15 de Agosto de 2018

Entretenimiento

 / FICMaya

Sabina 'enamora' de nuevo a los yucatecos

Los sabineros clamaron por que la música durara “19 días y 500 noches”, pero la noche se acabó con un buen sabor de boca.

De traje verde bandera, camisa azul marino y su característico bombín, fue el primero de sus tres atuendos en el concierto. (Christian Ayala/Milenio Novedades)
De traje verde bandera, camisa azul marino y su característico bombín, fue el primero de sus tres atuendos en el concierto. (Christian Ayala/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Sabina 'enamora' de nuevo a los yucatecosCompartir en Twiiter Sabina 'enamora' de nuevo a los yucatecos

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con la salud mejorada, igual que su talento y la voz de sus años, Joaquín Sabina conquistó de nuevo al público de Yucatán, en su tercera visita a Mérida, ésta vez en el marco del Festival Internacional de la Cultura Maya (FICMaya), en una memorable presentación en la que los sabineros clamaron porque la música durara “19 días y 500 noches”.

El Centro de Convenciones Yucatán Siglo XXI, fue la sede de este encuentro en el que se deshojaron 25 éxitos de su amplia discografía del artista español, exceptuando su reciente disco “Vinagre y Rosas”.

El escenario a media luz y de fondo una versión sinfónica de “Y nos dieron las 10”, aparecieron uno a uno Pacho Varona, Antonio García Diego, Pedro Barceló y Marita Barros, quienes se unieron al coro de la canción, tomaron sus posiciones junto al resto de la banda y esperaron finalmente a Sabina quien se sumó mientras recibía la primera ovación de la noche.

“Esta noche contigo” marcó el inicio, seguido de “Todavía una canción de amor”, para luego saludar a sus seguidores, agradeciendo su complicidad  y la oportunidad de volver a Yucatán y a México porque se considera “más mexicano y menos gachupin”. 

De traje verde bandera, camisa azul marino y su característico bombín, fue el primero de sus tres atuendos, el segundo con un saco a rayas bombín blanco y el tercero un frac negro con el que cerró el viaje sonoro.

Dando muestra de su amor  por México y la influencia del país en su música interpretó “Viridiana” y recordó a José Alfredo y Chavela Vargas con el “Boulevard de los Sueños Rotos”. 

“México fue uno de los primeros países que visité, por el que conocí América, le debo mucho más de lo que ustedes se piensa, y en la medida de lo posible trato de devolviendo en forma de canciones, en forma de amores más que correspondidos. Hay una señora, que ni siquiera era mexicana porque nació en Costa Rica pero me enseñó más de México que muchos mexicanos, ella decía que nos parecíamos en dos cosas: los dos somos muy borrachos y muy mujeriegos”, expresó. 

Y así sumó “Medias negras”, “Quién me ha robado el mes de abril”, “Corre, dijo la tortuga” y Marita para ponerse a tono con el compás mexicano, se abrazó el cuerpo con un rebozo rojo y Sabina hasta compartió versos para tierra maya.

“…Nunca tiré la toalla, siempre soñé frecuentar, la Mérida de los Mayas, de Uxmal a Chichén Itzá; Querido Yucatán donde habitan los boleros, donde sueñan las muñecas con Armando Manzanero. Sin mitos, dioses, mentiras, Matusalén, Peter Pan; lo mejor que en este gira volvemos a Yucatán”, dijo Joaquín entre aplausos sonoros.

Como en cada concierto el Flaco de Ubeda, le dio su lugar a cada integrante, de esta manera cantó a dueto “Llueve sobre mojado”,  con el guitarrista Jaime Asúa ; Pancho Varona hizo lo propio con un virtuoso solo de guitarra y el tema “Conductores suicidas”, Marita Barros conquistó con la canción “Yo quiero ser una chica Almodóvar” y Antonio García Diego enamoró con “A la orilla de la Chimenea”.

La cantante española Barros lució su estilo flamenco en el dueto con Sabina del tema “Y sin embargo”, el español continuó el recorrido con “Peces de Ciudad”, “Una canción para Magdalena”, “Peor para el sol” y una de las más esperadas “19 días y 500 noches”, que provocó gritos desde los primeros acordes en la guitarra.  

Se sumaron “Barbie supersatar”, “Princesa” y una primera salida en falso, que ante la aclamación del público regresó la banda y Sabina cantando “Cuando aprieta el frío”. 

Los coros de los miles de admiradores resonaron con “Noches de boda”, “Y nos dieron las 10” y de nuevo el grupo liderado por Joaquín salió del escenario, pero la concurrencia insistió y volvieron al ritmo de “El caso de la rubia platino” mientras Pacho Varona cantaba con una peluca rubia, el tono bajó “Contigo”  y la velada sabinera terminó con “Pastillas para no soñar” pero con el recuerdo de una noche de “corazón tan cinco estrellas”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios