le clavaron un fragmento que no correspondía; a varios nichos les colocaron molduras a los costados y añadieron tablas para lograr armar algo aunque no tuviera relación".

En el caso de la policromía de los fragmentos, indicó que en algunas está estable, mientras que otras presentan repintes blancos que permitieron la conservación de la pintura original; en otros casos hay madera expuesta por la pérdida total de color.

"Se evaluará la porción del acervo que formará parte del guión; estas piezas recibirán un proceso de restauración completo y el resto se van a registrar e inventariar, y finalmente se depositarán en la bodega del Museo Regional de Antropología de Yucatán 'Palacio Cantón', explicó.

La restauración comenzará en los primeros meses de este año e implicará el desarrollo de procesos generales de intervención, como limpieza, consolidación, fijado de policromía inestable, eliminación de algunos repintes y reposición de faltantes.

"Por el momento no podemos asegurar si vamos a armar algo o no, sabemos que hay elementos de los que hay un mayor número de piezas, por ejemplo, de un altar tenemos 38 fragmentos (sin contar las columnas), sin embargo, no podemos estar seguros que se trata de uno o dos con características muy similares", mencionó.

"En cuanto a la exhibición de las piezas, lo que en realidad nos interesa es mostrar las dos historias: la relativa al arte en madera del periodo virreinal, y otra sobre el devenir de los objetos mismos y la destrucción de la que fueron objeto hace casi cien años", resaltó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios