15 de Diciembre de 2017

Entretenimiento

Se despide Madonna muy comunicativa

Durante su segunda y última presentación en la Ciudad de México, la cantante habló, tocó y hasta regaló ¡una manzana a sus fans!

Madonna durante su concierto la noche del domingo, en la Ciudad de México. (Agencia Reforma)
Madonna durante su concierto la noche del domingo, en la Ciudad de México. (Agencia Reforma)
Compartir en Facebook Se despide Madonna muy comunicativa Compartir en Twiiter Se despide Madonna muy comunicativa

Manuel Tejeda/Agencia Reforma
MÉXICO, DF.- La imagen de monarca inaccesible que gira alrededor de Madonna quedó destrozada por ella misma.

La cantante, durante su segunda y última presentación en la Ciudad, habló, tocó y hasta regaló ¡una manzana a sus fans!

Con el público a sus pies desde las 22:45 horas, cuando el show arrancó con "Girl Gone Wild" y "Revolver", temas en los que "La Reina del Pop" ejecutó a sus bailarines con un selecto catálogo de armas, ella dio guiños de que cerraría de forma especial su visita a la Ciudad de México, en el Foro Sol.

Todo empezó al término de "Give Me All Your Luvin'", luego de que la cantante regresara con un cambio de vestuario y una guitarra colgada de su hombro izquierdo.

"¡Hola muchachos!", exclamó en un español cargado de acento estadounidense; sin embargo, eso no les importó a las 50 mil personas, de acuerdo con organizadores, que celebraron a gritos su frase.

'Muy caliente'

La interacción de Madonna con sus seguidores apenas apenas comenzaba puesto que, durante "Turn Up The Radio", lanzó una frase sugestiva. "Yo soy muy caliente".

Nuevamente, la audiencia respondió con un vibrante grito que rompió toda la atención que ésta volcaba hacia el escenario, donde iban y venían bailarines, imágenes y luces.

Luego, al término de "Open Your Heart", donde Rocco, el hijo de la diva, sacó sus mejores pasó de break dance, Madonna pidió agua y, mientras la bebía por un popote, pidió al público corear una frase que nadie entendió.

Al darse cuenta de ello, le preguntó a su congregación de fieles, en las filas delanteras, si sabían inglés.

Unos cuantos le respondieron que no, entonces, arremetió contra ellos al decirles que si no sabían el idioma mejor se callaran.

En lugar de tomarlo a mal, el auditorio aceptó el comentario de forma alegre, y este sentimiento aumentó cuando, nuevamente en español, la estrella indicó todo el amor que sentía por sus seguidores.

Dedictoria a fan

Así, pasó a interpretar "Spanish Lessons", pieza fuera del setlist del MDNA Tour, que dedicó a Fernando, un fan de las primeras filas de pista; luego, hizo lo mismo con Alison, a quien le cantó "Masterpiece".

Aunque ya había mucha emoción en el estadio de béisbol, el momento climático llegó cuando la estadounidense interpretó "Vogue" y "Human Nature", donde regaló a la gente una manzana que había mordido.

Para "Like a Virgin", con un arreglo muy sensual en piano, bailoteó en ropa interior.

"Celebration" concluyó el show de Madonna a las 00:45 horas, con un murmullo alzado en la edificación, por parte de las personas, quienes aseguraban haber vivido un espectáculo único.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios